21 agosto, 2014
13

La economía de ‘Star Trek’, ¿alternativa perfecta al capitalismo?

Economía y mucho mucho 'Star Trek'. Dos ingredientes que han llevado a un inversor y escritor neoyorquino a plantear una posible alternativa al capitalismo

Por Pilar Chacón

La saga de ciencia ficción más conocida de la tele ya no sirve solo para entretener. A Rick Webb, inversor y escritor neoyorquino, el hecho de revisitar episodios y películas de Star Trek le ha llevado a pensar también en términos económicos. ¿Cómo sería vivir en un mundo sin dinero, sin escasez y donde las personas pudieran elegir si trabajan o no?

Todo comenzó entre 2012 y 2013, cuando la novia de Webb le confesó que no había visto ningún episodio de la mítica Star Trek. Al economista le debió parecer un delito porque, poco tiempo después, la pareja se encontró en el sofá, enfrente de la caja tonta, siguiendo las aventuras del capitán Kirk.

Webb pensó que podría aprovechar esta segunda toma de contacto para fijarse en otros detalles. Al principio, se le ocurrió fotografiar las escenas para subirlas a un blog. La labor resultaba de lo más tediosa, así que acabó pensando en el modelo económico que podría imperar en la Federación. Ya lo dijo el joven oficial Tom Paris en la serie de los años noventa: en el siglo XXII, el capitalismo no existe. Otro modelo económico ha ocupado su lugar.

tom paris

La economía «proto post-escasez». Así lo ha bautizado Webb. Una especie de socialismo europeo avanzado en el que nadie tiene que trabajar – salvo que así lo quiera -, y en el que no existe el dinero porque no es necesario.

Aunque de primeras suena utópica, la economía de la serie de ciencia ficción no pinta tan mal. Hay que imaginarse un mundo en el que el gobierno otorga a cada ciudadano lo necesario para vivir bien. No hay escasez de recursos porque la tecnología está lo suficientemente avanzada como para hacer copias de todo – precisamente, la función que tienen los replicadores -, y por tanto, los ciudadanos no necesitan ganarse el pan con el sudor de su frente.

replicador

Es necesario olvidarse del dinero porque, aunque existe, el ciudadano decide si tenerlo o no. Al igual que hoy cualquiera puede poseer bitcoines. El gobierno no lleva la contabilidad nacional con monedas y billetes, sino a través de la energía que cada ciudadano consume. Si trabaja, recibe una mayor cantidad de energía. También se respeta la libertad individual, así como la propiedad privada. Como ejemplos de ello, el bar de Quark o el restaurante del padre de Benjamin Sisko, capitán en Star Trek: Espacio Profundo 9.

La economía de Star Trek es anterior a la posescasez porque todavía hay hambre en el planeta. Aun así, Webb lo deja bien claro: «la Federación no tiene unidad de moneda, no tiene dinero y la sociedad se preocupa por los bienes sociales y la mejora personal».

Un modelo que a muchos estadounidenses (y liberales de todo el mundo) les podría resultar atractivo, ya que la economía estelar mantiene la libertad y las eficiencias del mercado que otorga el capitalismo, sin necesidad de una planificación centralizada. «También cuenta con el beneficio de repartir el sobrante de productividad de una forma más equitativa. [Es] una visión optimista de la sociedad, que muestra un camino por los temas que hoy preocupan a la gente».

star trek americano

Webb no ha sido el único que ha tratado de encasillar el sistema económico de la famosa saga. Entre los fans eruditos de Star Trek, se ha dicho que los personajes podrían moverse en el entorno de una economía participativa, aquella en que la sociedad consensúa la cantidad de bienes y servicios que se producen y las jerarquías quedan eliminadas.

También se ha hablado, claro está, de comunismo, precisamente porque el dinero no se utiliza y todo el mundo disfruta de lo necesario para vivir. Además, la economía está centralizada: la Federación es dueña de los medios de producción y se encarga de definir cómo se producen los bienes y servicios que necesitan los distintos miembros de la sociedad.

Opciones todas ellas que Webb rechaza. En Star Trek, almirantes, comandantes, oficiales y capitanes revelan que sí existen jerarquías, y la propiedad privada también tiene un hueco en la sociedad del señor Spock. De bolcheviques espaciales, nada.

star trek equipo

Webb tiene un sueño: «Me encantaría que a uno o dos de los guionistas de Star Trek, especialmente a los de Espacio Profundo 9, los tuvieran en cuenta». Fue en esta serie en la que se vivieron los momentos más económicos de la saga, debido a que la estación espacial estaba cerca de un planeta que parecía más capitalista que la propia Tierra. Toda una teoría económica que podría ser lo menos imaginario de una serie que, por lo demás, es pura ciencia ficción.

———————————

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Collider, Photobucket, Animation Dynamics, Rob Speed, y Static Guim.