12 septiembre, 2012
1

El mapa humano de Londres

Por David Garcia ( @srgarcia )

La mezcla de razas y culturas hace que los apellidos tengan cada vez menos poder clasificador. Sin embargo, a día de hoy, siguen siendo una seña étnica identificativa muy potente. James Cheshire ha creado un mapa interactivo en el que muestra, de un vistazo, los apellidos más comunes en cada zona de Londres. A partir de ahí, el mosaico étnico y cultural se construye solo.

No tiene mucho misterio. Los seres humanos tiene tendencia a reunirse con sus semejantes. No es una ley inmutable, pero lo cierto es que la mayoría de personas se sienten más cómodas cuanto más se parezcan a quienes les rodean. Londres cuenta con multitud de barrios en los que una etnia ha echado raíces durante décadas hasta el punto de que ha marcado el aspecto y la forma de vida que se desarrolla en sus calles.

James Cheshire es profesor en el Centro Bartlett de Análisis Espacial Avanzado. Su grado en Geografía le ha llevado a investigar la distribución de apellidos a nivel nacional, en Reino Unido, y global. Ahora, ha decidido centrarse en la ciudad en la que desarrolla su trabajo. Para recopilar los datos, Cheshire ha utilizado un censo electoral de 2001 ya que, según su opinión, es una de las mejores bases de datos disponibles.

London Surnames en un servicio web que superpone 15 mapas interactivos con los apellidos más usados en Londres. Como explica el propio Cheshire en su blog, “hay 983 unidades geográficas en cada mapa, con un total de 15.000 tags de apellidos en el conjunto de mapas”. Es el tamaño de la tipografía lo que da una idea de la concentración de cada apellido en cada lugar. El color de los caracteres clasifica a los apellidos por etnias.

Para Cheshire, los datos más importantes que pueden extraerse del proyecto son que la popularidad de un apellido se reduce sensiblemente entre el primer y el segundo mapa, es decir, entre el apellido más usado y el segundo más utilizado. Otro dato que sorprende al británico es el número de ciudadanos de Londres comparten el mismo nombre, especialmente con sus vecinos más próximos.