Casa Jäger busca candidatos para asistir a su próxima fiesta

Que las mejores fiestas transcurren en casa, cuando la cosa sale de madre, es un dogma como que David Hasselhoff tiene pecho palomo. Que si la fiesta comienza fuera de madre el final será apoteósico es como el valor en el sastre de Paco Clavel: se supone inherente. Por eso, una fiesta en la Casa Jäger con Buzzcocks tocando en directo es la excusa perfecta para dejarlo todo atado, despedirse de los compañeros de trabajo y decirle a tu madre que no te espere el viernes a comer.

(Advertorial) Continue reading