20 agosto, 2012
5

¿Y si la receta fuera mejor que la tarta?

Por Mar Abad ( @marabad )

Los límites entre el huevo y la poesía se rompen en el borde de un bol. Las corcheas baten la clara hasta convertirla en espuma. La luz mezcla la harina y se hace la masa. Llegan entonces las ciruelas. Se arman en filas como lo haría un ejército. La tarta entra en el horno. La espera es interminable…

Thomas Blanchard explica así la receta de una tarta de ciruelas. Quería crear “una sensación de hambre, de deseo, de glotonería”, apunta el realizador. “Me gustaría que las personas que vean el vídeo digan: Qué hambre. Qué delicioso. Quiero una tarta de ciruela”.

El francés utilizó un formato cinemascope para “darle un sentido más artístico” a la receta. “Usé After Effects para colorear el vídeo y utilicé Boujou para seguir los movimientos”.

La música procede de los años 50. De aquella época en la que EEUU llenó el mundo de azúcar con su rhythm and blues. Es la guinda del pastel. Sincerely, de The Moonglows.

¡Ñam!

(Gracias por la pista, @josehoyos81)

 


             

¡Ahora hacemos libros!

  app_busqueda

Ahora, Brands and Roses, responsable de Yorokobu, también edita libros. Hemos empezado con dos referencias.

Cien Cocinas es un recorrido gastronómico por el Mediterráneo en el que Luis Palacio explica la historia y la receta de muchos de los platos más representativos de los países del viejo mar. Lo ilustra TemaBCN, estudio responsable de Ling, con más de 30 maravillosas infografías.

Era Tan Suave... comienza a lo bestia, con el asesinato del osito de Mimosín. A partir de ahí, una sucesión de iconos publicitarios como el Gigante Verde o Mr. Proper, se reparten los papeles en esta novela negra escrita por José Luis Moro e ilustrada por Juan Díaz-Faes.

Y las historias continúan...

Los relatos de Yorokobu no acaban aquí. Tenemos un par de replicantes en Facebook y Twitter. Y como somos gente de mundo, creamos sus clones allende los mares: Yorokobu América y @yorokobuamerica.

mail-open-

letter@2x

Newsletter

¿Quieres recibir en tu email un resumen de los contenidos de Yorokobu?
¡Suscríbete a nuestro newsletter! Realizamos dos envíos semanales. Tendrás que confirmar tu alta desde el email. Echa un ojo a la carpeta de Correo No Deseado, que a veces se pone muy quisquillosa.