fbpx
29 de noviembre 2011    /   IDEAS
por
 

1 vídeo divertido => 1€ para niños pobres

29 de noviembre 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los gatitos no tienen demasiada competencia en YouTube. Puede que tan solo le quiten visitas (cientos de miles de visitas) los bebés. Muchos de estos vídeos recorren el mundo y, a menudo, acumulan millones de visitas. Y un día alguien se preguntó: “¿Y si cada visionado fuese un euro destinado a una causa social?”.

Nació así un proyecto, llamado Pedrito y el vídeo del millón de pesos, destinado a recaudar fondos para una ONG llamada Fundación Pascua, que ayuda a personas que viven en la pobreza o miseria extrema.

La historia comenzó, en realidad, hace algo menos de un año. El publicitario Siki se fue a América Latina durante seis meses. Viajó por varios países con la intención de conocer ese lugar y vivir con esa gente. Eso hizo. Y tomó fotos. Y rodó vídeos.

A su vuelta quedó con Nicko Nogués. Le enseñó el vídeo de un niño tocando una canción. Era el típico clip que podría rodar y rodar acumulando visitas porque resultaba divertido. “Siki quería hacer algo con ese vídeo. Pretendía utilizarlo para ayudar a la fundación a recaudar fondos. Me propuso hacer algo juntos y no lo dudé un segundo”, cuenta el publicitario.

Planearon lanzar una campaña animando a todas las personas que lo vieran a donar un euro, un dólar o un peso y que la cantidad recaudada fuera íntegramente a la Fundación Pascua.

“A la mayoría de la gente le gusta ver esos vídeos y reírse con las trastadas de los pequeños”, dice Nogués en el documento de presentación del proyecto. “Una vez ven el clip, con suerte, algunos lo comparten y allí acaba todo. Pero de ahí surge una pregunta: ¿Y si todos los views que tiene esos vídeos se pudieran cambiar por dinero para ayudar a otros niños? ¿Te imaginas que se pudieran cambiar cada uno de los views de uno solo de esos vídeos por euros, dólares o pesos? Y eso fue lo que hicimos. Imaginar por un momento que si el vídeo de Siki alcanzaba los diez mil views. Eso serían diez mil euros. Una cantidad nada desdeñable con la que la fundación podría hacer muchas cosas, para que así sonrían también los niños a los que ayuda”.

La recolecta no acaba aquí. Los dos publicitarios se han propuesto implicar a las marcas. Dicen que este “experimento” sirve también para medir el “cambio de mentalidad de las marcas”. “¿Cuánto estaría dispuesta a pagar una marca para firmar una campaña de este tipo”, se preguntan.

“Creemos que en los tiempos que corren, en los que cada vez más marcas hablan de ser más humanas y acercarse más a las personas, acciones como la que estamos proponiendo, con una autenticidad y un valor social añadidos, deberían interesar a alguna compañía”.

La web de Pedrito y el vídeo del millón de pesos muestra otros vídeos de niños que ya han acumulado cientos de miles de visitas.

Los gatitos no tienen demasiada competencia en YouTube. Puede que tan solo le quiten visitas (cientos de miles de visitas) los bebés. Muchos de estos vídeos recorren el mundo y, a menudo, acumulan millones de visitas. Y un día alguien se preguntó: “¿Y si cada visionado fuese un euro destinado a una causa social?”.

Nació así un proyecto, llamado Pedrito y el vídeo del millón de pesos, destinado a recaudar fondos para una ONG llamada Fundación Pascua, que ayuda a personas que viven en la pobreza o miseria extrema.

La historia comenzó, en realidad, hace algo menos de un año. El publicitario Siki se fue a América Latina durante seis meses. Viajó por varios países con la intención de conocer ese lugar y vivir con esa gente. Eso hizo. Y tomó fotos. Y rodó vídeos.

A su vuelta quedó con Nicko Nogués. Le enseñó el vídeo de un niño tocando una canción. Era el típico clip que podría rodar y rodar acumulando visitas porque resultaba divertido. “Siki quería hacer algo con ese vídeo. Pretendía utilizarlo para ayudar a la fundación a recaudar fondos. Me propuso hacer algo juntos y no lo dudé un segundo”, cuenta el publicitario.

Planearon lanzar una campaña animando a todas las personas que lo vieran a donar un euro, un dólar o un peso y que la cantidad recaudada fuera íntegramente a la Fundación Pascua.

“A la mayoría de la gente le gusta ver esos vídeos y reírse con las trastadas de los pequeños”, dice Nogués en el documento de presentación del proyecto. “Una vez ven el clip, con suerte, algunos lo comparten y allí acaba todo. Pero de ahí surge una pregunta: ¿Y si todos los views que tiene esos vídeos se pudieran cambiar por dinero para ayudar a otros niños? ¿Te imaginas que se pudieran cambiar cada uno de los views de uno solo de esos vídeos por euros, dólares o pesos? Y eso fue lo que hicimos. Imaginar por un momento que si el vídeo de Siki alcanzaba los diez mil views. Eso serían diez mil euros. Una cantidad nada desdeñable con la que la fundación podría hacer muchas cosas, para que así sonrían también los niños a los que ayuda”.

La recolecta no acaba aquí. Los dos publicitarios se han propuesto implicar a las marcas. Dicen que este “experimento” sirve también para medir el “cambio de mentalidad de las marcas”. “¿Cuánto estaría dispuesta a pagar una marca para firmar una campaña de este tipo”, se preguntan.

“Creemos que en los tiempos que corren, en los que cada vez más marcas hablan de ser más humanas y acercarse más a las personas, acciones como la que estamos proponiendo, con una autenticidad y un valor social añadidos, deberían interesar a alguna compañía”.

La web de Pedrito y el vídeo del millón de pesos muestra otros vídeos de niños que ya han acumulado cientos de miles de visitas.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La justicia a partir de las series de Netflix
Diez buenas ideas para soportar las elecciones más aburridas de la historia
A ver qué me llevas
¿Un Gobierno más transparente?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *