29 de noviembre 2011    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

10 cosas extrañísimas que se pueden encontrar en Amazon

29 de noviembre 2011    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Pasemos página. El catálogo de regalos de El País Semanal es algo elitista y trillado, hecho para estómagos acostumbrados a manejarse por los mismos senderos una y otra vez. La vocación de servicio público que tiene Yorokobu obliga a los que aquí trabajamos a, de cuando en cuando, investigar cual polilla en armario para encontrar aquello que pueda resultar de utilidad a nuestros lectores. Dadas las fechas que se acercan -Hanukkah, como todos saben-, les traemos una lista para todos los bolsillo, una relación con lo mejor que se puede encontrar en Amazon.

10. Un cerdo de goma

Ya no hay excusa para no decorar el hogar. Por sólo diez pavos y medio, Amazon ofrece un magnífico cochino de goma -el perfecto complemento al pollo de goma con polea-, resistente al agua y a los mordiscos de los hambrientos. Ideal para esas noches de soledad, en la que apetece algo de compañía en el sofá, bajo la manta.

 

9. Tiritas de bacon

Como recordarán de aquellas entrañables lecciones de ciencias naturales en primaria, los cerdos de goma, una vez sacrificados en una matanza, se transformas en ricas viandas. Una de ellas son las tiritas de bacon, un productos totalmente libre de grasa más que adecuado para los rasguños que quiere pasar totalmente percibidos.

 

8. Camiseta de perro labrador (poco mordedor)

Las camisetas se han instaurado como un elemento de autoexpresión de la sociedad contemporánea. Condensan todo tipo de mensajes y sentimientos en menos de 200 gramos de algodón. Si lo que quieren decir al mundo es «soy un perro labrador», signifique eso lo que signifique, Amazon tiene una camiseta con la cara de uno de estos canes por menos de 20 dólares. El diseño está tan depurado que parece que el perro puede babearte en cualquier momento.

 

7. Testículos de látex

Pasó de moda reducir el estrés con dinosaurios de goma. La nueva tendencia es estrujar unas pelotas de látex. Por 114 dólares, un precio quizás algo elevado para un par de huevos, dispondrán de una herramienta para poder estar tocando los cojones de manera continuada y sin molestar a nadie. Por un mundo menos crispado.

 

6. Colección de cucharas del 3er. Reich

La navidad no es navidad si no se regala colonia chunga o un libro. Pueden aturdir al regalado con un libro de Carlos Ruiz Zafón o desviarse a lugares menos comunes y un tanto inquietantes como el que propone el autor James A. Yannes y su Colección de Cucharas del Tercer Reich, un volumen de 228 páginas acerca de cómo mover el té de las cinco con el mismo objeto que un exterminador de razas.

 

5. Pis de lobo

A pesar de que se vende como repelente de ciervos, la ausencia de éstos en entornos urbanos abre un mundo de posibilidades de uso que corren a cargo de la imaginación de cada cual. Un must have.

 

4. Un culo de ciervo

Si, erróneamente como van a ver, optaron por prescindir del pis de lobo, cabe la posibilidad de que Bambi se haya colado en su terreno. Si consiguieron abatir a ese bastardo, bien por ustedes. Si por el contrario, la puntería es para ustedes un bien que nunca alcanzarán, pueden conseguir sencillamente un trasero de ciervo para colgar junto al retrato familiar de la comunión de su hija. ¡Y por menos de 100 dólares!

 

3. Una ordeñadora para neomamás

Lo que viene a ser un sacaleches deluxe. Si usted es una mujer de tu tiempo, de esas que incluso ha optado por prescindir de la baja maternal para poder satisfacer las exigencias laborales, éste es su fiel compañero. Una ordeñadora manos libres que permite que sus reservas de leche puedan ser conveniente vaciadas sin necesidad de dejar de actualizar su estado de Facebook. Por 34 euros de mierda.

 

2. Uranio

Hay personas cuyas inquietudes se balancean entre salir a correr por el paseo marítimo o meter barcos en botellas de vidrio. Sin embargo, hay gente con aficiones diferentes. Si lo suyo es la fisión nuclear, ¡qué menos que contar con un poco de uranio en el armario de los productos de limpieza! En realidad, sentimos defraudarles, pero este uranio es de baja radioactividad. Vamos, que provoca cáncer, pero poco. Pero para 40 dólares que vale, qué le vamos a pedir…

 

1. Un ataúd

No sé si es más inquietante que entre sus características diga que está «hecho con amor y cariño», que «las instrucciones sean sencillas de seguir» o que esté en la sección de Salud y Cuidado Personal. ¿Ventajas? Viene sin pintar para poder darle su toque personal. El problema es que, de momento, no hacen envíos a España. Esperemos que la apertura de Amazon España solucione este inconveniente problema.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Pasemos página. El catálogo de regalos de El País Semanal es algo elitista y trillado, hecho para estómagos acostumbrados a manejarse por los mismos senderos una y otra vez. La vocación de servicio público que tiene Yorokobu obliga a los que aquí trabajamos a, de cuando en cuando, investigar cual polilla en armario para encontrar aquello que pueda resultar de utilidad a nuestros lectores. Dadas las fechas que se acercan -Hanukkah, como todos saben-, les traemos una lista para todos los bolsillo, una relación con lo mejor que se puede encontrar en Amazon.

10. Un cerdo de goma

Ya no hay excusa para no decorar el hogar. Por sólo diez pavos y medio, Amazon ofrece un magnífico cochino de goma -el perfecto complemento al pollo de goma con polea-, resistente al agua y a los mordiscos de los hambrientos. Ideal para esas noches de soledad, en la que apetece algo de compañía en el sofá, bajo la manta.

 

9. Tiritas de bacon

Como recordarán de aquellas entrañables lecciones de ciencias naturales en primaria, los cerdos de goma, una vez sacrificados en una matanza, se transformas en ricas viandas. Una de ellas son las tiritas de bacon, un productos totalmente libre de grasa más que adecuado para los rasguños que quiere pasar totalmente percibidos.

 

8. Camiseta de perro labrador (poco mordedor)

Las camisetas se han instaurado como un elemento de autoexpresión de la sociedad contemporánea. Condensan todo tipo de mensajes y sentimientos en menos de 200 gramos de algodón. Si lo que quieren decir al mundo es «soy un perro labrador», signifique eso lo que signifique, Amazon tiene una camiseta con la cara de uno de estos canes por menos de 20 dólares. El diseño está tan depurado que parece que el perro puede babearte en cualquier momento.

 

7. Testículos de látex

Pasó de moda reducir el estrés con dinosaurios de goma. La nueva tendencia es estrujar unas pelotas de látex. Por 114 dólares, un precio quizás algo elevado para un par de huevos, dispondrán de una herramienta para poder estar tocando los cojones de manera continuada y sin molestar a nadie. Por un mundo menos crispado.

 

6. Colección de cucharas del 3er. Reich

La navidad no es navidad si no se regala colonia chunga o un libro. Pueden aturdir al regalado con un libro de Carlos Ruiz Zafón o desviarse a lugares menos comunes y un tanto inquietantes como el que propone el autor James A. Yannes y su Colección de Cucharas del Tercer Reich, un volumen de 228 páginas acerca de cómo mover el té de las cinco con el mismo objeto que un exterminador de razas.

 

5. Pis de lobo

A pesar de que se vende como repelente de ciervos, la ausencia de éstos en entornos urbanos abre un mundo de posibilidades de uso que corren a cargo de la imaginación de cada cual. Un must have.

 

4. Un culo de ciervo

Si, erróneamente como van a ver, optaron por prescindir del pis de lobo, cabe la posibilidad de que Bambi se haya colado en su terreno. Si consiguieron abatir a ese bastardo, bien por ustedes. Si por el contrario, la puntería es para ustedes un bien que nunca alcanzarán, pueden conseguir sencillamente un trasero de ciervo para colgar junto al retrato familiar de la comunión de su hija. ¡Y por menos de 100 dólares!

 

3. Una ordeñadora para neomamás

Lo que viene a ser un sacaleches deluxe. Si usted es una mujer de tu tiempo, de esas que incluso ha optado por prescindir de la baja maternal para poder satisfacer las exigencias laborales, éste es su fiel compañero. Una ordeñadora manos libres que permite que sus reservas de leche puedan ser conveniente vaciadas sin necesidad de dejar de actualizar su estado de Facebook. Por 34 euros de mierda.

 

2. Uranio

Hay personas cuyas inquietudes se balancean entre salir a correr por el paseo marítimo o meter barcos en botellas de vidrio. Sin embargo, hay gente con aficiones diferentes. Si lo suyo es la fisión nuclear, ¡qué menos que contar con un poco de uranio en el armario de los productos de limpieza! En realidad, sentimos defraudarles, pero este uranio es de baja radioactividad. Vamos, que provoca cáncer, pero poco. Pero para 40 dólares que vale, qué le vamos a pedir…

 

1. Un ataúd

No sé si es más inquietante que entre sus características diga que está «hecho con amor y cariño», que «las instrucciones sean sencillas de seguir» o que esté en la sección de Salud y Cuidado Personal. ¿Ventajas? Viene sin pintar para poder darle su toque personal. El problema es que, de momento, no hacen envíos a España. Esperemos que la apertura de Amazon España solucione este inconveniente problema.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El Harry Ramson digitaliza su colección de carteles de cine para uso público
Putin, majete, háztelo mirar
Fliparlo muy fuerte con la comida
Blu Room comienza a andar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 34
  • No es por ser tiquismiquis, pero la traducción correcta de «Bandage» es «tirita» por tanto, serían tiritas de bacon y no vendas de bacon -Bandage = false friend- 😉 Además si se las mira bien se ve el cuadrado central de la tirita en el centro de la «loncha» 😉

  • no me quiero ni imaginar lo que puede suceder al mezclar uranio con pis de lobo… las burbujas de freixenet son un juego de niños en relación a esto. qué gran post. saludos a casa Y.

  • Buenas, estaba interesado en comprar el pis de lobo porque suelo tener ciervos en mi jardín pero veo que el link está mal y apunta a las cucharas del 3º reight cosa que no me interesa en absoluto, ¿podríais corregir el enlace? No lo encuentro en amazon, gracias

  • Me están tentando los testiculos, pero al final creo que me quedaré con el culo del ciervo. El único al que no he encontrado uso es al uranio, aunque ya se me ocurrirá algo… El ataúd ya lo tengo, lo compré en Ikea 😉

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies