11 de agosto 2021    /   BRANDED CONTENT
 

10 libros para viajar aunque no te vayas de vacaciones

11 de agosto 2021    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Es uno de los géneros más escurridizos, si es que puede hablarse de género como tal. Los libros de viajes han existido desde los orígenes de la historia de la literatura, cautivando a los lectores más viajeros, pero también a los que no lo son.

La capacidad de los libros de transportarnos a otros lugares, incluso a otros mundos y a otras épocas, propició la llamada literatura de viajes. Un género «históricamente esquivo y aparentemente Guadiana», como lo denomina el investigador del CSIC y director del Instituto de Lengua, Literatura y Antropología (ILLA) Luis Alburquerque.

Y lo considera así por la amalgama de obras que lo componen: desde novelas de aventuras, guías de viaje, crónicas, ensayos, cuadernos de anotaciones… Libros de lo más variopinto, con el viajar como un único nexo en común, y que, sin embargo, se suelen meter en el mismo saco.

Aunque la heterogeneidad no le ha venido precisamente mal. De hecho, con el paso de los años, el género ha ido consolidándose tanto desde el punto de vista cuantitativo como el cualitativo.

Han sido numerosos los escritores y escritoras que han hecho sus pinitos en la literatura de viajes. En algunos casos, logrando alzarse como verdaderos maestros del género y dejando como legado varios de los títulos más memorables de la historia. Ejemplos hay en cualquier época y lugar del mundo: Homero, Tomás Moro, la Baronesa d’Aulnoy, Jonathan Swift, Stevenson, Rosita Forbes, Hemingway, Javier Reverte, Jan Morris, Theroux, María Belmonte…

Mención especial merece Egeria, a quien se puede considerar como la autora de la primera guía de viajes. Y debe ser especial por un doble motivo: por haberlo hecho en el siglo IV y siendo mujer.

En una época del año tan propicia para la lectura como lo suele ser el verano, este tipo de libros están entre los más demandados.

Echamos un vistazo a algunos títulos que tratan sobre viajes o cuya trama se desarrolla durante alguno. Libros de viajes, algunos de ellos sui generis, que tal vez quieras que te acompañen en tus vacaciones, tanto si estas incluyen viaje como si no.

Lugares sin mapa, de Alastair Bonnett

Un libro necesario en tiempos como los actuales, en los que no hace falta haber visitado determinados sitios para creer que ya se ha estado allí. Pero aunque internet nos acerque a golpe de clic a cualquier lugar del mundo, aún existen rincones inaccesibles para Google Street View.

Alaister Bonnett lo demuestra en este libro en el que recoge multitud de lugares que no disponen de mapas. Ocurre con las llamadas ciudades de la basura de El Cairo o con ciberutopías como Second Life, entre otros. Parajes difíciles de calificar y fruto de razones tan variopintas como el calentamiento global o la evolución tecnológica.

La guía de viajes definitiva para los viajeros empedernidos.

Guía mágica del Camino de Santiago: un viaje en busca de lo mágico y lo sagrado en el camino de las estrellas, por Francisco Contreras Gil

Guías sobre el Camino de Santiago hay muchas. Y estas se multiplican en momentos como el actual, inmersos como estamos en un nuevo año compostelano. Pero la de Francisco Contreras Gil es diferente por distintos motivos.

La primera es por estar escrita por alguien que lleva a sus espaldas diez caminos. La segunda por lo que Contreras Gil recoge en sus páginas: más allá de dar consejos y recomendaciones de albergues o sitios donde reponer fuerzas, el autor nos desvela algunos de los rincones, secretos para la mayoría de los peregrinos, y relevantes desde el punto de vista místico.

El escritor también nos da a conocer a algunos de los personajes con los que se ha cruzado o ha realizado en algún momento el Camino. Lo que destaca en estos es su valor humano.

Novela de ajedrez, de Stefan Zweig

No es, ni mucho menos, el más representativo de los títulos en los que Zweig trata el tema de los viajes. Para eso podríamos habernos referido a algunos de los muchos relatos que el escritor vienés realizó de sus viajes, especialmente por el continente europeo.

Pero Novela de ajedrez es, sin duda, es una de sus libros más famosos. Y, además, su historia transcurre en un barco. En uno que se desplaza de Nueva York a Buenos Aires, concretamente. Allí dos ajedrecistas se convierten en sus protagonistas. Uno de ellos es el campeón mundial Mirko Czentovic. El otro, un enigmático abogado que se hace llamar Dr. B. La partida entre ambos va pronto más allá del tablero. No solo se enfrentan dos maneras de jugar al ajedrez, sino dos formas de ver el mundo completamente distintas.

Zweig, por su parte, consigue transcender al género de viajes, y a cualquier otro. Lo consigue gracias al complejo estudio psicológico de sus protagonistas y dejando un personal análisis del periodo convulso en el que fue escrita: el de la II Guerra Mundial.

Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey, de Ander Izaguirre

El primero de la lista es precisamente un libro que tal vez no encaje al 100% con lo que se considera literatura de viajes. Pero teniendo en cuenta que lo último de Ander Izaguirre trata de una prueba ciclista que transcurre a lo largo y ancho de Italia, como es el Giro, no podíamos dejar de incluirlo.

Izaguirre recorrió los escenarios es los que desarrollan las anécdotas e historias que se narran en sus páginas. Porque como él mismo explica, sobre todo en los primeros años de la carrera, para muchos corredores la travesía de norte a sur por el país transalpino era lo más parecido a «una aventura orientalista en un lugar exótico».

Un libro que encandilará a los aficionados al ciclismo como a aquellos que no han montado en bici en su vida.

Tú no matarás, de Julia Navarro

Habrá quien discrepe a la hora de considerar esta obra de Julia Navarro como un libro de viajes. Y puede que esté en lo cierto porque su nueva novela es mucho más.

Protagonizada por Fernando, el hijo de un republicano que tras la Guerra Civil se ve obligado al exilio junto a dos amigos, la historia transcurre por Madrid, Alejandría o París como localizaciones principales y con algunos cameos de escenarios como Jerusalén, Lyon o Boston.  De ahí que no nos hayamos podido resistir a incluirlo entre nuestras recomendaciones viajeras.

La vuelta al mundo por 80 cementerios, de Fernando Gómez

En los últimos años se ha popularizado el denominado turismo funerario. Para muchos viajeros, visitar los cementerios es una forma más de conocer y acercarse a la cultura de una ciudad o de un país.

Eso es lo que pretende Fernando Gómez con este libro en el que recorre camposantos de todo el mundo para dar a conocer hechos históricos o anécdotas ocurridas en ellos. También se acerca algunos tan populares como La Madeleine en París o Westwood Village en Los Ángeles, y a las tumbas de personajes tan célebres como Marilyn Monroe o Julio Verne.

Viajes con Herodoto, de Ryszard  Kapuścińskiz

Kapuściński no puede faltar cuando se habla de literatura de viaje. El polaco es de esos clásicos que siempre están de moda. Si algo destaca de su forma de narrar es su capacidad de hilar los acontecimientos vividos en primera persona como reportero, con los hechos históricos que transcurrieron años o incluso siglos atrás en aquellas tierras.

Viajes con Herodoto se remonta a sus primeros años como reportero, cuando fue enviado a la India por el diario en el que trabajaba. Su labor y sus propias experiencias le recuerdan a las que el propio Herodoto vivió y relató muchos siglos antes.

Un libro esencial para viajeros del maestro de periodistas y reporteros por excelencia.

Tierra de clanes, de Sam Heughan y Graham McTavish

Una ruta por Escocia de la mano de, nada más y nada menos, Sam Heughan y Graham McTavish, protagonistas de la serie Outlander .

