fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
23 de noviembre 2017    /   BRANDED CONTENT
 

Contar la historia de la humanidad en un minuto: un reto brutal

23 de noviembre 2017    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El Big Bang es el acto supremo de la creatividad. Es la madre de todas las ideas.

Aquella noche nos sacó de la oscuridad y 32.000 millones de noches después estamos nosotros. Polvos y partículas que buscamos nuestro lugar en el universo. Seres insignificantes pero a la vez poderosos.

El nuevo anuncio de Absolut no es un anuncio. Es una obra de arte que cuenta la historia de la Tierra en 60 segundos. Un acto de concisión brutal en el que se usaron más de 100 tomas para contar 40 hitos que marcaron la evolución de la vida en el planeta Tierra.

Inspirar a millones de personas requería un mensaje épico; y no hay nada más épico que la historia del mundo forjada a partir de una gigantesca explosión intergaláctica, y todo lo que ha ocurrido entre medias hasta llegar a nuestros días.

«La película es una invitación para que todo el mundo cree», relatan Simon Cenamor y Raymon Chan, directores creativos de BBH London. Suyo fue el reto de transmitir «Create a Better Tomorrow Tonight», la filosofía con la que Absolut quiere presentarse ante el mundo en los próximos años.

Para ayudarles a dar coherencia y cronología al relato, los creativos sumaron al historiador Adam Rutherford, que les ayudó a contar todo lo que ocurrió entre el Big Bang y el nacimiento del ser humano. «Tuvimos que ser implacables porque había tantos grandes momentos en la historia que no pudimos meter…», explican Cenamor y Chan.

La formación de la atmósfera. El nacimiento de las células, la aparición de los reptiles, mamíferos y dinosaurios. El momento en el que el humano consigue dominar el fuego. La agricultura, la invención de la imprenta y la capacidad de manipular el metal. La instalación de la electricidad, televisión, videojuegos y Elvis. La caída del muro de Berlín, la era digital, la legalización del matrimonio homosexual. Son algunos de los temas que sobrevivieron a la criba.

3absolube

4absolube

Con el guion acabado y el concepto desarrollado, llegó el momento de traducir estas palabras a un torrente de imágenes poderosas. Y allí es donde entró Emmanuel Lubezki. El director de fotografía de películas como Gravity, Birdman y El árbol de la vida, se sumó al proyecto.

El mexicano abordó la obra como si fuese suya. «Estaba obsesionado con que las más de cien tomas quedaran absolutamente perfectas». Él tuvo la idea de crear la sensación de estar abordo de un cohete que viaja por la historia. «Utiliza la cámara como si estuviese sujeta a un trozo de materia emitida por el Big Bang, que viaja por el tiempo a una velocidad de mil millones de años por segundo».

El proceso de producción fue largo y difícil según Cenamor y Chan. Conseguir imágenes de archivo sobre el primer coche o la caída del muro de Berlín no era tan complicado. Lo difícil era generar imágenes que contaran historias como la formación de las primeras células, la aparición de la agricultura o la imprenta. Las secuencias de los primeros tiempos del hombre se grabaron en el desierto de Almería y algunas sesiones en estudios de Londres.

Lo demás se gestó en los ordenadores de Framestore, el equipo de genios de los efectos especiales que ya había trabajado con Lubezki en la película Gravity y que recientemente contribuyeron a los paisajes apocalípticos de Blade Runner 2049. «Yo diría que el 60% de la película fue grabada o creada con ordenadores. Lo demás fueron imágenes que encontramos de archivo», explica el dúo creativo.

2absolube

El director de fotografía pudo echar mano de su propia experiencia para dar un toque personal a la obra. «Una de las mayores inspiraciones para la pieza vino de El árbol de la vida, de Terrence Malick, donde él mismo fue el encargado de la fotografía», explican Cenamor y Chan.

En un minuto Absolut ha sido capaz de resumir la historia de la humanidad. Ahora el peso de la historia está sobre nuestros hombros, las personas a las que les ha tocado vivir este capítulo de la historia de la humanidad. Por eso, Absolut quiere aprovechar el lanzamiento de esta campaña para animar al nuevo talento a expresarse. La marca ha lanzado un concurso creativo con 3.000 euros en premios.

«La esencia de la idea es el principio y el final de la película. Dos noches. Primero la oscuridad total antes del Big Bang. Y posteriormente esta noche. Nuestra noche. En ese momento nos toca a nosotros seguir creando para que el universo siga en movimiento».

 

El Big Bang es el acto supremo de la creatividad. Es la madre de todas las ideas.

Aquella noche nos sacó de la oscuridad y 32.000 millones de noches después estamos nosotros. Polvos y partículas que buscamos nuestro lugar en el universo. Seres insignificantes pero a la vez poderosos.

El nuevo anuncio de Absolut no es un anuncio. Es una obra de arte que cuenta la historia de la Tierra en 60 segundos. Un acto de concisión brutal en el que se usaron más de 100 tomas para contar 40 hitos que marcaron la evolución de la vida en el planeta Tierra.

Inspirar a millones de personas requería un mensaje épico; y no hay nada más épico que la historia del mundo forjada a partir de una gigantesca explosión intergaláctica, y todo lo que ha ocurrido entre medias hasta llegar a nuestros días.

«La película es una invitación para que todo el mundo cree», relatan Simon Cenamor y Raymon Chan, directores creativos de BBH London. Suyo fue el reto de transmitir «Create a Better Tomorrow Tonight», la filosofía con la que Absolut quiere presentarse ante el mundo en los próximos años.

Para ayudarles a dar coherencia y cronología al relato, los creativos sumaron al historiador Adam Rutherford, que les ayudó a contar todo lo que ocurrió entre el Big Bang y el nacimiento del ser humano. «Tuvimos que ser implacables porque había tantos grandes momentos en la historia que no pudimos meter…», explican Cenamor y Chan.

La formación de la atmósfera. El nacimiento de las células, la aparición de los reptiles, mamíferos y dinosaurios. El momento en el que el humano consigue dominar el fuego. La agricultura, la invención de la imprenta y la capacidad de manipular el metal. La instalación de la electricidad, televisión, videojuegos y Elvis. La caída del muro de Berlín, la era digital, la legalización del matrimonio homosexual. Son algunos de los temas que sobrevivieron a la criba.

3absolube

4absolube

Con el guion acabado y el concepto desarrollado, llegó el momento de traducir estas palabras a un torrente de imágenes poderosas. Y allí es donde entró Emmanuel Lubezki. El director de fotografía de películas como Gravity, Birdman y El árbol de la vida, se sumó al proyecto.

El mexicano abordó la obra como si fuese suya. «Estaba obsesionado con que las más de cien tomas quedaran absolutamente perfectas». Él tuvo la idea de crear la sensación de estar abordo de un cohete que viaja por la historia. «Utiliza la cámara como si estuviese sujeta a un trozo de materia emitida por el Big Bang, que viaja por el tiempo a una velocidad de mil millones de años por segundo».

El proceso de producción fue largo y difícil según Cenamor y Chan. Conseguir imágenes de archivo sobre el primer coche o la caída del muro de Berlín no era tan complicado. Lo difícil era generar imágenes que contaran historias como la formación de las primeras células, la aparición de la agricultura o la imprenta. Las secuencias de los primeros tiempos del hombre se grabaron en el desierto de Almería y algunas sesiones en estudios de Londres.

Lo demás se gestó en los ordenadores de Framestore, el equipo de genios de los efectos especiales que ya había trabajado con Lubezki en la película Gravity y que recientemente contribuyeron a los paisajes apocalípticos de Blade Runner 2049. «Yo diría que el 60% de la película fue grabada o creada con ordenadores. Lo demás fueron imágenes que encontramos de archivo», explica el dúo creativo.

2absolube

El director de fotografía pudo echar mano de su propia experiencia para dar un toque personal a la obra. «Una de las mayores inspiraciones para la pieza vino de El árbol de la vida, de Terrence Malick, donde él mismo fue el encargado de la fotografía», explican Cenamor y Chan.

En un minuto Absolut ha sido capaz de resumir la historia de la humanidad. Ahora el peso de la historia está sobre nuestros hombros, las personas a las que les ha tocado vivir este capítulo de la historia de la humanidad. Por eso, Absolut quiere aprovechar el lanzamiento de esta campaña para animar al nuevo talento a expresarse. La marca ha lanzado un concurso creativo con 3.000 euros en premios.

«La esencia de la idea es el principio y el final de la película. Dos noches. Primero la oscuridad total antes del Big Bang. Y posteriormente esta noche. Nuestra noche. En ese momento nos toca a nosotros seguir creando para que el universo siga en movimiento».

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Tu nombre te marca mucho más de lo que imaginas
Tesla vs. Edison: revive la guerra de las corrientes en un juego de mesa
Jesús Encinar: "Una de las grandes tragedias de la burbuja inmobiliaria es que todo parece lo mismo"
Cómo mejorar Barcelona con la participación de sus ciudadanos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies