Publicado: 17 de mayo 2023 11:58  /   Logo School
por
 

Los ODS del arte: 17 proyectos artísticos para el desarrollo sostenible

Logo School

Publicado: 17 de mayo 2023 11:58  /   Logo School     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
proyectos artísticos sostenibles

ODS por aquí, ODS por allá, ODS por acullá. Si hay alguien que todavía no sepa lo que son los benditos ODS no será porque no llevan ya unos cuantos años hasta en la sopa. Tal vez no todo el mundo los tenga tan presentes como los sectores social y cultural, pero la realidad es que buena parte de nuestros objetivos personales están cada vez más alineados con las metas que nos hemos marcado a nivel mundial: igualdad, paz, sostenibilidad, cooperación. Y ese es uno de los grandes éxitos de los ubicuos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron establecidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2015 con la intención de contribuir a un futuro mejor a nivel global para el año 2030. Desde la lucha contra la pobreza hasta la promoción de las alianzas para el cumplimiento de estos objetivos, los ODS llevan ya prácticamente ocho años siendo el horizonte que nos anima a ser mejores. Casi nada.

Dar solución a los problemas del mundo a partir de 17 cuadraditos de colores es, cuando menos, ambicioso. Son 17 como podrían ser 14, 21 o 32. Sin embargo, muchos están de acuerdo en afirmar que si fueran 18 habría que añadir un ODS en particular: aquel que promoviera específicamente el arte y la cultura como agentes de transformación social.

Artículo relacionado

Sin embargo, la importancia del arte y la cultura para un futuro más allá de 2030 no se limita a convertirse en un nuevo ODS. Su verdadera relevancia reside en ser una herramienta de transformación a través de la cual alcanzar cada uno de los 17 ODS, demostrando así su relevancia más allá de su particularidad. Porque en cada esquina del mundo podemos encontrar proyectos artísticos que contribuyen a mejorar la sociedad.

Como sé que las listas tienen un buen SEO y, la verdad, no puedo resistirme al clickbait para hacer llegar este mensaje, aquí van 17 proyectos artísticos de los cinco continentes que contribuyen desde sus comunidades a estar más cerca de los 17 ODS. 17 proyectos que nos hablan del poder transformador del arte y de su carácter absolutamente crucial en la construcción de un mundo más justo, equitativo y sostenible.

proyectos artísticos sostenibles

1. PAGAR A LOS ARTISTAS CONTRIBUYE A ACABAR CON LA POBREZA

Creatives Rebuild New York (Nueva York, EEUU)

Nueva York no es Nueva York sin sus artistas. Eso es lo que piensa y por lo que trabaja Creatives Rebuild New York, una iniciativa pospandémica cuyo programa Guaranteed Income for Artists ofrece sueldos de 1.000 $ al mes durante 18 meses a más de 2.400 artistas en la ciudad para que trabajen en su arte. Y lo hace desde la convicción de que todos los artistas merecen estabilidad económica para contribuir al bienestar de la sociedad.

2. Pensar la comida como cultura para terminar con el hambre

The Politics of Food de Delfina Foundation (Londres, Reino Unido)

Desde 2014, Delfina Foundation promueve un programa de exposiciones y residencias artísticas para interrogar la «producción, consumo y distribución» de la comida bajo el título The Politics of Food. Más de 90 residencias artísticas a lo largo de casi una década con propuestas como las del dúo artístico Cooking Sections con su trabajo The Empire Remains Shop sobre la influencia colonial en la desigual distribución del acceso a la comida en el mundo.

3. El arte como terapia para alcanzar la salud y el bienestar

Artepaliativo (Sant Cugat del Vallès, Cataluña)

Artepaliativo es una entidad social dedicada a la arteterapia que trabaja en hospitales, residencias y domicilios demostrando el impacto que la práctica artística tiene en la mejora de la salud y el bienestar tanto físico como mental. El impacto de su trabajo ha llevado a su fundadora, Silvia Fernández, a recibir recientemente el Premio Princesa de Girona en la categoría Social en 2023.

4. No hay educación de calidad sin educación artística/

Five Cowries Arts Education Initiative (Lagos, Nigeria)

Mientras las asignaturas artísticas están cada vez más amenazadas, Five Cowries Arts Education Initiative ha mejorado los niveles de alfabetización de la ciudad nigeriana de Lagos, así como disminuido el absentismo escolar gracias a una educación artística que aprovecha la creatividad como herramienta pedagógica más allá de la creación artística.

5. Mujeres creadoras para conseguir la igualdad de género

Mujeres Creando (La Paz, Bolivia)

Mujeres Creando es un movimiento feminista, un colectivo de mujeres, una comunidad de afectos y, también, una casa donde mujeres asaltadas por la violencia del sistema encuentran un refugio a través del apoyo mutuo. La escritora María Galindo, cofundadora del colectivo, sigue hoy alimentando mediante sus textos, publicados en papel y dibujados en los muros, la lucha por la igualdad de género.

proyectos artísticos sostenibles

6. Comisionar una obra de arte en común para revalorizar las aguas

Aguas Vivas de Concomitentes (Llanos de Penagos, Cantabria)

Concomitentes es una asociación cultural mayormente financiada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que replica el proyecto francés Les Nouveaux Commanditaires y que promueve el encargo de obras de arte de manera colectiva para dar solución a problemáticas sociales. Uno de sus proyectos, Aguas Vivas, revaloriza el patrimonio hídrico del pueblo cántabro de Llanos de Penagos como espacio de sociabilidad en torno al agua.

7. Las giras escénicas como ejemplos de transición energética

The Green Touring Toolkit by Arts on Tour (New South Wales, Australia)

En un continente como Oceanía existe una dependencia evidente de aquellas energías que posibilitan el transporte aéreo. Sin embargo, a pesar de esta necesidad, los australianos de Arts on Tour han decidido desarrollar The Green Touring Toolkit, una sencilla guía para que las giras artísticas se conviertan en ejemplo de transición energética y contribuyan a la reducción de emisiones.

8. Mejorar las condiciones laborales de los artistas es una cuestión de decencia

NYFA Immigrant Artist Program (Nueva York, EEUU)

New York Foundation for the Arts (NYFA) es una organización que promueve el desarrollo profesional del sector artístico de la ciudad de Nueva York. Su programa Immigrant Artist Program (IPA) mentoriza, apoya y acompaña a artistas migrantes de la ciudad con el objetivo de hacer de sus prácticas una actividad económica sostenible que contribuya a la creación de empleo decente, así como al crecimiento económico.

9. La cultura en el centro de las infraestructuras innovadoras

Biblioteca comunitaria de Bishan (Bishan, Singapur)

El estudio de arquitectura LOOK Architects es el responsable de uno de los edificios de carácter sostenible más conocidos: la biblioteca comunitaria de Bishan, en Singapur. Este edificio se caracteriza por un aprovechamiento de la luz natural a través de ventanas, tragaluces y vanos que demuestran cómo prácticas culturales como la lectura contribuyen al desarrollo de infraestructuras innovadoras.

10. Poder ser artista como marca de reducción de desigualdades

High School to Art School by Queens Council on the Arts (Nueva York, EEUU)

Cuando eres un niño racializado de clase trabajadora y el primero en tu familia en ir a la universidad, estudiar para ser artista no es siempre una opción. Desde el Queens Council on the Arts, el programa High School to Art School forma y apoya a jóvenes adolescentes durante sus estudios de secundaria para conseguir acceder a prestigiosas escuelas de arte de todo EEUU con el objetivo de hacer valer su pasión y demostrar que desarrollar una carrera artística debe y puede estar al alcance de todos.

proyectos artísticos sostenibles

11. Conectar los barrios a través del arte para hacer ciudad

Neighborhood Arts Network (Toronto, Canada)

Promovida por Toronto Arts Foundation, la red Neighborhood Arts Network es una iniciativa que conecta desde el año 2010 a artistas, organizaciones, espacios y educadores con el objetivo de consolidar los lazos del tejido artístico de la ciudad. Con más de 1.900 miembros, esta red demuestra el papel crucial de la cultura como catalizador de ciudades y comunidades sostenibles.

12. Los festivales también pueden ser ejemplo de producción y consumo responsable

Festival Interceltique de Lorient (Lorient, Francia)

Cada año desde el sur de Bretaña se da ejemplo de cómo un festival, formato cultural en muchas ocasiones denostado por su extractivismo y desconexión con el territorio, puede ser una ocasión para el consumo responsable. Desde el transporte a la alimentación, pasando por los materiales, este festival demuestra cómo su conexión con el territorio bretón no viene dada exclusivamente por el contenido de sus programas, sino por el cuidado de sus entornos.

13. Descarbonizar el arte como acción por el clima

Creative Carbon Scotland (Edimburgo, Escocia)

El lema de Creative Carbon Scotland «Connecting Arts and Sustainability» demuestra cómo los sectores culturales y creativos requieren de apoyo para convertirse en una práctica sostenible medioambientalmente hablando. Por ello, desde Creative Carbon Scotland dan soporte a artistas y organizaciones en la lucha contra el cambio climático para desarrollar prácticas artísticas menos contaminantes, mientras dan la batalla también en las instituciones para lograr cambios en políticas públicas.

14. Proteger los océanos a través de las artes visuales

TBA21-Academy Ocean Space & Ocean-Archive.org (Venecia, Italia)

Desde 2019 TBA21-Academy viene desarrollando programas de defensa de los océanos y los ecosistemas marinos a través de proyectos artísticos contemporáneos: Ocean Space en la iglesia de San Lorenzo de Venencia de la mano de artistas como Dineo Seshee Bopape, Taloi Havini o Diana Policarpo, y Ocean-Archive.org en forma de archivo y comunidad digitales.

Un proyecto ejemplar en torno a la concienciación sobre el medio ambiente que viene, además, acompañado de donaciones económicas para proyectos de investigación que contribuyan a la protección de las aguas marinas.

15. La creación como recordatorio de que las islas son ecosistemas terrestres

Island Connect Residency Program (Internacional)

Cuando hablamos de ecosistemas terrestres, solemos pensar en territorios continentales habitados. Probablemente los polos, los desiertos o las islas no sean los primeros hábitats que se vienen a nuestra cabeza. El proyecto Island Connect promueve, a través de residencias artísticas, la revalorización de las islas como espacios habitados y, por tanto, creativos, desde Mallorca (España) a Bornholm (Dinamarca), Cres (Croacia), Limerick (Irlanda) y Naxos (Grecia).

16. Residencias artísticas como refugio para los solicitantes de asilo

Emergency Residencies by Res Artists (Internacional)

Con motivo del estallido de la guerra en Ucrania, la red artística internacional Res Artists: Worldwide Network of Artists Residencies, con más de 30 años de historia, puso en marcha un directorio de residencias artísticas de emergencia activadas por todo el mundo para que artistas y trabajadores culturales de Ucrania pudieran salir del país. Un ejemplo claro de cómo el arte puede contribuir a salvar vidas en momentos críticos como una guerra.

17. Cooperación artística como ejemplo de alianzas entre países

Proyectos de Cooperación de Europa Creativa Cultura (Internacional)

El programa Europa Creativa lleva años promoviendo la cooperación entre países de la Unión Europea y más allá para desarrollar proyectos colaborativos que contribuyan al desarrollo del sector. En el ciclo actual 2021-2027, la inclusión social y la sostenibilidad son prioridades de los proyectos que, como mínimo, deben contar con tres países participantes.

 

Daniel Valtueña es doctor en Estudios Culturales por City University of New York con Premio Alumni UCM Investigador en Artes y Humanidades y consultor cultural. Ha trabajado como consultor, comisario y gestor cultural a nivel internacional para instituciones como Matadero Madrid, Queens Council on the Arts, Ayuntamiento de Madrid o New York University en programas de estrategia, participación, juventud e internacionalización.

ODS por aquí, ODS por allá, ODS por acullá. Si hay alguien que todavía no sepa lo que son los benditos ODS no será porque no llevan ya unos cuantos años hasta en la sopa. Tal vez no todo el mundo los tenga tan presentes como los sectores social y cultural, pero la realidad es que buena parte de nuestros objetivos personales están cada vez más alineados con las metas que nos hemos marcado a nivel mundial: igualdad, paz, sostenibilidad, cooperación. Y ese es uno de los grandes éxitos de los ubicuos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron establecidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2015 con la intención de contribuir a un futuro mejor a nivel global para el año 2030. Desde la lucha contra la pobreza hasta la promoción de las alianzas para el cumplimiento de estos objetivos, los ODS llevan ya prácticamente ocho años siendo el horizonte que nos anima a ser mejores. Casi nada.

Dar solución a los problemas del mundo a partir de 17 cuadraditos de colores es, cuando menos, ambicioso. Son 17 como podrían ser 14, 21 o 32. Sin embargo, muchos están de acuerdo en afirmar que si fueran 18 habría que añadir un ODS en particular: aquel que promoviera específicamente el arte y la cultura como agentes de transformación social.

Sin embargo, la importancia del arte y la cultura para un futuro más allá de 2030 no se limita a convertirse en un nuevo ODS. Su verdadera relevancia reside en ser una herramienta de transformación a través de la cual alcanzar cada uno de los 17 ODS, demostrando así su relevancia más allá de su particularidad. Porque en cada esquina del mundo podemos encontrar proyectos artísticos que contribuyen a mejorar la sociedad.

Como sé que las listas tienen un buen SEO y, la verdad, no puedo resistirme al clickbait para hacer llegar este mensaje, aquí van 17 proyectos artísticos de los cinco continentes que contribuyen desde sus comunidades a estar más cerca de los 17 ODS. 17 proyectos que nos hablan del poder transformador del arte y de su carácter absolutamente crucial en la construcción de un mundo más justo, equitativo y sostenible.

Artículo relacionado

proyectos artísticos sostenibles

1. PAGAR A LOS ARTISTAS CONTRIBUYE A ACABAR CON LA POBREZA

Creatives Rebuild New York (Nueva York, EEUU)

Nueva York no es Nueva York sin sus artistas. Eso es lo que piensa y por lo que trabaja Creatives Rebuild New York, una iniciativa pospandémica cuyo programa Guaranteed Income for Artists ofrece sueldos de 1.000 $ al mes durante 18 meses a más de 2.400 artistas en la ciudad para que trabajen en su arte. Y lo hace desde la convicción de que todos los artistas merecen estabilidad económica para contribuir al bienestar de la sociedad.

2. Pensar la comida como cultura para terminar con el hambre

The Politics of Food de Delfina Foundation (Londres, Reino Unido)

Desde 2014, Delfina Foundation promueve un programa de exposiciones y residencias artísticas para interrogar la «producción, consumo y distribución» de la comida bajo el título The Politics of Food. Más de 90 residencias artísticas a lo largo de casi una década con propuestas como las del dúo artístico Cooking Sections con su trabajo The Empire Remains Shop sobre la influencia colonial en la desigual distribución del acceso a la comida en el mundo.

3. El arte como terapia para alcanzar la salud y el bienestar

Artepaliativo (Sant Cugat del Vallès, Cataluña)

Artepaliativo es una entidad social dedicada a la arteterapia que trabaja en hospitales, residencias y domicilios demostrando el impacto que la práctica artística tiene en la mejora de la salud y el bienestar tanto físico como mental. El impacto de su trabajo ha llevado a su fundadora, Silvia Fernández, a recibir recientemente el Premio Princesa de Girona en la categoría Social en 2023.

4. No hay educación de calidad sin educación artística/

Five Cowries Arts Education Initiative (Lagos, Nigeria)

Mientras las asignaturas artísticas están cada vez más amenazadas, Five Cowries Arts Education Initiative ha mejorado los niveles de alfabetización de la ciudad nigeriana de Lagos, así como disminuido el absentismo escolar gracias a una educación artística que aprovecha la creatividad como herramienta pedagógica más allá de la creación artística.

