3 de diciembre 2009    /   CINE/TV
por
 

«12 minutos comunican, 29 perjudican»

3 de diciembre 2009    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

tele

Esta es la iniciativa de una plataforma formada por 15 Asociaciones para lograr modificar el texto del actual Proyecto de Ley General Audiovisual. El objetivo de la campaña es conseguir que la publicidad en Televisión sea más eficaz y menos molesta y abogan porque haya sólo 12 minutos por hora de publicidad. Los mismos que contempla la directiva europea sobre la materia. Manifestando así  su oposición a lo contemplado en el actual proyecto que, de aprobarse, permitiría hasta 29 minutos de mensajes comerciales por hora de emisión.

La campaña consta de acciones en la calle, en redes sociales, en la web Niunminutomasdepublientele.com y el marketing móvil.

Me parece una iniciativa genial, ya que como dicen algunos fans de su página de Facebook, suena raro que el Gobierno elimine toda la publicidad de TVE y al mismo tiempo permita hasta 29 minutos/hora de publicidad en el resto de cadenas.

Es una campaña muy fácil de malinterpretar, por eso sus responsables han usado el eslogan: Sí a la publicidad, no al exceso de publicidad en tele y responde al problema de la sobresaturación publicitaria que vivimos hoy en día y que no beneficia a nadie, ni a las marcas, ni a los consumidores.

UPDATE:

El 7 de diciembre se celebró una Jornada de Puertas Abiertas en el Congreso de los Diputados. La plataforma aprovechó la ocasión para manifestarse en contra del actual Proyecto de Ley General Audiovisual. Varios iconos publicitarios llevaron el grito de «Sí a la publicidad, no al exceso de publicidad» ante el Congreso.

tele

Esta es la iniciativa de una plataforma formada por 15 Asociaciones para lograr modificar el texto del actual Proyecto de Ley General Audiovisual. El objetivo de la campaña es conseguir que la publicidad en Televisión sea más eficaz y menos molesta y abogan porque haya sólo 12 minutos por hora de publicidad. Los mismos que contempla la directiva europea sobre la materia. Manifestando así  su oposición a lo contemplado en el actual proyecto que, de aprobarse, permitiría hasta 29 minutos de mensajes comerciales por hora de emisión.

La campaña consta de acciones en la calle, en redes sociales, en la web Niunminutomasdepublientele.com y el marketing móvil.

Me parece una iniciativa genial, ya que como dicen algunos fans de su página de Facebook, suena raro que el Gobierno elimine toda la publicidad de TVE y al mismo tiempo permita hasta 29 minutos/hora de publicidad en el resto de cadenas.

Es una campaña muy fácil de malinterpretar, por eso sus responsables han usado el eslogan: Sí a la publicidad, no al exceso de publicidad en tele y responde al problema de la sobresaturación publicitaria que vivimos hoy en día y que no beneficia a nadie, ni a las marcas, ni a los consumidores.

UPDATE:

El 7 de diciembre se celebró una Jornada de Puertas Abiertas en el Congreso de los Diputados. La plataforma aprovechó la ocasión para manifestarse en contra del actual Proyecto de Ley General Audiovisual. Varios iconos publicitarios llevaron el grito de «Sí a la publicidad, no al exceso de publicidad» ante el Congreso.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las películas alemanas de la hora de la siesta
Todo lo que hizo Hitchcock además del suspense
Se acerca el Monopoly de 'Juego de tronos'
‘Juego de tronos’: la fórmula del viaje del héroe
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • 12 minutos?.20 segundos de corte descarado de tu momento favorito perjudica. Si es para venderte un coche, un telefono, una lavadora, un seguro o cualquier cosa que la gente no necesita en ese momento perjudica. Si es para entretener puede tener un pase (advertainment), pero la cosa es igual en 12 minutos que en 120, la idea es la misma, el concepto es igual, huele a muerto desde hace mucho pero nadie coge la pala patra enterrarlo. Has visto la peli atrapado en el tiempo?
    http://www.youtube.com/watch?v=KLax6oi7nWg

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad