9 de diciembre 2014    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El bajista de un grupo metalero se rompe un testículo en un concierto

9 de diciembre 2014    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

El bajista del grupo metalero sinfónico Delain tocaba animado en un concierto celebrado en la ciudad inglesa de Birmingham, cuando uno de los seis cañones de confeti disparó con puntero acierto a uno de sus testículos, como cuenta la publicación Rolling Stone.
El músico, de nombre Otto Schimmelpenninck –mejor Schimmelpenis-, notó el impacto, pero siguió como estuviera acostumbrado a que en cada concierto un portento de cañón confeti le golpeara en las partes.
A medida que el concierto avanzaba, este hombretón del norte –holandés, para más señas-, notaba que allí abajo no andaba bien la cosa, incluso le salía sangre. Lo corroboró cuando terminó la actuación y se fue al camerino, donde vio un testículo con forma de patata. Se fue al hospital de urgencia y allí le operaron de rotura de testículo. Todo acabó en un susto y en un dolor de huevos.
Leerlo e imaginárselo da tanta grima que este hombre metalero se merece una gran rima. Vamos con un intento de oda a este valiente y así de paso me meto con Ana Mato.
 
Oda heroica al metalero del huevo
En un concierto metalero,
un cañón de confeti te dio en un huevo,
¡Dios, qué dolor!, y seguiste la fiesta
como Ana Mato en la Gürtel del Medievo.
 
Movías valiente la pernera en Birmingham, Inglaterra,
mientras pensabas, «mejor estaría en la barra de un bar».
Con el testículo rojo del tamaño de una perra,
bastaba un ligero meneo para sentir el ¡pa-ta-pam!
 
Eras el bajista de los golpes bajos,
que no aguantaría ni el mejor Whitetaker,
por favor, dijiste, llenadme de güisqui la ‘petaker’,
que llevo el huevo como un estropajo.
 
La juerga después del concierto fue todo un desconcierto,
aterrizaste en el quirófano del Pub ‘Hospital’ y le espetaste al cirujano:
«Arrégleme este entuerto, Mastropiero».
Una vez repuesto, respondió: «menos mal que no acertó en el agujero del ano».
———–
Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, son interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

El bajista del grupo metalero sinfónico Delain tocaba animado en un concierto celebrado en la ciudad inglesa de Birmingham, cuando uno de los seis cañones de confeti disparó con puntero acierto a uno de sus testículos, como cuenta la publicación Rolling Stone.
El músico, de nombre Otto Schimmelpenninck –mejor Schimmelpenis-, notó el impacto, pero siguió como estuviera acostumbrado a que en cada concierto un portento de cañón confeti le golpeara en las partes.
A medida que el concierto avanzaba, este hombretón del norte –holandés, para más señas-, notaba que allí abajo no andaba bien la cosa, incluso le salía sangre. Lo corroboró cuando terminó la actuación y se fue al camerino, donde vio un testículo con forma de patata. Se fue al hospital de urgencia y allí le operaron de rotura de testículo. Todo acabó en un susto y en un dolor de huevos.
Leerlo e imaginárselo da tanta grima que este hombre metalero se merece una gran rima. Vamos con un intento de oda a este valiente y así de paso me meto con Ana Mato.
 
Oda heroica al metalero del huevo
En un concierto metalero,
un cañón de confeti te dio en un huevo,
¡Dios, qué dolor!, y seguiste la fiesta
como Ana Mato en la Gürtel del Medievo.
 
Movías valiente la pernera en Birmingham, Inglaterra,
mientras pensabas, «mejor estaría en la barra de un bar».
Con el testículo rojo del tamaño de una perra,
bastaba un ligero meneo para sentir el ¡pa-ta-pam!
 
Eras el bajista de los golpes bajos,
que no aguantaría ni el mejor Whitetaker,
por favor, dijiste, llenadme de güisqui la ‘petaker’,
que llevo el huevo como un estropajo.
 
La juerga después del concierto fue todo un desconcierto,
aterrizaste en el quirófano del Pub ‘Hospital’ y le espetaste al cirujano:
«Arrégleme este entuerto, Mastropiero».
Una vez repuesto, respondió: «menos mal que no acertó en el agujero del ano».
———–
Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, son interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las canciones de un disco, escritas en rótulos de neón
Pixies llevan más de 25 años dejando a este diseñador hacer lo que quiere
Fotografías que solo podían hacerse en Rusia
Las cadenas del mundo actual
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad