02 octubre, 2009
0

Greenpeace convierte al primer ministro australiano en palabrota

Por Yorokobu

greenpeace1

Greenpeace advierte al primer ministro australiano, Kevin Rudd, de que si llega a un acuerdo “sucio” en la Conferencia sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (que se celebrará durante el mes de diciembre en Copenhague), su nombre se convertirá en una palabra “sucia”.

El ultimatum no puede ser más claro pero, por si queda alguna duda, la ONG expone varias situaciones en las que ‘Kevin’, ‘Rudd’ o ‘Kevin Rudd’ se convierten en un ‘socorrido taco’ con el que descargar tensión.