26 febrero, 2013
8

Una valla publicitaria que convierte humedad en agua potable en Perú

Por Mar Abad ( @marabad )

agua

Lima vive al lado del desierto. La tierra es árida y el cielo, absolutamente húmedo. Rara vez llueve en la capital de Perú, pero el aire suele estar cargado de agua. Tanto que, a veces, puede elevar los niveles de humedad atmosférica hasta el 98%. El agua rebosa en el ambiente pero le cuesta caer al suelo y convertirse en líquido para beber.

Estos son los asuntos en los que la naturaleza pide ayuda a la tecnología. La Universidad de ingeniería y tecnología de Lima (UTEC) ha creado una valla que capta la humedad de la atmósfera para convertirla en agua potable apta para el consumo.

El dispositivo tiene cinco generadores que, mediante un sistema de ósmosis inverso, purifica la humedad del ambiente y la convierte en agua en perfectas condiciones para el consumo humano. El agua va a un tanque con una capacidad de almacenamiento de casi 100 litros diarios y de ahí, a través de un caño, la van tomando, de forma gratuita, los vecinos de la localidad de Bujaca.

Este panel, situado en el kilómetro 89,5 de la autopista Panamericana Sur, ha sido creado por la agencia de publicidad Mayo DraftFCB Perú junto a la universidad de ingeniería de Lima. El propósito de la valla es mostrar las aplicaciones y los beneficios de la tecnología en la vida diaria. Es la forma con la que este centro educativo quiere animar a los estudiantes a cursar especialidades tecnológicas.

El panel, de 20 metros de altura, lleva tres meses funcionando y en este tiempo se ha incorporado a la vida de las personas que viven alrededor. El director creativo del proyecto, Alejandro Aponte, destaca que lo más interesante de la valla es que está proporcionando agua potable a una comunidad que antes no tenía y eso les está haciendo pensar que, más adelante, podrían implantar más dispositivos en otras zonas de la ciudad.

Lo destacable de este proyecto, además, es mostrar que la publicidad y el marketing pueden resultar más efectivos cuando se les añade un carácter social o contribuyen a un fin solidario. La población lo exige a las marcas cada vez más. Y los resultados no dejan duda. La comunicación asociada a un beneficio para una comunidad no se olvida.

“Estamos apostando por soluciones de publicidad efectivas y tecnológicas, aprovechando las ventajas de la ingeniería y el medio ambiente”, apunta Juan Donalisio, coautor de la pieza, en el texto de presentación de la valla.

a2

a3

a4

a5

a6


             

¡Ahora hacemos libros!

  app_busqueda

Ahora, Brands and Roses, responsable de Yorokobu, también edita libros. Hemos empezado con dos referencias.

Cien Cocinas es un recorrido gastronómico por el Mediterráneo en el que Luis Palacio explica la historia y la receta de muchos de los platos más representativos de los países del viejo mar. Lo ilustra TemaBCN, estudio responsable de Ling, con más de 30 maravillosas infografías.

Era Tan Suave... comienza a lo bestia, con el asesinato del osito de Mimosín. A partir de ahí, una sucesión de iconos publicitarios como el Gigante Verde o Mr. Proper, se reparten los papeles en esta novela negra escrita por José Luis Moro e ilustrada por Juan Díaz-Faes.

Y las historias continúan...

Los relatos de Yorokobu no acaban aquí. Tenemos un par de replicantes en Facebook y Twitter. Y como somos gente de mundo, creamos sus clones allende los mares: Yorokobu América y @yorokobuamerica.

mail-open-

letter@2x

Newsletter

¿Quieres recibir en tu email un resumen de los contenidos de Yorokobu?
¡Suscríbete a nuestro newsletter! Realizamos dos envíos semanales. Tendrás que confirmar tu alta desde el email. Echa un ojo a la carpeta de Correo No Deseado, que a veces se pone muy quisquillosa.