fbpx
26 de octubre 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

25 personajes pasados por la cámara lomográfica de Diego Martínez

26 de octubre 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Una casualidad que se ha convertido en una exposición. Diego Martínez, editor gráfico y fotógrafo de la revista Esquire, compró, eso que dicen… “de rebote”…, una Holga (un tipo de cámara lomográfica) un día cualquiera de 2007. Desde entonces hasta ahora al otro lado de la lente de plástico de esta Holga han estado Amaia Salamanca, Ariel Roth, Enrique Bunbury, Eduard Punset, Alejandro Sanz o Leonor Watling.

No hay precisión en las fotos de una Holga y las imágenes que produce esta cámara parecen viñeteadas. Y es un poco de aquí de donde surgió el proyecto. “La idea tiene su origen en la necesidad de aunar la falta de precisión y control con el trabajo diario y profesional. Se trata, en resumen, de representar el control que surge del caos”.

La exhibición de las 25 copias que forman la serie Los Mundos de Holga cuenta con el apoyo de la Sociedad Lomográfica y el whisky escocés Macallan. En la exposición se muestra, también, un fotomural realizado con todas las fotografías seleccionadas en el concurso promovido para la ocasión a través de la web Lomography.es.

Las fotografías están a la venta. Las imágenes, de serie limitada 1/5, tienen un valor de 400€. Y la recaudación tiene un destino. Todo el dinero se empleará en la financiación de un nuevo proyecto de la ONG Charity Water para construir pozos de agua en zonas necesitadas.

Sergi López.

Andreu Buenafuente.

Una casualidad que se ha convertido en una exposición. Diego Martínez, editor gráfico y fotógrafo de la revista Esquire, compró, eso que dicen… “de rebote”…, una Holga (un tipo de cámara lomográfica) un día cualquiera de 2007. Desde entonces hasta ahora al otro lado de la lente de plástico de esta Holga han estado Amaia Salamanca, Ariel Roth, Enrique Bunbury, Eduard Punset, Alejandro Sanz o Leonor Watling.

No hay precisión en las fotos de una Holga y las imágenes que produce esta cámara parecen viñeteadas. Y es un poco de aquí de donde surgió el proyecto. “La idea tiene su origen en la necesidad de aunar la falta de precisión y control con el trabajo diario y profesional. Se trata, en resumen, de representar el control que surge del caos”.

La exhibición de las 25 copias que forman la serie Los Mundos de Holga cuenta con el apoyo de la Sociedad Lomográfica y el whisky escocés Macallan. En la exposición se muestra, también, un fotomural realizado con todas las fotografías seleccionadas en el concurso promovido para la ocasión a través de la web Lomography.es.

Las fotografías están a la venta. Las imágenes, de serie limitada 1/5, tienen un valor de 400€. Y la recaudación tiene un destino. Todo el dinero se empleará en la financiación de un nuevo proyecto de la ONG Charity Water para construir pozos de agua en zonas necesitadas.

Sergi López.

Andreu Buenafuente.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La reconquista de la imprenta
Así luce Las Vegas a 3.000 metros de altura
El arte de la telepolítica
El surrealismo pop de Geoffrey Gersten conecta a Super Mario con Dalí
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *