fbpx
24 de abril 2013    /   DIGITAL
por
 

4 minutos con el inventor del teléfono móvil

24 de abril 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

1cooper
“Las personas somos inherentemente móviles. La idea de tener cables no es muy natural”. Quien dice esto es una de las personas que más ha contribuido a guardarlos en el cajón. Hace 40 años, Martin Cooper concibió y supervisó la creación del primer teléfono móvil en el seno de Motorola.
PBS Inventors Series pasó una tarde con él para escuchar sus reflexiones sobre la conectividad. Cooper tiene en su posesión un smartphone pero dice no estar del todo convencido de los teléfonos actuales. “Todos tenemos móviles complejos y todos intentan ser universales. Si intentas hacer un dispositivo que hace de todo para todo tipo de gente, no hará ninguna de esas cosas muy bien. Creo que los teléfonos contemporáneos se encuentran en esta situación”.

Sobre la creación del móvil, Cooper dice que en realidad era bastante más sencillo de lo que parece. “Consistía en dividir la ciudad en pequeñas zonas que llamábamos células. La segunda fase significaba poder moverse de una celula a otra manteniendo una conversación continua”.
Fuente: Brain Pickings

1cooper
“Las personas somos inherentemente móviles. La idea de tener cables no es muy natural”. Quien dice esto es una de las personas que más ha contribuido a guardarlos en el cajón. Hace 40 años, Martin Cooper concibió y supervisó la creación del primer teléfono móvil en el seno de Motorola.
PBS Inventors Series pasó una tarde con él para escuchar sus reflexiones sobre la conectividad. Cooper tiene en su posesión un smartphone pero dice no estar del todo convencido de los teléfonos actuales. “Todos tenemos móviles complejos y todos intentan ser universales. Si intentas hacer un dispositivo que hace de todo para todo tipo de gente, no hará ninguna de esas cosas muy bien. Creo que los teléfonos contemporáneos se encuentran en esta situación”.

Sobre la creación del móvil, Cooper dice que en realidad era bastante más sencillo de lo que parece. “Consistía en dividir la ciudad en pequeñas zonas que llamábamos células. La segunda fase significaba poder moverse de una celula a otra manteniendo una conversación continua”.
Fuente: Brain Pickings

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las apps que hacen que ser un gandul salga caro
El fenómeno fanfiction: Las escenas de sexo perdidas de Harry Potter y otras historias que tenían que existir
Una base de datos de banderas del mundo
Dame odio, Internet
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *