10 julio, 2012
18

Los cables submarinos que llevan internet a todo el mundo

Por Marcus Hurst ( @marcushurst )

La creciente utilización de dispositivos móviles para conectarse a internet puede llevar a pensar que el flujo de la red se está trasladando a las antenas y los satélites. Pero los datos muestran otra realidad bien distinta. Las venas que garantizan el funcionamiento mundial de la banda ancha, en realidad, se mueven por debajo del agua en cables de fibra óptica que cruzan océanos, mares y lagos.

Concretamente el 99% de las telecomunicaciones digitales entre continentes y países separados por el mar viajan de esta forma. Redes que se están viendo obligadas a multiplicarse para satisfacer la insaciable demanda de un mundo cada vez más conectado.

Infraestructura que permite que una orden de compra o un email pueda ir y volver en un cable que mide 6.000 kilómetros por debajo del mar en apenas 60 milésimas de segundo.

Telekom Egypt ha realizado un mapa que traza los principales cables submarinos que hacen posible que internet sea un fenómeno mundial interconectado. Analizar las rutas de estos cables no solo muestra cómo se mueve la información. Es también un indicador de los flujos de poder económico entre distintos continentes:

- La costa este del Reino Unido cuenta con una docena de cables por donde pasa la mayor parte de la información que viaja entre Estado Unidos y Europa. La práctica totalidad de estos cables converge en las proximidades del centro de poder financiero de Nueva York.

- Los cables, en muchos casos, imitan las rutas utilizadas por los buques de carga que transportan mercancía. En el Mediterráneo existe un autopista de cables que va desde España hasta Israel y Egipto. Estas autopistas de banda ancha reaparecen en el estrecho de Suez y a lo largo de todo el Mar Rojo y, posteriormente, en el golfo de Aden. Aquí se dividen en dos. Una parte sigue hacia India y de ahí hacia toda la zona de Tailandia y Singapur (uno de los mayores puertos del mundo). La otra parte se dirige a la zona de Kuwait, Arabia Saudi, Emiratos Arabes Unidos y Qatar, los principales productores de petróleo del mundo.

- Una de la zonas donde más proliferan los cables submarinos es en el área que va desde Singapur hasta Japón, pasando por Taiwan, Indonesia, Corea, Filipinas y China. Esta es la zona más transitada del mundo por los buques de carga que transportan mercancía de las fábricas del sur de Asia al resto del planeta. Este flujo de mercancía se ve reflejado también en la cantidad de fibra óptica que se encuentra en la zona.


- El 75% de la información que transporta esta infraestructura marina son datos. Solo el 4% del tráfico lo acaparan las llamadas de voz.

- Uno de los cables más importantes que pasa por España es el Columbus III que conecta Italia, Portugal, España y las Azores con Hollywood (Florida). El cable tiene una longitud de 9.900 kilómetros; parte desde Sicilia con una parada en Conil (España). La infraestructura fue construida en 1998 y es propiedad de 30 operadoras móviles.

- Las inmediaciones de Lisboa son una de las zonas donde más cables salen de Europa. De aquí parten casi todos los cables submarinos que conectan el norte del viejo continente con la Península Ibérica, y la infraestructura que conecta con las Islas Canarias, Cabo verde y rodea todo el continente africano. Por aquí pasa también el Atlantis 2 que crea un vínculo entre Lisboa, Canarias, Dakar, Cabo Verde, Brasil y Argentina con un total de 12.000 kilómetros de longitud. La infraestructura es propiedad de 30 operadoras, entre ellas Telefónica, Embratel, Verizon, Deutsche Telekom, France Telecom y Sonatel.

- Los cables submarinos también se emplean para uso nacional. Brasil cuenta con 7 cables instalados debajo del mar que conectan el norte del país con el sur, según el mapa.

- España tiene cables que conectan la península con Melilla (partiendo de Almería). Mallorca y Menorca cuentan también con su propia conexión directa. El Pencan-5 conecta la península con Gran Canaria y Tenerife. El Penbal 1: conecta Barcelona y Palma de Mallorca mientras que el Penbal-4 conecta Valencia con Ibiza. Francia cuenta con tres conexiones distintas que la unen con Córcega. Y esta, a su vez, tiene un cable que conecta con Cerdeña.

- Los cables también atraviesan lagos, como es el caso del cable del Lago de Michigan, que une una parte del estado de Wisconsin con Michigan. El Global West Network transporta banda ancha por mar entre San Francisco y San Diego en el estado de California.

- India y Pakistan han logrado dejar de lado sus habituales rencillas para formar parte del proyecto I ME WE, una enorme red de conexión submarina que empieza en Francia y acaba en India pasando por Arabia Saudi, Líbano, Egipto, Pakistan e Italia.

- No existe una conexión de fibra óptica directa entre Estados Unidos y Cuba, pero el ejército estadounidense ha anunciado que está trabajando para crear una línea entre Guantánamo y Florida que costará 40 millones de dólares. Una noticia que algunos han interpretado como una señal que el país no tiene ninguna intención de cerrar la prisión aunque ellos aseguren lo contrario. Esto no significa que Cuba esté completamente desconectada de internet. Cuenta con una conexión entre la isla y Venezuela, finalizada recientemente aunque por el momento solo está siendo utilizada por el gobierno. Debido a estas restricciones se accede a internet mayoritariamente por satélite, algo que encarece el servicio, sin contar además con la censura y el acceso restringido que se impone a la mayor parte de la población.

- Para personas que prefieren una alternativa abierta al mapa de Egypt Telekom existe Cable Map, que está intentando hacer algo similar de forma colaborativa.

Actualización:

Este interesante GIF animado muestra cómo se instalan los cables en el fondo marino.

Los cables submarinos del siglo 19

La fibra óptica poco tiene que ver con los cables que se utilizaban en el siglo 19 para transportar los telegramas, pero fue en está época donde por primera vez se recurrió a cables submarinos para conectar distintos continentes. Entre el año 1851 y 1853 se instalaron redes de telecomunicaciones submarinas entre Reino Unido e Irlanda, Dover y Calais y Orford Ness (UK) y la Haya (Holanda). Pero el verdadero cambio llegó con la instalación de cables transatlánticos, un hito que se consiguió entre 1865 y 1866.

Si comparamos la red de 1901 (ver mapa debajo) con la red actual, la diferencia no es tan grande como uno podría pensar. Buena parte de los trazados son exactamente iguales aunque se aprecia que la mayor parte del flujo ocurría entre Reino Unido y Estados Unidos. Asia, en cambio, tenía muy poca infraestructura comparada con la actualidad.

Fuentes: Wikipedia, Telekom Egypt, GigaOM


             

¡Ahora hacemos libros!

  app_busqueda

Ahora, Brands and Roses, responsable de Yorokobu, también edita libros. Hemos empezado con dos referencias.

Cien Cocinas es un recorrido gastronómico por el Mediterráneo en el que Luis Palacio explica la historia y la receta de muchos de los platos más representativos de los países del viejo mar. Lo ilustra TemaBCN, estudio responsable de Ling, con más de 30 maravillosas infografías.

Era Tan Suave... comienza a lo bestia, con el asesinato del osito de Mimosín. A partir de ahí, una sucesión de iconos publicitarios como el Gigante Verde o Mr. Proper, se reparten los papeles en esta novela negra escrita por José Luis Moro e ilustrada por Juan Díaz-Faes.

Y las historias continúan...

Los relatos de Yorokobu no acaban aquí. Tenemos un par de replicantes en Facebook y Twitter. Y como somos gente de mundo, creamos sus clones allende los mares: Yorokobu América y @yorokobuamerica.

mail-open-

letter@2x

Newsletter

¿Quieres recibir en tu email un resumen de los contenidos de Yorokobu?
¡Suscríbete a nuestro newsletter! Realizamos dos envíos semanales. Tendrás que confirmar tu alta desde el email. Echa un ojo a la carpeta de Correo No Deseado, que a veces se pone muy quisquillosa.