5. Mujeres creadoras para conseguir la igualdad de género

Mujeres Creando (La Paz, Bolivia)

Mujeres Creando es un movimiento feminista, un colectivo de mujeres, una comunidad de afectos y, también, una casa donde mujeres asaltadas por la violencia del sistema encuentran un refugio a través del apoyo mutuo. La escritora María Galindo, cofundadora del colectivo, sigue hoy alimentando mediante sus textos, publicados en papel y dibujados en los muros, la lucha por la igualdad de género.

proyectos artísticos sostenibles

6. Comisionar una obra de arte en común para revalorizar las aguas

Aguas Vivas de Concomitentes (Llanos de Penagos, Cantabria)

Concomitentes es una asociación cultural mayormente financiada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que replica el proyecto francés Les Nouveaux Commanditaires y que promueve el encargo de obras de arte de manera colectiva para dar solución a problemáticas sociales. Uno de sus proyectos, Aguas Vivas, revaloriza el patrimonio hídrico del pueblo cántabro de Llanos de Penagos como espacio de sociabilidad en torno al agua.

7. Las giras escénicas como ejemplos de transición energética

The Green Touring Toolkit by Arts on Tour (New South Wales, Australia)

En un continente como Oceanía existe una dependencia evidente de aquellas energías que posibilitan el transporte aéreo. Sin embargo, a pesar de esta necesidad, los australianos de Arts on Tour han decidido desarrollar The Green Touring Toolkit, una sencilla guía para que las giras artísticas se conviertan en ejemplo de transición energética y contribuyan a la reducción de emisiones.

8. Mejorar las condiciones laborales de los artistas es una cuestión de decencia

NYFA Immigrant Artist Program (Nueva York, EEUU)

New York Foundation for the Arts (NYFA) es una organización que promueve el desarrollo profesional del sector artístico de la ciudad de Nueva York. Su programa Immigrant Artist Program (IPA) mentoriza, apoya y acompaña a artistas migrantes de la ciudad con el objetivo de hacer de sus prácticas una actividad económica sostenible que contribuya a la creación de empleo decente, así como al crecimiento económico.

9. La cultura en el centro de las infraestructuras innovadoras

Biblioteca comunitaria de Bishan (Bishan, Singapur)

El estudio de arquitectura LOOK Architects es el responsable de uno de los edificios de carácter sostenible más conocidos: la biblioteca comunitaria de Bishan, en Singapur. Este edificio se caracteriza por un aprovechamiento de la luz natural a través de ventanas, tragaluces y vanos que demuestran cómo prácticas culturales como la lectura contribuyen al desarrollo de infraestructuras innovadoras.

10. Poder ser artista como marca de reducción de desigualdades

High School to Art School by Queens Council on the Arts (Nueva York, EEUU)

Cuando eres un niño racializado de clase trabajadora y el primero en tu familia en ir a la universidad, estudiar para ser artista no es siempre una opción. Desde el Queens Council on the Arts, el programa High School to Art School forma y apoya a jóvenes adolescentes durante sus estudios de secundaria para conseguir acceder a prestigiosas escuelas de arte de todo EEUU con el objetivo de hacer valer su pasión y demostrar que desarrollar una carrera artística debe y puede estar al alcance de todos.

proyectos artísticos sostenibles

11. Conectar los barrios a través del arte para hacer ciudad

Neighborhood Arts Network (Toronto, Canada)

Promovida por Toronto Arts Foundation, la red Neighborhood Arts Network es una iniciativa que conecta desde el año 2010 a artistas, organizaciones, espacios y educadores con el objetivo de consolidar los lazos del tejido artístico de la ciudad. Con más de 1.900 miembros, esta red demuestra el papel crucial de la cultura como catalizador de ciudades y comunidades sostenibles.

12. Los festivales también pueden ser ejemplo de producción y consumo responsable

Festival Interceltique de Lorient (Lorient, Francia)

Cada año desde el sur de Bretaña se da ejemplo de cómo un festival, formato cultural en muchas ocasiones denostado por su extractivismo y desconexión con el territorio, puede ser una ocasión para el consumo responsable. Desde el transporte a la alimentación, pasando por los materiales, este festival demuestra cómo su conexión con el territorio bretón no viene dada exclusivamente por el contenido de sus programas, sino por el cuidado de sus entornos.

13. Descarbonizar el arte como acción por el clima

Creative Carbon Scotland (Edimburgo, Escocia)

El lema de Creative Carbon Scotland «Connecting Arts and Sustainability» demuestra cómo los sectores culturales y creativos requieren de apoyo para convertirse en una práctica sostenible medioambientalmente hablando. Por ello, desde Creative Carbon Scotland dan soporte a artistas y organizaciones en la lucha contra el cambio climático para desarrollar prácticas artísticas menos contaminantes, mientras dan la batalla también en las instituciones para lograr cambios en políticas públicas.

14. Proteger los océanos a través de las artes visuales

TBA21-Academy Ocean Space & Ocean-Archive.org (Venecia, Italia)

Desde 2019 TBA21-Academy viene desarrollando programas de defensa de los océanos y los ecosistemas marinos a través de proyectos artísticos contemporáneos: Ocean Space en la iglesia de San Lorenzo de Venencia de la mano de artistas como Dineo Seshee Bopape, Taloi Havini o Diana Policarpo, y Ocean-Archive.org en forma de archivo y comunidad digitales.

Un proyecto ejemplar en torno a la concienciación sobre el medio ambiente que viene, además, acompañado de donaciones económicas para proyectos de investigación que contribuyan a la protección de las aguas marinas.

15. La creación como recordatorio de que las islas son ecosistemas terrestres

Island Connect Residency Program (Internacional)

Cuando hablamos de ecosistemas terrestres, solemos pensar en territorios continentales habitados. Probablemente los polos, los desiertos o las islas no sean los primeros hábitats que se vienen a nuestra cabeza. El proyecto Island Connect promueve, a través de residencias artísticas, la revalorización de las islas como espacios habitados y, por tanto, creativos, desde Mallorca (España) a Bornholm (Dinamarca), Cres (Croacia), Limerick (Irlanda) y Naxos (Grecia).

16. Residencias artísticas como refugio para los solicitantes de asilo

Emergency Residencies by Res Artists (Internacional)

Con motivo del estallido de la guerra en Ucrania, la red artística internacional Res Artists: Worldwide Network of Artists Residencies, con más de 30 años de historia, puso en marcha un directorio de residencias artísticas de emergencia activadas por todo el mundo para que artistas y trabajadores culturales de Ucrania pudieran salir del país. Un ejemplo claro de cómo el arte puede contribuir a salvar vidas en momentos críticos como una guerra.

17. Cooperación artística como ejemplo de alianzas entre países

Proyectos de Cooperación de Europa Creativa Cultura (Internacional)

El programa Europa Creativa lleva años promoviendo la cooperación entre países de la Unión Europea y más allá para desarrollar proyectos colaborativos que contribuyan al desarrollo del sector. En el ciclo actual 2021-2027, la inclusión social y la sostenibilidad son prioridades de los proyectos que, como mínimo, deben contar con tres países participantes.

 

Daniel Valtueña es doctor en Estudios Culturales por City University of New York con Premio Alumni UCM Investigador en Artes y Humanidades y consultor cultural. Ha trabajado como consultor, comisario y gestor cultural a nivel internacional para instituciones como Matadero Madrid, Queens Council on the Arts, Ayuntamiento de Madrid o New York University en programas de estrategia, participación, juventud e internacionalización.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Por qué vivo fuera de la red: así es el movimiento #off-grid
Ropa que crece y otras prendas para contrarrestar «el parasitismo» de la humanidad
Arquitectura sostenible y en comunidad: eso es el ‘cohousing’
Estimado presidente Nixon, se avecina una nueva Edad de Hielo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Querides! Qué buen y necesario resumen de las iniciativas que impulsan la Agenda 2030 a través de la cultura y el arte. Desde GRIGRI nos gustaría dejaros nuestro proyecto de Un Botiquín para mi Ciudad, financiado por Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y realizado con la colaboración de distintas asociaciones y redes vecinales de Orriols (Valencia), Ceuta y Vallecas (Madrid). A lo largo de un año, y a través de una serie de espacios de trabajo colaborativo en estos tres barrios, desarrollamos un botiquín que recoge algunos de los remedios imprescindibles para la vida en el entorno urbano. Aquí podéis encontrar más información sobre el proyecto: https://grigriprojects.org/procesos/unbotiquinparamiciudad-ods/

  • Comentarios cerrados.