BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
19 de abril 2016    /   BRANDED CONTENT
 

¿Quién manda en los bares de toda la vida?

19 de abril 2016    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

«Escúchame, Magdalena
porque no fui yo… ¡no fui!
Fue el maldito cariñena
que se apoderó de mí».
(La venganza de Don Mendo, Pedro Muñoz Seca)

Si eres de Madrid, has ido al Palentino, en Malasaña. Has visto a los jóvenes hacer cola en la puerta, porque un segurata controla el acceso para que el interior nunca esté demasiado lleno. ¿Qué tiene El Palentino, si no tiene nada? Quizá no lo sepas describir, pero lo sabes. El Palentino es un bar de toda la vida. Como el Bar Pastís o el Bar Marsella en Barcelona. Como todos los Bar Paco o Bar Manolo que encuentras en cualquier barrio de cualquier ciudad española.

¿Cómo se distingue un bar de toda la vida? Están llenos de pistas que les hacen ser reconocibles:

  • Los servilleteros con servilletas que no secan.

clásico

  • Las ventanas con cortinillas pintadas en el cristal.

clásico

  • Las tapas de verdad, gratis.

clásico
Foto: Casa Pepe (Madrid), por Barrasdemadrid.

  • Los camareros de toda la vida, que lo mismo se cantan algo que tocan el cencerro que tienen malos humos.

clásico
Foto: Eusebio, de ‘La esquina de Eusebio’ (Madrid), por Fotoespanolucy.

clásico
Foto: Bar Pastís (Barcelona).

El reborde de la barra, las sillas negras, los suelos de mármol, los pequeños catavinos…

Todo eso les otorga un encanto especial que hace que sean los preferidos de muchos jóvenes, y que los locales de diseño no tengan nada que hacer a su lado.

Por tercer año consecutivo, el vino Sangre de Toro convoca la competición «A la Conquista del Clásico», que cada año suma más participantes y busca determinar quiénes son los dueños de estos «bares de toda la vida».

Por un lado pujan los jóvenes. Por otro, los clásicos. Esta búsqueda de la autenticidad se hace a través de la app «Reto Clásico – A la Conquista del Clásico» pero, sobre todo, pidiendo un buen vino en cada barra de bar.

Clásico

Este año, los clásicos están convencidos de que se alzarán como los conquistadores de los bares de toda la vida. Lo harán escáner en mano, encontrando premios escondidos en bares y supermercados de Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Logroño. Reclutarán amigos para así desbloquear los distintos badges y subir posiciones en el ranking de su ciudad y participarán en las misiones especiales que les propondrá el juego. Las redes sociales ya no son nada nuevo para ellos.

clásico

Para participar y reivindicar que eres un auténtico conquistador de estos bares de toda la vida, debes pedir un Sangre de Toro en uno de los bares adscritos a la promoción y escanear el código QR que viene en el posavasos. También encontrarás un código en los Packs Conquistador del súper. Estos códigos te darán acceso a puntos y a premios como bicicletas de bambú, cámaras instantáneas, viajes, iPads o vales regalo de Fnac y Asos.

Saborea la uva garnacha y cariñena de Sangre de Toro al tiempo que reivindicas el derecho de tu codo, y el de tu generación, a que nadie los mueva de esa barra castiza.

clásico

«Escúchame, Magdalena
porque no fui yo… ¡no fui!
Fue el maldito cariñena
que se apoderó de mí».
(La venganza de Don Mendo, Pedro Muñoz Seca)

Si eres de Madrid, has ido al Palentino, en Malasaña. Has visto a los jóvenes hacer cola en la puerta, porque un segurata controla el acceso para que el interior nunca esté demasiado lleno. ¿Qué tiene El Palentino, si no tiene nada? Quizá no lo sepas describir, pero lo sabes. El Palentino es un bar de toda la vida. Como el Bar Pastís o el Bar Marsella en Barcelona. Como todos los Bar Paco o Bar Manolo que encuentras en cualquier barrio de cualquier ciudad española.

¿Cómo se distingue un bar de toda la vida? Están llenos de pistas que les hacen ser reconocibles:

  • Los servilleteros con servilletas que no secan.

clásico

  • Las ventanas con cortinillas pintadas en el cristal.

clásico

  • Las tapas de verdad, gratis.

clásico
Foto: Casa Pepe (Madrid), por Barrasdemadrid.

  • Los camareros de toda la vida, que lo mismo se cantan algo que tocan el cencerro que tienen malos humos.

clásico
Foto: Eusebio, de ‘La esquina de Eusebio’ (Madrid), por Fotoespanolucy.

clásico
Foto: Bar Pastís (Barcelona).

El reborde de la barra, las sillas negras, los suelos de mármol, los pequeños catavinos…

Todo eso les otorga un encanto especial que hace que sean los preferidos de muchos jóvenes, y que los locales de diseño no tengan nada que hacer a su lado.

Por tercer año consecutivo, el vino Sangre de Toro convoca la competición «A la Conquista del Clásico», que cada año suma más participantes y busca determinar quiénes son los dueños de estos «bares de toda la vida».

Por un lado pujan los jóvenes. Por otro, los clásicos. Esta búsqueda de la autenticidad se hace a través de la app «Reto Clásico – A la Conquista del Clásico» pero, sobre todo, pidiendo un buen vino en cada barra de bar.

Clásico

Este año, los clásicos están convencidos de que se alzarán como los conquistadores de los bares de toda la vida. Lo harán escáner en mano, encontrando premios escondidos en bares y supermercados de Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Logroño. Reclutarán amigos para así desbloquear los distintos badges y subir posiciones en el ranking de su ciudad y participarán en las misiones especiales que les propondrá el juego. Las redes sociales ya no son nada nuevo para ellos.

clásico

Para participar y reivindicar que eres un auténtico conquistador de estos bares de toda la vida, debes pedir un Sangre de Toro en uno de los bares adscritos a la promoción y escanear el código QR que viene en el posavasos. También encontrarás un código en los Packs Conquistador del súper. Estos códigos te darán acceso a puntos y a premios como bicicletas de bambú, cámaras instantáneas, viajes, iPads o vales regalo de Fnac y Asos.

Saborea la uva garnacha y cariñena de Sangre de Toro al tiempo que reivindicas el derecho de tu codo, y el de tu generación, a que nadie los mueva de esa barra castiza.

clásico

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los finalistas del concurso de creatividad Hazlo Tú
Boa Mistura: Arte urbano para mejorar los vínculos de las personas con su ciudad
El insomnio causado por Amnistía Internacional
Tatiana Brodatch y la erótica de la plastilina
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Recuerdo los viejos bares con los servilleteros y los cristales grabados con escudos o dibujos de aquellos años.

  • Comentarios cerrados.