fbpx
21 de septiembre 2011    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Photoshop de antes del Photoshop: el falso pis del General Patton al cruzar el Rin

21 de septiembre 2011    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Esta es posiblemente una de las fotos más famosas de la II Guerra Mundial. Y, paradójicamente, también una de las más controvertidas, pues el original podría haber permanecido oculto durante casi 40 años bajo una supuesta versión trucada. Se trata del General George S. Patton orinando en el río Rin mientras lo cruzaba por un puente de pontones al entrar en Alemania, cerca de Oppehneim, el 24 de marzo de 1945.

Al igual que otros (como Winston Churchill, que hizo un gran espectáculo de su meada en territorio germano), el General Patton pensó que era un gesto de orgullo recordar con orina dorada la gloria de cruzar por vez primera el Rin, teniendo en cuenta la superioridad de los aliados sobre los alemanes.
Cuando Patton terminó de mear, cruzó al otro lado y tomó un poco de lodo de la rivera alemana del cauce, emulando a Guillermo I el Conquistador al desembarcar en Inglaterra en 1066 (uno de sus personajes históricos favoritos).
Luego cogió la radio y llamó a Eisenhower pidiendo más gasolina y suministros para sus tropas, abriendo la conversación con su famoso  «Estimado comandante, acabo de mear en el río Rin. Ahora envíeme un poco de gasolina…»


La afición de George S. Patton por aliviarse en las vía fluviales que cruzaba camino de Berlin no era nueva. Ya le vieron haciendo lo mismo cuando atravesó el Sena en Francia, en su cruzada por llegar antes a Alemania que su colega el general británico Montgomery.
En aquella ocasión se adelantó en su jeep de combate sobre la vanguardia del Tercer Ejército norteamericano para orinar sobre el río francés y seguir rumbo a Metz plenamente descargado. Pero no fue inmortalizado en esa ocasión. En este caso sí, pero algo falló.
Parece que el fotógrafo plasmó realmente al explosivo Patton con un poquito de la mecha sacada…pero sin echar ni gota ni gota (cosas de la edad y de que te miren cuando orinas, es de suponer). Para construir un momento culmen con toda la amplitud de un mito militar (y no a un señor mayor enseñando la minga) algún analista gráfico avezado pensó que sería buena idea que se viera un buen chorrazo ganador saliendo de la vejiga de Patton, así que la trucaron para que eso pareciera.
Nunca se informó que la fotografía había sido sutilmente modificada y que ese chorro no era del General Patton, sino de un proto-amante del Photoshop que había superpuesto el líquido. Así lo afirma la web de coleccionismo de fotografía laughingravy21, que pone a la venta las dos instantáneas para comparar.

“Se darán cuenta que la foto que durante tantos años ha estado circulando está mal desvanecida, lo que fue causado probablemente por la creación de copias de los negativos”. En esta web estiman que la foto que se distribuyó finalmente podría ser la cuarta o la quinta generación de la original, varias copias falsas con distintos arcos de meada que luego se convertirían en iconos apreciados y compartidos por los militares norteamericanos desde la Segunda Guerra Mundial.
De hecho esta foto ha estado flotando alrededor de las organizaciones de veteranos y por las bases militares desde hace 70 años. Sin embargo el original de la foto, donde la luz de gas gana a la orina, fue publicada por primera vez a principios de 1980 en un reportaje sobre Patton y, además de desaparecer el chorrito, aparecía sin recortar un oficial de vanguardia de Patton, el teniente coronel Charles Codman.
Codman era una ex aviador del Escuadrón 96 que hizo de ayudante de campo de Patton en esos días. También surgió una versión original coloreada a mano donde no quedaba ni rastro de la micción.
Para no destrozar el mito cuando la foto verdadera salió a principios de los 80 se dijo que esta foto había sido censurada por el ejército, que borró la parte líquida del asunto en pos de lo políticamente correcto de nuestros tiempos modernos, cuando la realidad era simplemente que el fotógrafo que inmortalizó tan magno momento se adelantó o se atrasó al acto en sí.
Para comprobarlo fehacientemente, la web Laughingravy21 pone a la venta ambas fotos a un tamaño de 8 «x 10» y por sólo 16.49 $, que no es dinero por tener a George S. Patton, uno de los personajes más estrambóticos de la historia militar, colgado y meando victorioso en el salón.
Con o sin chorrito, según le guste a cada uno.

La foto original, coloreada, de aquí
Foto de Patton trucada, de aquí
Fuente: laughingravy21


Esta es posiblemente una de las fotos más famosas de la II Guerra Mundial. Y, paradójicamente, también una de las más controvertidas, pues el original podría haber permanecido oculto durante casi 40 años bajo una supuesta versión trucada. Se trata del General George S. Patton orinando en el río Rin mientras lo cruzaba por un puente de pontones al entrar en Alemania, cerca de Oppehneim, el 24 de marzo de 1945.

Al igual que otros (como Winston Churchill, que hizo un gran espectáculo de su meada en territorio germano), el General Patton pensó que era un gesto de orgullo recordar con orina dorada la gloria de cruzar por vez primera el Rin, teniendo en cuenta la superioridad de los aliados sobre los alemanes.
Cuando Patton terminó de mear, cruzó al otro lado y tomó un poco de lodo de la rivera alemana del cauce, emulando a Guillermo I el Conquistador al desembarcar en Inglaterra en 1066 (uno de sus personajes históricos favoritos).
Luego cogió la radio y llamó a Eisenhower pidiendo más gasolina y suministros para sus tropas, abriendo la conversación con su famoso  «Estimado comandante, acabo de mear en el río Rin. Ahora envíeme un poco de gasolina…»


La afición de George S. Patton por aliviarse en las vía fluviales que cruzaba camino de Berlin no era nueva. Ya le vieron haciendo lo mismo cuando atravesó el Sena en Francia, en su cruzada por llegar antes a Alemania que su colega el general británico Montgomery.
En aquella ocasión se adelantó en su jeep de combate sobre la vanguardia del Tercer Ejército norteamericano para orinar sobre el río francés y seguir rumbo a Metz plenamente descargado. Pero no fue inmortalizado en esa ocasión. En este caso sí, pero algo falló.
Parece que el fotógrafo plasmó realmente al explosivo Patton con un poquito de la mecha sacada…pero sin echar ni gota ni gota (cosas de la edad y de que te miren cuando orinas, es de suponer). Para construir un momento culmen con toda la amplitud de un mito militar (y no a un señor mayor enseñando la minga) algún analista gráfico avezado pensó que sería buena idea que se viera un buen chorrazo ganador saliendo de la vejiga de Patton, así que la trucaron para que eso pareciera.
Nunca se informó que la fotografía había sido sutilmente modificada y que ese chorro no era del General Patton, sino de un proto-amante del Photoshop que había superpuesto el líquido. Así lo afirma la web de coleccionismo de fotografía laughingravy21, que pone a la venta las dos instantáneas para comparar.

“Se darán cuenta que la foto que durante tantos años ha estado circulando está mal desvanecida, lo que fue causado probablemente por la creación de copias de los negativos”. En esta web estiman que la foto que se distribuyó finalmente podría ser la cuarta o la quinta generación de la original, varias copias falsas con distintos arcos de meada que luego se convertirían en iconos apreciados y compartidos por los militares norteamericanos desde la Segunda Guerra Mundial.
De hecho esta foto ha estado flotando alrededor de las organizaciones de veteranos y por las bases militares desde hace 70 años. Sin embargo el original de la foto, donde la luz de gas gana a la orina, fue publicada por primera vez a principios de 1980 en un reportaje sobre Patton y, además de desaparecer el chorrito, aparecía sin recortar un oficial de vanguardia de Patton, el teniente coronel Charles Codman.
Codman era una ex aviador del Escuadrón 96 que hizo de ayudante de campo de Patton en esos días. También surgió una versión original coloreada a mano donde no quedaba ni rastro de la micción.
Para no destrozar el mito cuando la foto verdadera salió a principios de los 80 se dijo que esta foto había sido censurada por el ejército, que borró la parte líquida del asunto en pos de lo políticamente correcto de nuestros tiempos modernos, cuando la realidad era simplemente que el fotógrafo que inmortalizó tan magno momento se adelantó o se atrasó al acto en sí.
Para comprobarlo fehacientemente, la web Laughingravy21 pone a la venta ambas fotos a un tamaño de 8 «x 10» y por sólo 16.49 $, que no es dinero por tener a George S. Patton, uno de los personajes más estrambóticos de la historia militar, colgado y meando victorioso en el salón.
Con o sin chorrito, según le guste a cada uno.

La foto original, coloreada, de aquí
Foto de Patton trucada, de aquí
Fuente: laughingravy21

Compártelo twitter facebook whatsapp
The show must ‘green’ on
Un «buscando a Wally» a lo Primavera Sound
Nopo Cameras: fotografía de madera y película
Alcanzar la gloria hoy es convertirse en muñeco
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *