22 febrero, 2011
3

Brasil quiere que la felicidad sea un derecho constitucional

Por Ximena Arnau

En breve comenzarán los carnavales y las calles y sambódromos brasileños se llenarán de gente con coloridos trajes, bailando y riendo. La felicidad que durante estos días desborda el país es uno de sus mayores reclamos. Pero ¿son realmente felices los brasileños? El gobierno del país pretende que sí y por eso estudia la aprobación de un proyecto de ley sobre la felicidad.

La ONG Happier Movement es una de las promotoras de la iniciativa. En declaraciones a The Telegraph, su director, Mauro Motoryn, señaló la importancia de un proyecto de este tipo en un país con un gran ‘gap’ entre ricos y pobres: “La felicidad no es un juego, la gente lo confunde con algo superfluo. Necesitamos atención médica de calidad, que no tenemos. Necesitamos una educación de calidad, que no tenemos”.

De aprobarse el proyecto, primero en el Senado y después en la Cámara Baja, el artículo seis de la Constitución brasileña se modificaría para incluir todos los derechos necesarios para ‘ser feliz’. Según BBC, el artículo en cuestión rezaría de la siguiente manera: “Son derechos sociales, esenciales para la búsqueda de la felicidad, la educación, la salud, la alimentación, el trabajo, la habitación, el descanso, la seguridad social, la protección a la maternidad y a la infancia y la asistencia a los desamparados”.

Con la aprobación del proyecto… ¿conseguirán ser felices los brasileños? Las voces más críticas con la iniciativa consideran que no por lo individual y subjetivo del concepto. Entre ellos se encuentra el abogado Renato Pacca: “Es evidente que el Estado brasileño debe cumplir con sus obligaciones, pero no necesita prometer el cielo y la tierra y podar la independencia del individuo en busca de su propia felicidad”, declaró a BBC.

Efectivo o no, con el proyecto de ley Brasil sigue la estela de otros países como Japón, que incluyen la felicidad como un derecho constitucional, o como Bután, pionero en instaurar un Índice de Felicidad Bruta, y cuyo ejemplo pretende seguir Reino Unido y Francia.

Imagen de InfoSur Hoy


             

¡Ahora hacemos libros!

  app_busqueda

Ahora, Brands and Roses, responsable de Yorokobu, también edita libros. Hemos empezado con dos referencias.

Cien Cocinas es un recorrido gastronómico por el Mediterráneo en el que Luis Palacio explica la historia y la receta de muchos de los platos más representativos de los países del viejo mar. Lo ilustra TemaBCN, estudio responsable de Ling, con más de 30 maravillosas infografías.

Era Tan Suave... comienza a lo bestia, con el asesinato del osito de Mimosín. A partir de ahí, una sucesión de iconos publicitarios como el Gigante Verde o Mr. Proper, se reparten los papeles en esta novela negra escrita por José Luis Moro e ilustrada por Juan Díaz-Faes.

Y las historias continúan...

Los relatos de Yorokobu no acaban aquí. Tenemos un par de replicantes en Facebook y Twitter. Y como somos gente de mundo, creamos sus clones allende los mares: Yorokobu América y @yorokobuamerica.

mail-open-

letter@2x

Newsletter

¿Quieres recibir en tu email un resumen de los contenidos de Yorokobu?
¡Suscríbete a nuestro newsletter! Realizamos dos envíos semanales. Tendrás que confirmar tu alta desde el email. Echa un ojo a la carpeta de Correo No Deseado, que a veces se pone muy quisquillosa.