Publicado: 12 de mayo 2011 12:45  /   CIENCIA
por
 

5-HTT, el gen del 'Yorokobu'

Publicado: 12 de mayo 2011 12:45  /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.


Ni en el dinero, ni en la suerte, ni en el éxito… La clave de la felicidad podría residir en un gen. El 5-HTT, concretamente.  La tesis la sostiene un estudio realizado por el grupo de investigadores del London School of Economics and Political Science, liderados por Jan Emmanuel De Neve, y publicado en The Journal of Humans Genetics. Una buena noticia (de ser ciertala tesis, claro) para los que van sobrados del citado gen. Pero ¿y para los que andan escasos?
El propio De Neve se encarga de dar ánimos a éstos últimos según recoge Medical News Today: “El estudio viene a demostrar la relación entre la versión ‘funcional’ del 5-HTT, un gen transportador de la serotonina, y la felicidad. Aunque el bienestar de una persona no depende de un único gen: además de otros muchos factores genéticos, las experiencias vitales siguen siendo las más determinantes para alcanzar la felicidad”.
En definitiva, aquellos que no dispongan del 5-HTT con alelo largo, la ‘versión’ más efectiva según el estudio, pueden aprender a ser felices. Por su parte, los que hayan sido dotados de este gen tendrán más camino recorrido. Porque lo que viene a demostrar este primer estudio, según el propio De Neve, “es por qué cada uno de nosotros tenemos un nivel de referencia para medir la felicidad y por qué algunas personas tienden a ser felices por naturaleza”.
Imagen: Tufts OCW reproducida bajo licencia CC
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.


Ni en el dinero, ni en la suerte, ni en el éxito… La clave de la felicidad podría residir en un gen. El 5-HTT, concretamente.  La tesis la sostiene un estudio realizado por el grupo de investigadores del London School of Economics and Political Science, liderados por Jan Emmanuel De Neve, y publicado en The Journal of Humans Genetics. Una buena noticia (de ser ciertala tesis, claro) para los que van sobrados del citado gen. Pero ¿y para los que andan escasos?
El propio De Neve se encarga de dar ánimos a éstos últimos según recoge Medical News Today: “El estudio viene a demostrar la relación entre la versión ‘funcional’ del 5-HTT, un gen transportador de la serotonina, y la felicidad. Aunque el bienestar de una persona no depende de un único gen: además de otros muchos factores genéticos, las experiencias vitales siguen siendo las más determinantes para alcanzar la felicidad”.
En definitiva, aquellos que no dispongan del 5-HTT con alelo largo, la ‘versión’ más efectiva según el estudio, pueden aprender a ser felices. Por su parte, los que hayan sido dotados de este gen tendrán más camino recorrido. Porque lo que viene a demostrar este primer estudio, según el propio De Neve, “es por qué cada uno de nosotros tenemos un nivel de referencia para medir la felicidad y por qué algunas personas tienden a ser felices por naturaleza”.
Imagen: Tufts OCW reproducida bajo licencia CC
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Acabaremos comiendo insectos para sobrevivir?
Ciencia, emoción y el ‘milagro’ de poder escuchar
La Mona Lisa está «inequívocamente feliz»
La calidad del semen está en caída libre
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp