11 de noviembre 2021    /   BRANDED CONTENT
 

8 libros para celebrar el Día de la Librerías

11 de noviembre 2021    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Tras una década celebrándose sin una fecha fija en el calendario, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) ha fijado el 11 de noviembre como Día de las Librerías para este y los próximos años. La excusa perfecta para visitarlas.

Aunque a los muy lectores no les hace falta ninguna razón especial para escaparse a su librería de referencia y perderse entre sus volúmenes, no está de más establecer el once del once como el día en el que poner en valor la labor de estos establecimientos en cuando al fomento de la lectura se refiere. Y, por supuesto, la de los profesionales que los regentan.

En estas tiendas de palabras, los libreros hacen las veces de guardianes del saber y el entretenimiento que se recoge en las miles y miles de páginas que albergan los libros. Estos, quietos en las estanterías, aguardan a ser ellos los elegidos por los lectores. O tal vez ser una de las recomendaciones de los libreros.

Porque la labor de prescripción de los profesionales de este gremio es, junto con el poder coger, hojear y sentir el tacto y el aroma de los libros, una de las grandes razones por las que seguir visitando las librerías. Son los libreros quienes solo con unas cuantas pistas pueden detectar el tipo de lectores que somos y lo que estamos buscando, incluso aunque ni nosotros mismos lo tengamos muy claro.

Ellos mejor que nadie están al tanto de las novedades y saben cuándo un sonado lanzamiento lo es no solo por el tirón mediático de su autor o la capacidad promocional de la editorial, sino, sobre todo, por lo que en él se ha escrito.

Y por supuesto, a ellos debemos muchos de nuestros grandes descubrimientos literarios. Esos libros que nos han marcado como lectores y que, si no hubiera sido por la recomendación de un librero, probablemente nunca hubiéramos conocido ni llegado a leer.

Por eso, este 11 de noviembre te animamos a que acudas a una de las 69 librerías de El Corte Inglés y te dejes llevar por el consejo de uno de sus libreros o libreras.

Si así lo haces, durante esta jornada obtendrás un 10% de descuento en tus compras, que también podrás disfrutar en la web y la app de El Corte Inglés. Un descuento que solo podrás disfrutar dos veces al año: el primero con motivo de la celebración del Día del Libro, y el segundo durante el 11 de noviembre, Día de las Librerías.

Por si quieres ir con parte de los deberes hechos, aquí te aconsejamos unos cuantos títulos para que, una vez en la librería, pidas el aval de tu librero.

Nunca, de Ken Follet

El 11 de noviembre, Día de las Librerías, es también el del estreno del nuevo libro de Ken Follet. El galés abandona momentáneamente la novela histórica para traer este thriller que se desarrolla en la actualidad y en diversos escenarios, y que tiene como trasfondo la posible declaración de una nueva guerra mundial.

Según ha declarado el propio escritor, fue documentándose sobre la I Guerra Mundial para otro de sus libros cuando encontró claras semejanzas entre aquel momento histórico y el panorama actual. En una entrevista promocional, Follet declaró que las decisiones erróneas que, por entonces, tomaron los dirigentes mundiales derivaron en un conflicto que nadie esperaba ni quería, pero que llegó de manera irremediable. Su pregunta es: ¿podría pasar lo mismo en la actualidad?

Aunque todos los personajes de la novela son ficticios, para su recreación Follet ha mantenido reuniones y entrevistas con primeros líderes mundiales actuales.

Las casualidades no existen, de Borja Vilaseca

¿Crees en las casualidades? Este libro defiende la teoría de que no existen. Borja Vilaseca, su autor, es de los que creen que las cosas pasan no porque queramos, sino porque necesitamos que pasen para aprender de ellas.

El comunicador considera que la mayoría de nosotros vivimos en una especie de «pecera mental» de la que necesitamos liberarnos si a lo que aspiramos es a amar y a valorar la propia vida.

Su libro, dice, va dirigido tanto a creyentes como a agnósticos y ateos, puesto que cada uno de ellos sacará de él una conclusión distinta: «Los creyentes cuestionarán la religión y los ateos se abrirán a la espiritualidad», asegura.

El hombre mas feliz del mundo, de Eddie Jaku

El título hace referencia a Eddie Jaku, un alemán de 100 años y superviviente de Auschwitz. El propio Jaku se autodenominó como el hombre más feliz del mundo, y a lo largo de las páginas de este libro explica el porqué.

Lo hace narrando su experiencia en los campos de concentración a los que fue llevado en 1938 por su condición de judío. El ser ingeniero le concedió algunos privilegios durante su etapa como prisionero, pero no le libró de otras muchas penalidades, entre ellas las de perder a su familia y amigos.

A partir de su dura experiencia, Eddie Jaku decidió que su forma de superar todo aquello y, de paso, rendir homenaje a los que no pudieron sobrevivir a esa pesadilla sería sonreír todos los días. Y así lo siguió haciendo hasta su reciente fallecimiento, que tuvo lugar el pasado 12 de octubre.

El derecho de los lobos, de Stefano De Bellis y Edgardo Fiorillo

La Roma del 80 a.C. es el escenario de este thriller de Stefano de Bellis y Edgardo Fiorillo. Su protagonista es Tito Anio, un veterano centurión que tendrá que trata de encontrar al presunto responsable de una matanza en uno de los burdeles de la ciudad.

A medida que avanza la novela, la trama se complica y los personajes se suceden siempre con la caótica ciudad de Roma de fondo, en la que no faltan las conspiraciones políticas que amenazan con acabar con la República.

Error 404. ¿Estamos preparados para un mundo sin internet, de Esther Paniagua

El nuevo libro de Esther Paniagua no es una novela distópica. Es un ensayo sobre una realidad que podría darse en no mucho tiempo. En Error 404, la escritora aborda los distintos escenarios actuales que dan pistas sobre cómo podría producirse el apagón de internet y sus posibles consecuencias.

En su labor de investigación, Paniagua se ha topado con el lado más oscuro del ciberespacio y con las razones que llevan a la desinformación, la plaga de bulos o la polarización que hoy en día se vive en las redes sociales.

Todo un tratado fundamental para conocer las entrañas de la red de redes y las terribles consecuencias que podría acarrearnos la dependencia digital de nuestra sociedad.

A fuego lento, de Paula Hawins

Muchos lectores descubrieron a Paula Hawins con La chica del tren, un thriller que se convirtió en bestseller (el número de ejemplares vendidos supera los 27 millones en todo el mundo) y que fue llevado a las pantallas en un film protagonizado por Emily Blunt.

Ahora la escritora vuelve con otra historia de misterio en el que la víctima es un joven y las sospechosas, tres mujeres a cada cual con más razones para odiar al resto de la humanidad.

El ministerio del sentido común, de Martin Lindstrom

Dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos, y lo que está ocurriendo últimamente en el entorno laboral no hace más que dar la razón a este dicho popular. Para su autor, Martin Lindstrom, los problemas internos y los trámites burocráticos de las empresas no hacen otra cosa más que entorpecer la labor de sus trabajadores.

Como muestra de ello, Lindstrom recoge distintos ejemplos en los que el sentido común empresarial brilla por su ausencia y propone posibles soluciones para recuperar la cordura, entre ellos, paliar el síndrome de la reunionitis y también el papeleo innecesario.

Manual para días rojos, de Paula Ramos

Al personaje protagonista de esta novela le ocurre lo mismo que al encarnado por Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes: teme a los días rojos. Y mucho más que a los negros porque a esos, al menos, se les ve venir.

Para esos días en los que el miedo se cernía sobre ella sin saber muy bien por qué, el personaje de la película de Blake Edwards tenía un truco: desayunar frente al escaparate de Tiffany. Pero la protagonista de la historia escrita por Paula Ramos no vive en Manhattan ni tiene una lujosa joyería cerca, por lo que le toca recurrir a otras soluciones. En su caso, su pueblo natal y las amigas de toda la vida. Aunque también tiene que contar con otro elemento indispensable en su vida: su mala suerte.

Este artículo se ha desarrollado gracias a Cultura y Ocio de El Corte Inglés.
Visita la librería

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Tras una década celebrándose sin una fecha fija en el calendario, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) ha fijado el 11 de noviembre como Día de las Librerías para este y los próximos años. La excusa perfecta para visitarlas.

Aunque a los muy lectores no les hace falta ninguna razón especial para escaparse a su librería de referencia y perderse entre sus volúmenes, no está de más establecer el once del once como el día en el que poner en valor la labor de estos establecimientos en cuando al fomento de la lectura se refiere. Y, por supuesto, la de los profesionales que los regentan.

En estas tiendas de palabras, los libreros hacen las veces de guardianes del saber y el entretenimiento que se recoge en las miles y miles de páginas que albergan los libros. Estos, quietos en las estanterías, aguardan a ser ellos los elegidos por los lectores. O tal vez ser una de las recomendaciones de los libreros.

Porque la labor de prescripción de los profesionales de este gremio es, junto con el poder coger, hojear y sentir el tacto y el aroma de los libros, una de las grandes razones por las que seguir visitando las librerías. Son los libreros quienes solo con unas cuantas pistas pueden detectar el tipo de lectores que somos y lo que estamos buscando, incluso aunque ni nosotros mismos lo tengamos muy claro.

Ellos mejor que nadie están al tanto de las novedades y saben cuándo un sonado lanzamiento lo es no solo por el tirón mediático de su autor o la capacidad promocional de la editorial, sino, sobre todo, por lo que en él se ha escrito.

Y por supuesto, a ellos debemos muchos de nuestros grandes descubrimientos literarios. Esos libros que nos han marcado como lectores y que, si no hubiera sido por la recomendación de un librero, probablemente nunca hubiéramos conocido ni llegado a leer.

Por eso, este 11 de noviembre te animamos a que acudas a una de las 69 librerías de El Corte Inglés y te dejes llevar por el consejo de uno de sus libreros o libreras.

Si así lo haces, durante esta jornada obtendrás un 10% de descuento en tus compras, que también podrás disfrutar en la web y la app de El Corte Inglés. Un descuento que solo podrás disfrutar dos veces al año: el primero con motivo de la celebración del Día del Libro, y el segundo durante el 11 de noviembre, Día de las Librerías.

Por si quieres ir con parte de los deberes hechos, aquí te aconsejamos unos cuantos títulos para que, una vez en la librería, pidas el aval de tu librero.

Nunca, de Ken Follet

El 11 de noviembre, Día de las Librerías, es también el del estreno del nuevo libro de Ken Follet. El galés abandona momentáneamente la novela histórica para traer este thriller que se desarrolla en la actualidad y en diversos escenarios, y que tiene como trasfondo la posible declaración de una nueva guerra mundial.

Según ha declarado el propio escritor, fue documentándose sobre la I Guerra Mundial para otro de sus libros cuando encontró claras semejanzas entre aquel momento histórico y el panorama actual. En una entrevista promocional, Follet declaró que las decisiones erróneas que, por entonces, tomaron los dirigentes mundiales derivaron en un conflicto que nadie esperaba ni quería, pero que llegó de manera irremediable. Su pregunta es: ¿podría pasar lo mismo en la actualidad?

Aunque todos los personajes de la novela son ficticios, para su recreación Follet ha mantenido reuniones y entrevistas con primeros líderes mundiales actuales.

Las casualidades no existen, de Borja Vilaseca

¿Crees en las casualidades? Este libro defiende la teoría de que no existen. Borja Vilaseca, su autor, es de los que creen que las cosas pasan no porque queramos, sino porque necesitamos que pasen para aprender de ellas.

El comunicador considera que la mayoría de nosotros vivimos en una especie de «pecera mental» de la que necesitamos liberarnos si a lo que aspiramos es a amar y a valorar la propia vida.

Su libro, dice, va dirigido tanto a creyentes como a agnósticos y ateos, puesto que cada uno de ellos sacará de él una conclusión distinta: «Los creyentes cuestionarán la religión y los ateos se abrirán a la espiritualidad», asegura.

El hombre mas feliz del mundo, de Eddie Jaku

El título hace referencia a Eddie Jaku, un alemán de 100 años y superviviente de Auschwitz. El propio Jaku se autodenominó como el hombre más feliz del mundo, y a lo largo de las páginas de este libro explica el porqué.

Lo hace narrando su experiencia en los campos de concentración a los que fue llevado en 1938 por su condición de judío. El ser ingeniero le concedió algunos privilegios durante su etapa como prisionero, pero no le libró de otras muchas penalidades, entre ellas las de perder a su familia y amigos.

A partir de su dura experiencia, Eddie Jaku decidió que su forma de superar todo aquello y, de paso, rendir homenaje a los que no pudieron sobrevivir a esa pesadilla sería sonreír todos los días. Y así lo siguió haciendo hasta su reciente fallecimiento, que tuvo lugar el pasado 12 de octubre.

El derecho de los lobos, de Stefano De Bellis y Edgardo Fiorillo

La Roma del 80 a.C. es el escenario de este thriller de Stefano de Bellis y Edgardo Fiorillo. Su protagonista es Tito Anio, un veterano centurión que tendrá que trata de encontrar al presunto responsable de una matanza en uno de los burdeles de la ciudad.

A medida que avanza la novela, la trama se complica y los personajes se suceden siempre con la caótica ciudad de Roma de fondo, en la que no faltan las conspiraciones políticas que amenazan con acabar con la República.

Error 404. ¿Estamos preparados para un mundo sin internet, de Esther Paniagua

El nuevo libro de Esther Paniagua no es una novela distópica. Es un ensayo sobre una realidad que podría darse en no mucho tiempo. En Error 404, la escritora aborda los distintos escenarios actuales que dan pistas sobre cómo podría producirse el apagón de internet y sus posibles consecuencias.

En su labor de investigación, Paniagua se ha topado con el lado más oscuro del ciberespacio y con las razones que llevan a la desinformación, la plaga de bulos o la polarización que hoy en día se vive en las redes sociales.

Todo un tratado fundamental para conocer las entrañas de la red de redes y las terribles consecuencias que podría acarrearnos la dependencia digital de nuestra sociedad.

A fuego lento, de Paula Hawins

Muchos lectores descubrieron a Paula Hawins con La chica del tren, un thriller que se convirtió en bestseller (el número de ejemplares vendidos supera los 27 millones en todo el mundo) y que fue llevado a las pantallas en un film protagonizado por Emily Blunt.

Ahora la escritora vuelve con otra historia de misterio en el que la víctima es un joven y las sospechosas, tres mujeres a cada cual con más razones para odiar al resto de la humanidad.

El ministerio del sentido común, de Martin Lindstrom

Dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos, y lo que está ocurriendo últimamente en el entorno laboral no hace más que dar la razón a este dicho popular. Para su autor, Martin Lindstrom, los problemas internos y los trámites burocráticos de las empresas no hacen otra cosa más que entorpecer la labor de sus trabajadores.

Como muestra de ello, Lindstrom recoge distintos ejemplos en los que el sentido común empresarial brilla por su ausencia y propone posibles soluciones para recuperar la cordura, entre ellos, paliar el síndrome de la reunionitis y también el papeleo innecesario.

Manual para días rojos, de Paula Ramos

Al personaje protagonista de esta novela le ocurre lo mismo que al encarnado por Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes: teme a los días rojos. Y mucho más que a los negros porque a esos, al menos, se les ve venir.

Para esos días en los que el miedo se cernía sobre ella sin saber muy bien por qué, el personaje de la película de Blake Edwards tenía un truco: desayunar frente al escaparate de Tiffany. Pero la protagonista de la historia escrita por Paula Ramos no vive en Manhattan ni tiene una lujosa joyería cerca, por lo que le toca recurrir a otras soluciones. En su caso, su pueblo natal y las amigas de toda la vida. Aunque también tiene que contar con otro elemento indispensable en su vida: su mala suerte.

Este artículo se ha desarrollado gracias a Cultura y Ocio de El Corte Inglés.
Visita la librería

Compártelo twitter facebook whatsapp
Bullet Journals, el postureo del orden personal que no puedes dejar de mirar
Typoweek: cinco días de tipografías
Andrés Lozano: los dibujos de un enamorado de los cuadernos
La moda 'manchable' de María Barros y Skip
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp