fbpx
9 de octubre 2014    /   IDEAS
por
 

7 titulares de prensa desafortunados sobre el ébola

9 de octubre 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Como lector me llaman la atención los titulares sobre la sanitaria afectada: titulares confusos, con falta de tacto, con fallidas intenciones literarias… Escribir un buen titular es más complicado que hacer Donuts (que siguen una receta), dice el periodista Carlos Salas. Pero un mal titular también requiere práctica, como se verá.

EL TITULAR QUE QUISO SER POE
El titular de Las Provincias carece de tacto.
Amortajó - Las provincias
Parece que el redactor quiso con «la sanitaria que amortajó a un religioso», imitar títulos de Poe como El entierro prematuro y La máscara de la muerte roja.
«La sanitaria que cuidó a un religioso, primer caso de ébola en Europa», hubiera sido un titular correcto. La palabra «amortajó» es un detalle tan morboso como innecesario, y que debería aparecer en el cuerpo de la noticia.
LA NOTICIA QUE NUNCA FUE
Uno imagina al redactor de La Voz de Galicia gritando: «Joder, esta tía es gallega, mira que si llega a venir… ¡Titular!»
La gallega con ébola a punto de viajar
Si este titular creara escuela, podríamos toparnos con frases como «El Real Madrid estuvo a punto de ganar la liga» o «La cifra de parados estuvo a punto de congelarse».
El titular de La voz de Galicia es habitual en revistas de cotilleos: «Angelina Jolie y Jennifer Aniston casi coinciden en…»
UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA O EL PROBLEMA DE LAS MAYÚSCULAS
El redactor de HOY ofrece información sin contexto, parece que movido por el gusanillo literario.
La hermana paciencia
¿La única solución para la curación de la afectada por ébola es rezar?, pienso. Leo el titular en voz alta.
«¿El santo Job no estaba disponible y tuvieron que buscar a la hermana paciencia?», dice mi mujer, a bote pronto.
Coincidimos: el titular se presta a malentendidos. Parte de culpa está en LAS MAYÚSCULAS: no aclaran que HERMANA PACIENCIA es una misionera. En combinación con FÍAN LA SALVACIÓN, se sugiere que la afectada está a punto de recibir la extremaunción.
Un titular claro, el de Público: «La auxiliar contagiada recibe suero de la hermana Paciencia, que superó la enfermedad».
EL HOMBRE QUE NO ESTUVO ALLÍ O PABLO IGLESIAS, QUE ALGO QUEDA
Pablo Iglesias se ha convertido en un filón para los periódicos. Uno imagina al redactor de Vozpopuli dando un salto de su silla y corriendo al despacho del director: «Metemos en un mismo titular ébola y Pablo Iglesias y lo petamos».
Pablo Iglesias
 
No debería extrañarnos si en adelante encontramos titulares como «asesinan a un hombre cerca de la cafetería en la que Pablo Iglesias compra pasteles» o «La lluvia inundó el aparcamiento del Alcampo donde Pablo Iglesias compra».
EL TITULAR QUE QUISO SER APOCALÍPTICO
El editor de La Nueva España quiso ser creativo y mezcló las palabras «ébola» y «vigilancia» con una imagen de la policía nacional con perros (que pertenece a otra noticia).
Perros vigilando
La maquetación no parece casual y a primera vista, choca: ¿Policías con perros vigilando a personas que pudieran estar contagiadas por ébola? Si una de estas personas quiere cruzar al otro lado del Ebro, ¿los perros irán tras su rastro? ¿Para cuándo los monos naranjas? Este es un escenario propio de una película de terror, inconcebible, pero que viene a la memoria con la extravagante maquetación.
SÁLVATE COMO PUEDAS
La maquetación de El diario montañés tampoco parece casual. Sugiere a la imaginación que las personas vigiladas han sido reunidas; unas recibieron máscaras y otras, no.
Personal sanitario vigilado - Diario Montañés
La imagen, de alguna manera, es jocosa: trae a la memoria la saga «como puedas» protagonizada por Leslie Nielsen. El título sería «Sálvate como puedas» y los personajes tendrían máscaras para pintar a pistola compradas en un chino.
PARECÍA UNA PERSONA NORMAL
El redactor de El País parece que ha hablado con demasiadas señoras mayores que conocen criminales. Estas señoras suelen decir a los periódicos: «Parecía una buena persona…»
Vida normal
Profesionales de la sanidad culpan al Gobierno y a los medios de criminalizar a la auxiliar que se recupera de ébola. Muchos periódicos han utilizado imágenes de Teresa R. extraídas de las redes sociales (como reflejan los pies). Sobre ellas:

SOSPECHOSA DE ÉBOLA

«Sospechosa» en lugar de «posible afectada» u otro término con tacto. El titular de El País, de alguna manera, ahonda —por libre asociación mental— con la criminalidad.
El periodista Carlos Salas dice que es más difícil crear un buen titular que hacer Donuts (que siguen una receta). Al parecer, los malos titulares también requieren esfuerzo.
————————————————
Portadas de periódicos en kiosko.net

Como lector me llaman la atención los titulares sobre la sanitaria afectada: titulares confusos, con falta de tacto, con fallidas intenciones literarias… Escribir un buen titular es más complicado que hacer Donuts (que siguen una receta), dice el periodista Carlos Salas. Pero un mal titular también requiere práctica, como se verá.

EL TITULAR QUE QUISO SER POE
El titular de Las Provincias carece de tacto.
Amortajó - Las provincias
Parece que el redactor quiso con «la sanitaria que amortajó a un religioso», imitar títulos de Poe como El entierro prematuro y La máscara de la muerte roja.
«La sanitaria que cuidó a un religioso, primer caso de ébola en Europa», hubiera sido un titular correcto. La palabra «amortajó» es un detalle tan morboso como innecesario, y que debería aparecer en el cuerpo de la noticia.
LA NOTICIA QUE NUNCA FUE
Uno imagina al redactor de La Voz de Galicia gritando: «Joder, esta tía es gallega, mira que si llega a venir… ¡Titular!»
La gallega con ébola a punto de viajar
Si este titular creara escuela, podríamos toparnos con frases como «El Real Madrid estuvo a punto de ganar la liga» o «La cifra de parados estuvo a punto de congelarse».
El titular de La voz de Galicia es habitual en revistas de cotilleos: «Angelina Jolie y Jennifer Aniston casi coinciden en…»
UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA O EL PROBLEMA DE LAS MAYÚSCULAS
El redactor de HOY ofrece información sin contexto, parece que movido por el gusanillo literario.
La hermana paciencia
¿La única solución para la curación de la afectada por ébola es rezar?, pienso. Leo el titular en voz alta.
«¿El santo Job no estaba disponible y tuvieron que buscar a la hermana paciencia?», dice mi mujer, a bote pronto.
Coincidimos: el titular se presta a malentendidos. Parte de culpa está en LAS MAYÚSCULAS: no aclaran que HERMANA PACIENCIA es una misionera. En combinación con FÍAN LA SALVACIÓN, se sugiere que la afectada está a punto de recibir la extremaunción.
Un titular claro, el de Público: «La auxiliar contagiada recibe suero de la hermana Paciencia, que superó la enfermedad».
EL HOMBRE QUE NO ESTUVO ALLÍ O PABLO IGLESIAS, QUE ALGO QUEDA
Pablo Iglesias se ha convertido en un filón para los periódicos. Uno imagina al redactor de Vozpopuli dando un salto de su silla y corriendo al despacho del director: «Metemos en un mismo titular ébola y Pablo Iglesias y lo petamos».
Pablo Iglesias
 
No debería extrañarnos si en adelante encontramos titulares como «asesinan a un hombre cerca de la cafetería en la que Pablo Iglesias compra pasteles» o «La lluvia inundó el aparcamiento del Alcampo donde Pablo Iglesias compra».
EL TITULAR QUE QUISO SER APOCALÍPTICO
El editor de La Nueva España quiso ser creativo y mezcló las palabras «ébola» y «vigilancia» con una imagen de la policía nacional con perros (que pertenece a otra noticia).
Perros vigilando
La maquetación no parece casual y a primera vista, choca: ¿Policías con perros vigilando a personas que pudieran estar contagiadas por ébola? Si una de estas personas quiere cruzar al otro lado del Ebro, ¿los perros irán tras su rastro? ¿Para cuándo los monos naranjas? Este es un escenario propio de una película de terror, inconcebible, pero que viene a la memoria con la extravagante maquetación.
SÁLVATE COMO PUEDAS
La maquetación de El diario montañés tampoco parece casual. Sugiere a la imaginación que las personas vigiladas han sido reunidas; unas recibieron máscaras y otras, no.
Personal sanitario vigilado - Diario Montañés
La imagen, de alguna manera, es jocosa: trae a la memoria la saga «como puedas» protagonizada por Leslie Nielsen. El título sería «Sálvate como puedas» y los personajes tendrían máscaras para pintar a pistola compradas en un chino.
PARECÍA UNA PERSONA NORMAL
El redactor de El País parece que ha hablado con demasiadas señoras mayores que conocen criminales. Estas señoras suelen decir a los periódicos: «Parecía una buena persona…»
Vida normal
Profesionales de la sanidad culpan al Gobierno y a los medios de criminalizar a la auxiliar que se recupera de ébola. Muchos periódicos han utilizado imágenes de Teresa R. extraídas de las redes sociales (como reflejan los pies). Sobre ellas:

SOSPECHOSA DE ÉBOLA

«Sospechosa» en lugar de «posible afectada» u otro término con tacto. El titular de El País, de alguna manera, ahonda —por libre asociación mental— con la criminalidad.
El periodista Carlos Salas dice que es más difícil crear un buen titular que hacer Donuts (que siguen una receta). Al parecer, los malos titulares también requieren esfuerzo.
————————————————
Portadas de periódicos en kiosko.net

Compártelo twitter facebook whatsapp
Por qué si eres sexóloga te tocará recibir ‘foto-pollas’
Cuando Diego Rivera y Frida Kahlo le dijeron no al millonario Rockefeller
Planos de las calles tranquilas para ir en bici
No puedes ir a la huelga del 8M
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Completamente de acuerdo con el análisis. Lo cierto es que los titulares se cuidan cada vez menos, incluso en grandes medios. El titular que incluye a Pablo Iglesias sería un buen ejemplo de «cómo hacer una noticia de lo que no es noticia en absoluto».

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *