3 de julio 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

Una historia de amor de dos hojas de papel

3 de julio 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Y después de todo, puede que no sea realismo mágico. Dos hojas de papel, de 8,5 x 11 centímetros, pueden verse atrapadas en una ardiente historia de amor. Los humanos no lo vemos porque estamos en otras cosas pero, como escribió Albert Camus hace 75 años, «para comprender el mundo, a veces, es necesario apartarse de él».
En los arrabales de una fotocopiadora dos papeles pueden enamorarse y escapar de la cesta de basura de una oficina gris. Lo único que necesitan es un guión y un equipo de diseñadores y animadores dirigidos por el británico Daniel Houghton. Esta es su historia y se llama 11 Paper Place.

Visto en Alternopolis.
p5
p4
p3
p2
p1

Y después de todo, puede que no sea realismo mágico. Dos hojas de papel, de 8,5 x 11 centímetros, pueden verse atrapadas en una ardiente historia de amor. Los humanos no lo vemos porque estamos en otras cosas pero, como escribió Albert Camus hace 75 años, «para comprender el mundo, a veces, es necesario apartarse de él».
En los arrabales de una fotocopiadora dos papeles pueden enamorarse y escapar de la cesta de basura de una oficina gris. Lo único que necesitan es un guión y un equipo de diseñadores y animadores dirigidos por el británico Daniel Houghton. Esta es su historia y se llama 11 Paper Place.

Visto en Alternopolis.
p5
p4
p3
p2
p1

Compártelo twitter facebook whatsapp
Horchata: una revista que reclama el diseño mediterráneo
La realidad aumentada de Yorokobu septiembre
Una casa inspirada en la música de Radiohead
Los números ‘curvy’ de Fernando Fom
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Es la magia de la negación de la razón y de la esclavitud, la ilusión de utópica decisión como interpretación engañosa de la experiencia. «No se puede crear la experiencia. Debe someterse a ella», también escribió Camús, pues aada sistema, cada papel, cada cosa, es libre para moldear su vida construyendo su propio porvenir, pues no hay Verdad ni Razón ni causa suprema-efecto supremo.
    Pero en el fondo intuyo que algo personal e intransferible otorga sentido a la existencia. Y cuando ahora vea volar un papel, imaginaré una hermosa historia de amor de dos hojas de papel y seguiré el impulso de mi espontaneidad reafirmando algo supremo en mi contra el que no puedo combatir. En checo, Robota.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad