10 de mayo 2012    /   IDEAS
por
 

7 razones para volver a creer en la arquitectura

10 de mayo 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El futuro será cada vez más incierto. El pensamiento lineal no valdrá para nada. Abordarlo requerirá un nuevo tipo de cualidades. Habrá que trazar, diseñar y proyectarlo. En este terreno fertil para la creación ¿quién mejor que los arquitectos para diseñar este nuevo mundo? Eso es lo que defendió anoche Jose María Churtichaga en Iniciador en una sesión dedicada a emprender en la arquitectura. «Es una profesión de futuro pero no nos damos cuenta», dijo el arquitecto.

Palabras difíciles de encajar quizá para los miles de profesionales de este sector que actualmente se encuentran en paro pero Churtichaga ofreció unas razones convincentes para volver a creer en la arquitectura. Estas son algunas de ellas:

1. Arquitectura=Emprender

«El Arquitecto es alguien que diseña. Concibe. Inventa. Planea. Proyecta. Emprender significa acometer o comenzar un negocio. Un emprendedor es alguien que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas. Como véis, emprender está muy cerca de diseñar, inventar, del riesgo y del azar. Nosotros somos expertos en eso. En inventar y hacer esas cosas».

2. Diseñar=Emprender

«Significa tomar decisiones en la incertidumbre. Estamos en un mundo sin mapas donde las decisiones se toman sin intuición. Razón por la que en vez de dar clases en una escuela la doy en una universidad de MBA. Ya no existe el método del caso. Lo que existe es una falta de datos. Para esto el arquitecto es muy poderosa. Tenemos el pensamiento no lineal, intuitivo, creativo que hace falta en estas situaciones frente a la educación cartesiana».

«Hay muchos otros proyectos que están por construir. Un diseñador industrial inventó el Velkro. Un químico creó el Post-It».

3. Los negocios se interesan cada vez más por la perspectiva arquitectónica

«Cada vez están más interesados en el diseño, en dar esos saltos cualitativos que crean nuevos mercados. Quieren moverse en un nuevo territorio difuso. Requieren esto. Nos llaman pero no les queremos escuchar.

4. Somos magníficos integradores

«Somos de las pocas profesiones que tienen un componente de director de orquesta. Esa dimensión completa y estratégica. Somos capaces de dirigir e integrar aspectos diversos que otros no están capacitados de hacer».

5. Tenemos un potentísimo zoom

«Nuestro trabajo requiere usar una lente zoom bestial. Nos permite ver todo con ojo de pez y hacer acercamientos precisos. Es un entrenamiento que tiene enorme aplicación para las empresas».

6. Proyectos por encima de asignaturas

En instituciones como Tiimiakatemia o en países como Finlandia, que lideran todos los ranking en educación ya no enseñan por asignaturas. Se enseña por proyectos. Los profesores se incorporan al proyecto con el alumno. Es nuestra manera habitual de aprender y la que se está empezando a aplicar al mundo real.

7. Ser arquitecto no es solo hacer edificios

«No es solo esto. Es un título que te da una óptica que permite modelar el mundo. Como dice el esquema de Tim Brown, en el fondo todo lo que hace el hombre lo está diseñando».

Foto: Tecrekka bajo licencia CC.

 

El futuro será cada vez más incierto. El pensamiento lineal no valdrá para nada. Abordarlo requerirá un nuevo tipo de cualidades. Habrá que trazar, diseñar y proyectarlo. En este terreno fertil para la creación ¿quién mejor que los arquitectos para diseñar este nuevo mundo? Eso es lo que defendió anoche Jose María Churtichaga en Iniciador en una sesión dedicada a emprender en la arquitectura. «Es una profesión de futuro pero no nos damos cuenta», dijo el arquitecto.

Palabras difíciles de encajar quizá para los miles de profesionales de este sector que actualmente se encuentran en paro pero Churtichaga ofreció unas razones convincentes para volver a creer en la arquitectura. Estas son algunas de ellas:

1. Arquitectura=Emprender

«El Arquitecto es alguien que diseña. Concibe. Inventa. Planea. Proyecta. Emprender significa acometer o comenzar un negocio. Un emprendedor es alguien que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas. Como véis, emprender está muy cerca de diseñar, inventar, del riesgo y del azar. Nosotros somos expertos en eso. En inventar y hacer esas cosas».

2. Diseñar=Emprender

«Significa tomar decisiones en la incertidumbre. Estamos en un mundo sin mapas donde las decisiones se toman sin intuición. Razón por la que en vez de dar clases en una escuela la doy en una universidad de MBA. Ya no existe el método del caso. Lo que existe es una falta de datos. Para esto el arquitecto es muy poderosa. Tenemos el pensamiento no lineal, intuitivo, creativo que hace falta en estas situaciones frente a la educación cartesiana».

«Hay muchos otros proyectos que están por construir. Un diseñador industrial inventó el Velkro. Un químico creó el Post-It».

3. Los negocios se interesan cada vez más por la perspectiva arquitectónica

«Cada vez están más interesados en el diseño, en dar esos saltos cualitativos que crean nuevos mercados. Quieren moverse en un nuevo territorio difuso. Requieren esto. Nos llaman pero no les queremos escuchar.

4. Somos magníficos integradores

«Somos de las pocas profesiones que tienen un componente de director de orquesta. Esa dimensión completa y estratégica. Somos capaces de dirigir e integrar aspectos diversos que otros no están capacitados de hacer».

5. Tenemos un potentísimo zoom

«Nuestro trabajo requiere usar una lente zoom bestial. Nos permite ver todo con ojo de pez y hacer acercamientos precisos. Es un entrenamiento que tiene enorme aplicación para las empresas».

6. Proyectos por encima de asignaturas

En instituciones como Tiimiakatemia o en países como Finlandia, que lideran todos los ranking en educación ya no enseñan por asignaturas. Se enseña por proyectos. Los profesores se incorporan al proyecto con el alumno. Es nuestra manera habitual de aprender y la que se está empezando a aplicar al mundo real.

7. Ser arquitecto no es solo hacer edificios

«No es solo esto. Es un título que te da una óptica que permite modelar el mundo. Como dice el esquema de Tim Brown, en el fondo todo lo que hace el hombre lo está diseñando».

Foto: Tecrekka bajo licencia CC.

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El mundo necesita un café
Incels: hombres solteros que odian a las mujeres
Arriesgar y peligrar
El hombre más solitario del mundo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 18
  • «El futuro será cada vez más incierto. El pensamiento lineal no valdrá para nada. Abordarlo requerirá un nuevo tipo de cualidades.»

    Platón, 300 AC.
    Descartes, 1630 DC.
    Kant, 1784 DC.
    Punset, todos los domingos DC.

    Elija quien firma la cita. Es que visto en perspectiva, el futuro es muy poco futurista.

  • Los arquitectos tienen que replantearse que el mundo es finito y que no tienen a su disposición todos los materiales para siempre. Además de Inventar y Diseño hay que añadir calidad y sostenibilidad

  • Querido Marcus Hurst,

    Me encanta Yorukobu y admiro el trabajo que estáis haciendo. Respeto la opinión que viertes sobre el mundo de la arquitectura pero me parece que en este articulo está un poco fuera de madre. Que conste que no tengo nada en contra de los arquitectos y menos si se trara de gente joven tratando de labrarse un futuro, pero siento la necesidad de expresarte mi opinión.

    Creo que presentas la arquitectura como una materia universal, parece que siendo Arquitecto ya estás especialmente preparado para afrontar cualquier proyecto, solo es cuestión de emprender. Sin embargo se podría decir lo mismo de muchas otras profesiones, lo importante no son los estudios es lo que luego haces con tus conocimientos.

    También me hace gracia que hables de la perspectiva arquitectónica y para explicarlo recurras mil veces al termino «diseño». Y, es que la arquitectura y el diseño son materias similares, pero no iguales. Pocos arquitectos demuestran talento como diseñadores industriales, gráficos, etc… Y lo mismo ocurre a la inversa, dificilmente un diseñador gráfico va a resultar un buen arquitecto. Pero parece que a los arquitectos, para volver a creer en la arquitectura, les gusta pensar que tienen las cualidades necesarias para diseñar, gestionar empresas o inventar nuevos artilugios.

    Intentas demostrar que los arquitectos tiene mucho que aportar como inventores diciendo que un diseñador industrial inventó el Velkro y un químico creó el Post-It. Ninguna de estás dos cosas surgieron de la mente de un arquitecto ¡Tiras piedras contra tu propio tejado! Lo raro hubiera sido que el Químico diseñara el Velkro y el Diseñador Industrial el Post-it. Quedo a la espera de saber que tipo de inventos pueden surgir de la mente de un arquitecto.

    Respecto que sóis magníficos integradores. Casi cualquier cargo de cierta responsabilidad tienen ese componente de director de orquesta del que tu hablas, no es una cualidad exclusiva de los Arquitectos. Y, por cierto, eso de que sóis magníficos integradores no se oye por las obras en las que yo he estado.

    Luego dices que ser arquitecto no es solo hacer edificios, ergo ser albañil no es sólo poner ladrillos. Claro que si no te encargan edificios tendrás que ponerte a hacer cualquier otra cosa para ganarte la vida. Pero claro, no dejas de ser arquitecto por estar sirviendo copas, siempre que lo hagas desde una perspectiva arquitectónica.

    Para cambiar el mundo no te piden ningún titulo, pero dificilmente vas a cambiar algo si sigues pensando que por encima de todo eres arquitecto. La gente que cambia el mundo son personas no titulados.

    Siempre he pensado que os iría bien bajar de la nube y tocar tierra, y parece que este periodo de crísis os lo está poniendo bien fácil. Ya veréis que bien se ven las cosas de cerca, así ya no necesitaréis zooms ni ojos de pez, os bastará con mirar las cosas con un poquito de humildad.

    Un saludo cordial.

    Pepe Velasco.

  • Querido Marcus Hurst,

    Me encanta Yorukobu y admiro el trabajo que estáis haciendo. Respeto la opinión que viertes sobre el mundo de la arquitectura pero me parece que en este articulo está un poco fuera de madre. Que conste que no tengo nada en contra de los arquitectos y menos si se trara de gente joven tratando de labrarse un futuro, pero siento la necesidad de expresarte mi opinión.

    Creo que presentas la arquitectura como una materia universal, parece que siendo Arquitecto ya estás especialmente preparado para afrontar cualquier proyecto, solo es cuestión de emprender. Sin embargo se podría decir lo mismo de muchas otras profesiones, lo importante no son los estudios es lo que luego haces con tus conocimientos.

    También me hace gracia que hables de la perspectiva arquitectónica y para explicarlo recurras mil veces al termino «diseño». Y, es que la arquitectura y el diseño son materias similares, pero no iguales. Pocos arquitectos demuestran talento como diseñadores industriales, gráficos, etc… Y lo mismo ocurre a la inversa, dificilmente un diseñador gráfico va a resultar un buen arquitecto. Pero parece que a los arquitectos, para volver a creer en la arquitectura, les gusta pensar que tienen las cualidades necesarias para diseñar, gestionar empresas o inventar nuevos artilugios.

    Intentas demostrar que los arquitectos tiene mucho que aportar como inventores diciendo que un diseñador industrial inventó el Velkro y un químico creó el Post-It. Ninguna de estás dos cosas surgieron de la mente de un arquitecto ¡Tiras piedras contra tu propio tejado! Lo raro hubiera sido que el Químico diseñara el Velkro y el Diseñador Industrial el Post-it. Quedo a la espera de saber que tipo de inventos pueden surgir de la mente de un arquitecto.

    Respecto que sóis magníficos integradores. Casi cualquier cargo de cierta responsabilidad tienen ese componente de director de orquesta del que tu hablas, no es una cualidad exclusiva de los Arquitectos. Y, por cierto, eso de que sóis magníficos integradores no se oye por las obras en las que yo he estado.

    Luego dices que ser arquitecto no es solo hacer edificios, ergo ser albañil no es sólo poner ladrillos. Claro que si no te encargan edificios tendrás que ponerte a hacer cualquier otra cosa para ganarte la vida. Pero claro, no dejas de ser arquitecto por estar sirviendo copas, siempre que lo hagas desde una perspectiva arquitectónica.

    Para cambiar el mundo no te piden ningún titulo, pero dificilmente vas a cambiar algo si sigues pensando que por encima de todo eres arquitecto. La gente que cambia el mundo son personas no titulados.

    Siempre he pensado que os iría bien bajar de la nube y tocar tierra, y parece que este periodo de crísis os lo está poniendo bien fácil. Ya veréis que bien se ven las cosas de cerca, así ya no necesitaréis zooms ni ojos de pez, os bastará con mirar las cosas con un poquito de humildad.

    Un saludo cordial.

    Pepe Velasco.

    • Muchas gracias por tus críticas bien razonadas. Solo quiero aclarar que me he limitado a reflejar la opinión de Jose María Churtichaga. No me siento capacitado de hacer estas valoraciones porque no soy arquitecto. Lo que si me pareció interesante fue reflejar su punto de vista que tiene muchas buenas ideas para reinventar la arquitectura. Saludos y gracias!

    • Noto un cierto resquemor hacia los arquitectos, Pepe Velasco, pues creo que no has sabido leer el mensaje de Churtichaga. Todos los ataques contra la arquitectura en sí que haces tienen una simbiosis entre envidia y crítica infundada.

      Una titulación te amuebla la cabeza, máxime en carreras técnicas, que obviamente te permiten trabajar mejor en equipo y desarrollar y potenciar tus aptitudes. La visión espacial, la maquetación de un trabajo, la gestión del tiempo en un proyecto, etc, son elementos fundamentales en la vida de cualquier emprendedor que se precie. Si realmente crees que la arquitectura, como tal, no da las claves y alguien sin la carrera de arquitecto es capaz de desenvolverse mejor en la vida laboral que los de nuestra profesión, replantéatelo. Tal vez estudiando arquitectura dejes de infravalorar qué es lo que se nos enseña.

      Solo por poner un claro ejemplo sobre el tapete, el ser humano nace con una clara prioridad, sobrevivir. Tras tener la supervivencia agarrada, el siguiente objetivo de cualquier ser humano, e incluso de cualquier animal, es el cobijo, es decir, arquitectura. Cuando viajas a una ciudad, no vas solo por la gastronomía, sino para ver arquitectura, urbanismo, la gestión de los espacios públicos y privados. En definitiva, la vida del ser humano, desde somos humanos, se ha visto claramente impregnada de este magnífico arte.

      Y sí, todo lo que dice Churtichaga es absolutamente cierto. Un arquitecto ha generado en su mente una manera de trabajar que muchos profesionales, titulados y no titulados, ya quisieran.

      Saludos.

  • Noto un cierto resquemor hacia los arquitectos, Pepe Velasco, pues creo que no has sabido leer el mensaje de Churtichaga. Todos los ataques contra la arquitectura en sí que haces tienen una simbiosis entre envidia y crítica infundada.

    Una titulación te amuebla la cabeza, máxime en carreras técnicas, que obviamente te permiten trabajar mejor en equipo y desarrollar y potenciar tus aptitudes. La visión espacial, la maquetación de un trabajo, la gestión del tiempo en un proyecto, etc, son elementos fundamentales en la vida de cualquier emprendedor que se precie. Si realmente crees que la arquitectura, como tal, no da las claves y alguien sin la carrera de arquitecto es capaz de desenvolverse mejor en la vida laboral que los de nuestra profesión, replantéatelo. Tal vez estudiando arquitectura dejes de infravalorar qué es lo que se nos enseña.

    Solo por poner un claro ejemplo sobre el tapete, el ser humano nace con una clara prioridad, sobrevivir. Tras tener la supervivencia agarrada, el siguiente objetivo de cualquier ser humano, e incluso de cualquier animal, es el cobijo, es decir, arquitectura. Cuando viajas a una ciudad, no vas solo por la gastronomía, sino para ver arquitectura, urbanismo, la gestión de los espacios públicos y privados. En definitiva, la vida del ser humano, desde somos humanos, se ha visto claramente impregnada de este magnífico arte.

    Y sí, todo lo que dice Churtichaga es absolutamente cierto. Un arquitecto ha generado en su mente una manera de trabajar que muchos profesionales, titulados y no titulados, ya quisieran.

    Saludos.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies