0

Si te vuelvo a ver pintar un corazón de tiza en la portada de Yorokobu…