12 marzo, 2010
3

Cómo crear tu propio código bidi

Por Marcus Hurst ( @marcushurst )

-3

Lo utiliza Banksy en sus obras de arte, las marcas juegan con ellas a menudo y hasta Yorokobu los incluye en los artículos de su revista impresa. Son los códigos BIDI o QR, en inglés. Esta tecnología, consolidada desde hace años en Japón, consiste en crear una especie de código de barras que al ser fotografiado en un soporte físico o en la red con un móvil, permite acceder directamente a contenidos extra como vídeos o páginas web.

Estos software están siendo comercializados por distintas compañías, pero también hay una forma de que los usuarios lo hagan ellos mismos. El Kaywa QR generator permite a una persona hacer su propio código BIDI desde casa. El proceso consiste en subir la url o información para linkar y la página genera un código  que se puede insertar a un blog (cómo el que puedes ver abajo) o un documento en papel.

qrcode

Visto en: PSFK


             

¡Ahora hacemos libros!

  app_busqueda

Ahora, Brands and Roses, responsable de Yorokobu, también edita libros. Hemos empezado con dos referencias.

Cien Cocinas es un recorrido gastronómico por el Mediterráneo en el que Luis Palacio explica la historia y la receta de muchos de los platos más representativos de los países del viejo mar. Lo ilustra TemaBCN, estudio responsable de Ling, con más de 30 maravillosas infografías.

Era Tan Suave... comienza a lo bestia, con el asesinato del osito de Mimosín. A partir de ahí, una sucesión de iconos publicitarios como el Gigante Verde o Mr. Proper, se reparten los papeles en esta novela negra escrita por José Luis Moro e ilustrada por Juan Díaz-Faes.

Y las historias continúan...

Los relatos de Yorokobu no acaban aquí. Tenemos un par de replicantes en Facebook y Twitter. Y como somos gente de mundo, creamos sus clones allende los mares: Yorokobu América y @yorokobuamerica.

mail-open-

letter@2x

Newsletter

¿Quieres recibir en tu email un resumen de los contenidos de Yorokobu?
¡Suscríbete a nuestro newsletter! Realizamos dos envíos semanales. Tendrás que confirmar tu alta desde el email. Echa un ojo a la carpeta de Correo No Deseado, que a veces se pone muy quisquillosa.