Los dos actores escoceses se montan en su autocaravana para recorrer los paisajes más icónicos de su país, así como los lugares donde se escribe buena parte de la historia escocesa.

Heugahn y McTavish aprovechan la travesía para hablar de su propia trayectoria vital y cinematográfica y hablar de sus raíces escocesas. Y todo con la compañía de los amigos que se van encontrando en el camino y regado por un buen whisky (cuando la autocaravana está aparcada y no tienen que conducir durante un buen tiempo, por supuesto).

New York Manía, de Elisabetta Cirillo

Hay ciudades que son inabarcables por muchas guías que escriban sobre ellas. Nueva York es una de ellas. La ciudad de los rascacielos dispone de guías de toda clase y para todo tipo de viajeros.

Esta de Elisabetta Cirillo propone conocer Nueva York desde 100 ángulos distintos. Un centenar de temáticas para analizar la ciudad desde el punto de vista de sus habitantes, sus costumbres, sus personajes más famosos, las canciones inspiradas en ella, las películas filmadas allí…

Y todo ello acompañado por las increíbles ilustraciones de Monica Lovati.

Cinco semanas en globo, de Julio Verne

¿Y cómo dejar fuera de un texto como este a Julio Verne? El francés supo escribir como nadie acerca de los viajes, tantos los realizados por el mundo real o como los que tienen lugar en lugares que solo una mente privilegiada como la suya podía concebir.

Cinco semanas en globo es su primera novela y la que, gracias a su éxito, le proporcionó un contrato con la editorial que publicaría sus obras durante los cuarenta años siguientes.

El libro, protagonizado por el doctor Samuel Fergursson y su fiel criado Joe, no puede faltar en la estantería de los amantes de los libros de viaje. Aunque podríamos hacerlo extensivo a las de cualquier aficionado a la lectura en general.

Este artículo se ha desarrollado gracias a Cultura y Ocio de El Corte Inglés.

Visita la librería

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Es uno de los géneros más escurridizos, si es que puede hablarse de género como tal. Los libros de viajes han existido desde los orígenes de la historia de la literatura, cautivando a los lectores más viajeros, pero también a los que no lo son.

La capacidad de los libros de transportarnos a otros lugares, incluso a otros mundos y a otras épocas, propició la llamada literatura de viajes. Un género «históricamente esquivo y aparentemente Guadiana», como lo denomina el investigador del CSIC y director del Instituto de Lengua, Literatura y Antropología (ILLA) Luis Alburquerque.

Y lo considera así por la amalgama de obras que lo componen: desde novelas de aventuras, guías de viaje, crónicas, ensayos, cuadernos de anotaciones… Libros de lo más variopinto, con el viajar como un único nexo en común, y que, sin embargo, se suelen meter en el mismo saco.

Aunque la heterogeneidad no le ha venido precisamente mal. De hecho, con el paso de los años, el género ha ido consolidándose tanto desde el punto de vista cuantitativo como el cualitativo.

Han sido numerosos los escritores y escritoras que han hecho sus pinitos en la literatura de viajes. En algunos casos, logrando alzarse como verdaderos maestros del género y dejando como legado varios de los títulos más memorables de la historia. Ejemplos hay en cualquier época y lugar del mundo: Homero, Tomás Moro, la Baronesa d’Aulnoy, Jonathan Swift, Stevenson, Rosita Forbes, Hemingway, Javier Reverte, Jan Morris, Theroux, María Belmonte…

Mención especial merece Egeria, a quien se puede considerar como la autora de la primera guía de viajes. Y debe ser especial por un doble motivo: por haberlo hecho en el siglo IV y siendo mujer.

En una época del año tan propicia para la lectura como lo suele ser el verano, este tipo de libros están entre los más demandados.

Echamos un vistazo a algunos títulos que tratan sobre viajes o cuya trama se desarrolla durante alguno. Libros de viajes, algunos de ellos sui generis, que tal vez quieras que te acompañen en tus vacaciones, tanto si estas incluyen viaje como si no.

Lugares sin mapa, de Alastair Bonnett

Un libro necesario en tiempos como los actuales, en los que no hace falta haber visitado determinados sitios para creer que ya se ha estado allí. Pero aunque internet nos acerque a golpe de clic a cualquier lugar del mundo, aún existen rincones inaccesibles para Google Street View.

Alaister Bonnett lo demuestra en este libro en el que recoge multitud de lugares que no disponen de mapas. Ocurre con las llamadas ciudades de la basura de El Cairo o con ciberutopías como Second Life, entre otros. Parajes difíciles de calificar y fruto de razones tan variopintas como el calentamiento global o la evolución tecnológica.

La guía de viajes definitiva para los viajeros empedernidos.

Guía mágica del Camino de Santiago: un viaje en busca de lo mágico y lo sagrado en el camino de las estrellas, por Francisco Contreras Gil

Guías sobre el Camino de Santiago hay muchas. Y estas se multiplican en momentos como el actual, inmersos como estamos en un nuevo año compostelano. Pero la de Francisco Contreras Gil es diferente por distintos motivos.

La primera es por estar escrita por alguien que lleva a sus espaldas diez caminos. La segunda por lo que Contreras Gil recoge en sus páginas: más allá de dar consejos y recomendaciones de albergues o sitios donde reponer fuerzas, el autor nos desvela algunos de los rincones, secretos para la mayoría de los peregrinos, y relevantes desde el punto de vista místico.

El escritor también nos da a conocer a algunos de los personajes con los que se ha cruzado o ha realizado en algún momento el Camino. Lo que destaca en estos es su valor humano.

Novela de ajedrez, de Stefan Zweig

No es, ni mucho menos, el más representativo de los títulos en los que Zweig trata el tema de los viajes. Para eso podríamos habernos referido a algunos de los muchos relatos que el escritor vienés realizó de sus viajes, especialmente por el continente europeo.

Pero Novela de ajedrez es, sin duda, es una de sus libros más famosos. Y, además, su historia transcurre en un barco. En uno que se desplaza de Nueva York a Buenos Aires, concretamente. Allí dos ajedrecistas se convierten en sus protagonistas. Uno de ellos es el campeón mundial Mirko Czentovic. El otro, un enigmático abogado que se hace llamar Dr. B. La partida entre ambos va pronto más allá del tablero. No solo se enfrentan dos maneras de jugar al ajedrez, sino dos formas de ver el mundo completamente distintas.

Zweig, por su parte, consigue transcender al género de viajes, y a cualquier otro. Lo consigue gracias al complejo estudio psicológico de sus protagonistas y dejando un personal análisis del periodo convulso en el que fue escrita: el de la II Guerra Mundial.

Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey, de Ander Izaguirre

El primero de la lista es precisamente un libro que tal vez no encaje al 100% con lo que se considera literatura de viajes. Pero teniendo en cuenta que lo último de Ander Izaguirre trata de una prueba ciclista que transcurre a lo largo y ancho de Italia, como es el Giro, no podíamos dejar de incluirlo.

Izaguirre recorrió los escenarios es los que desarrollan las anécdotas e historias que se narran en sus páginas. Porque como él mismo explica, sobre todo en los primeros años de la carrera, para muchos corredores la travesía de norte a sur por el país transalpino era lo más parecido a «una aventura orientalista en un lugar exótico».

Un libro que encandilará a los aficionados al ciclismo como a aquellos que no han montado en bici en su vida.

Tú no matarás, de Julia Navarro

Habrá quien discrepe a la hora de considerar esta obra de Julia Navarro como un libro de viajes. Y puede que esté en lo cierto porque su nueva novela es mucho más.

Protagonizada por Fernando, el hijo de un republicano que tras la Guerra Civil se ve obligado al exilio junto a dos amigos, la historia transcurre por Madrid, Alejandría o París como localizaciones principales y con algunos cameos de escenarios como Jerusalén, Lyon o Boston.  De ahí que no nos hayamos podido resistir a incluirlo entre nuestras recomendaciones viajeras.

La vuelta al mundo por 80 cementerios, de Fernando Gómez

En los últimos años se ha popularizado el denominado turismo funerario. Para muchos viajeros, visitar los cementerios es una forma más de conocer y acercarse a la cultura de una ciudad o de un país.

Eso es lo que pretende Fernando Gómez con este libro en el que recorre camposantos de todo el mundo para dar a conocer hechos históricos o anécdotas ocurridas en ellos. También se acerca algunos tan populares como La Madeleine en París o Westwood Village en Los Ángeles, y a las tumbas de personajes tan célebres como Marilyn Monroe o Julio Verne.

Viajes con Herodoto, de Ryszard  Kapuścińskiz

Kapuściński no puede faltar cuando se habla de literatura de viaje. El polaco es de esos clásicos que siempre están de moda. Si algo destaca de su forma de narrar es su capacidad de hilar los acontecimientos vividos en primera persona como reportero, con los hechos históricos que transcurrieron años o incluso siglos atrás en aquellas tierras.

Viajes con Herodoto se remonta a sus primeros años como reportero, cuando fue enviado a la India por el diario en el que trabajaba. Su labor y sus propias experiencias le recuerdan a las que el propio Herodoto vivió y relató muchos siglos antes.

Un libro esencial para viajeros del maestro de periodistas y reporteros por excelencia.

Tierra de clanes, de Sam Heughan y Graham McTavish

Una ruta por Escocia de la mano de, nada más y nada menos, Sam Heughan y Graham McTavish, protagonistas de la serie Outlander .

Los dos actores escoceses se montan en su autocaravana para recorrer los paisajes más icónicos de su país, así como los lugares donde se escribe buena parte de la historia escocesa.

Heugahn y McTavish aprovechan la travesía para hablar de su propia trayectoria vital y cinematográfica y hablar de sus raíces escocesas. Y todo con la compañía de los amigos que se van encontrando en el camino y regado por un buen whisky (cuando la autocaravana está aparcada y no tienen que conducir durante un buen tiempo, por supuesto).

New York Manía, de Elisabetta Cirillo

Hay ciudades que son inabarcables por muchas guías que escriban sobre ellas. Nueva York es una de ellas. La ciudad de los rascacielos dispone de guías de toda clase y para todo tipo de viajeros.

Esta de Elisabetta Cirillo propone conocer Nueva York desde 100 ángulos distintos. Un centenar de temáticas para analizar la ciudad desde el punto de vista de sus habitantes, sus costumbres, sus personajes más famosos, las canciones inspiradas en ella, las películas filmadas allí…

Y todo ello acompañado por las increíbles ilustraciones de Monica Lovati.

Cinco semanas en globo, de Julio Verne

¿Y cómo dejar fuera de un texto como este a Julio Verne? El francés supo escribir como nadie acerca de los viajes, tantos los realizados por el mundo real o como los que tienen lugar en lugares que solo una mente privilegiada como la suya podía concebir.

Cinco semanas en globo es su primera novela y la que, gracias a su éxito, le proporcionó un contrato con la editorial que publicaría sus obras durante los cuarenta años siguientes.

El libro, protagonizado por el doctor Samuel Fergursson y su fiel criado Joe, no puede faltar en la estantería de los amantes de los libros de viaje. Aunque podríamos hacerlo extensivo a las de cualquier aficionado a la lectura en general.

Este artículo se ha desarrollado gracias a Cultura y Ocio de El Corte Inglés.

Visita la librería

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cosas que pueden hacerse aún con una máquina de escribir
Retratos renacentistas al estilo Barbusso
¿Móviles que se reparan solos?
La receta de la felicidad de Stefan Sagmeister
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp