04 febrero, 2013
1

Andrés Lozano: los dibujos de un enamorado de los cuadernos

Por Mar Abad ( @marabad )

andres

Es un comprador compulsivo de cuadernos. Pero, además, Andrés Lozano ilustra, pinta, diseña, y hace animación, fotos y fanzines.

Dice Lozano que, cuando dibuja, se inspira “en un montón de cosas muy distintas”. “El arte, la música, el cine y la propia ilustración. Voy cogiendo elementos de distintos artistas que me gustan y mezclándolos con mi propio estilo. De todas formas, todas estas referencias no se reflejan directamente en mi trabajo. Por ejemplo, Jean Michel Basquiat es probablemente mi artista favorito. Sin embargo, no influye directamente en mis ilustraciones (puede ser porque nunca me ha gustado demasiado copiar ni dibujos de otros artistas, ni de la realidad)”.

En ilustración y diseño asegura fijarse en “el estilo de los años 50 y 60 (Jim Flora, Hervé Morvan, Saul Bass…), y soy fan incondicional de todas las publicaciones de Nobrow Press. También me gusta mucho el cine, y sobre todo la estética del cine negro americano y las películas de la nouvelle vague, especialmente Jean-Pierre Melville. Además, me encantan los grabados de los pintores expresonistas alemanes”.

El madrileño se suma a la legión de que vive frente al ordenador. “Últimamente estoy trabajando, sobre todo, en digital (¡Viva el Photoshop!). De todas formas, el dibujo a mano es una parte muy importante de mi proceso. Me resulta mucho más natural plasmar así las ideas que desarrollo después en la ilustración final. Aparte de eso, me encanta dibujar, ya sea en uno de los muchos cuadernos de bocetos que tengo o en los márgenes, las mesas, las servilletas…”.

a3

Lozano se cruzó con Yorokobu el día que envió su propuesta de portada para el concurso Hazlo tú, que convocan de manera conjunta Volkswagen y Yorokobu. Presentó un invernadero. Estas estructuras fascinan al madrileño. Le gusta la arquitectura que guarda naturaleza en su interior y de ahí, probablemente, surgió la conexión. Una revista, Yorokobu, como un invernadero donde algo crece. Las plantas o la revista. Lo mismo da.

El edificio de la portada es, según el madrileño, una metáfora de esta publicación. Y lo llenó de personajes “para hacerlo más literal”. Más humano, también, aunque no fuese el propósito. Más cercano, más personal.

Hay quien corre por el edificio. Hay quien rueda en bici. Quien está sentado a solas. Quien se sienta acompañado. “Quería reflejar la temática de la revista. De nada en concreto y de todo en general”, dice Lozano. “Pretendía mostrar la diversidad”.

Lo primero fueron las plantas. En la escena mental del ilustrador aparecieron desde el principio. Plantas en su color más básico, verde. Después llegó el resto del color. “Tonos luminosos para que diera la sensación de primavera o verano”. La portada se llenó de luz cálida y ahí predominó una especie de madera. “No me gusta mezclar muchos colores”, apunta el diseñador, pintor y experto en animación.

Esta portada se impuso sobre las casi 600 piezas que participaron en el concurso Hazlo tú. El edificio se suma a su colección de trabajos nacidos de su “ligera obsesión por arquitecturas imposibles”.

p1

p2

cover

a1

a2

a4

a5

a6

a7

a8