BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
7 de octubre 2016    /   BRANDED CONTENT
 

Adiós a los amigos gorrones

7 de octubre 2016    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

«Paga tú mi parte y mañana te lo doy, que hoy no tengo suelto». ¿Te suena?

Tenemos malas noticias para ese amigo que siempre se escaquea. Ahora, si quiere hacerlo, tendrá que simular que se ha dejado el móvil en casa. O que no tiene batería. Porque, si tiene móvil, ya no colará eso de que no tiene dinero.

La nueva modalidad de pagos entre particulares que ofrece Bizum puede acabar de un plumazo con uno de los motivos de reyertas entre amigos más habitual. Sería un error ignorar todos los peligros derivados a los que te enfrentas cuando prestas dinero a alguien de confianza. 

El que presta el dinero no encuentra la forma de recordarle la deuda al otro. Es su dinero, sí, pero le da apuro tener que pedirlo.

Bizum

Dar el número de cuenta para una transferencia de 8,50€ parece una molestia excesiva. Acercarse al banco a hacer un ingreso para esas cantidades tan bajas sería algo impensable. Así que, si no vas a ver próximamente a la persona a la que has prestado una cantidad baja, puedes olvidarte de ese dinero. Demasiado papeleo para unos pocos euros.

Las comisiones entre distintas entidades bancarias dan lugar a otro tipo de preguntas que seguro que también te suenan: «¿Te importa hacer tú el ingreso, que a mí me cobran?»

Bizum

¿Y qué me dices de esa cena en la se toca a 19€ por cabeza y uno de los comensales paga con tarjeta —con la excusa, real o no, de no llevar efectivo encima—, quedándose los billetes de 20€ de todos los demás y consiguiendo así un beneficio extra?

Bizum

¿O de esos viajes en los que cada uno paga una cosa y al final, por mucho que se intente volver atrás y recordar, es casi imposible saber quién debía cuánto a quién —sobre todo si las transacciones tuvieron lugar a altas horas de la noche—?

Bizum

¿Y los regalos comunes de bodas o cumpleaños, de los que con frecuencia alguien se escaquea?

Bizum

Bizum pretende solucionar todos estos problemas con su primera funcionalidad activa: la del pago entre particulares. Pensándolo bien, y teniendo en cuenta el elevado número de acciones que realizamos desde nuestros dispositivos, tiene sentido que alguien haya inventado un método menos rudimentario de saldar cuentas con nuestros amigos.

Si te da pereza descargar otra app en tu dispositivo a rebosar de iconos de colores, quizá te agrade saber que Bizum está integrado dentro de las apps de los bancos españoles adheridos al servicio. Los usuarios deben activar esa opción dentro de las aplicaciones de sus bancos y, a partir de entonces, pueden realizar transferencias entre particulares de forma sencilla.

La transacción con Bizum es más rápida y cómoda que andar intercambiando números de cuentas: basta con saber el número de teléfono de un usuario para enviarle dinero. Además, permite pedir dinero a los amigos, lo cual es perfecto si tienes que recordar a alguien lo que te debe. Vamos, el equivalente a cortar con alguien por WhatsApp en lugar de hacerlo a la cara.

Así que tenemos malas noticias para ti, «amigo-que-siempre-se-escaquea»: ¡si llevas móvil, llevas dinero!

Bizum

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

«Paga tú mi parte y mañana te lo doy, que hoy no tengo suelto». ¿Te suena?

Tenemos malas noticias para ese amigo que siempre se escaquea. Ahora, si quiere hacerlo, tendrá que simular que se ha dejado el móvil en casa. O que no tiene batería. Porque, si tiene móvil, ya no colará eso de que no tiene dinero.

La nueva modalidad de pagos entre particulares que ofrece Bizum puede acabar de un plumazo con uno de los motivos de reyertas entre amigos más habitual. Sería un error ignorar todos los peligros derivados a los que te enfrentas cuando prestas dinero a alguien de confianza. 

El que presta el dinero no encuentra la forma de recordarle la deuda al otro. Es su dinero, sí, pero le da apuro tener que pedirlo.

Bizum

Dar el número de cuenta para una transferencia de 8,50€ parece una molestia excesiva. Acercarse al banco a hacer un ingreso para esas cantidades tan bajas sería algo impensable. Así que, si no vas a ver próximamente a la persona a la que has prestado una cantidad baja, puedes olvidarte de ese dinero. Demasiado papeleo para unos pocos euros.

Las comisiones entre distintas entidades bancarias dan lugar a otro tipo de preguntas que seguro que también te suenan: «¿Te importa hacer tú el ingreso, que a mí me cobran?»

Bizum

¿Y qué me dices de esa cena en la se toca a 19€ por cabeza y uno de los comensales paga con tarjeta —con la excusa, real o no, de no llevar efectivo encima—, quedándose los billetes de 20€ de todos los demás y consiguiendo así un beneficio extra?

Bizum

¿O de esos viajes en los que cada uno paga una cosa y al final, por mucho que se intente volver atrás y recordar, es casi imposible saber quién debía cuánto a quién —sobre todo si las transacciones tuvieron lugar a altas horas de la noche—?

Bizum

¿Y los regalos comunes de bodas o cumpleaños, de los que con frecuencia alguien se escaquea?

Bizum

Bizum pretende solucionar todos estos problemas con su primera funcionalidad activa: la del pago entre particulares. Pensándolo bien, y teniendo en cuenta el elevado número de acciones que realizamos desde nuestros dispositivos, tiene sentido que alguien haya inventado un método menos rudimentario de saldar cuentas con nuestros amigos.

Si te da pereza descargar otra app en tu dispositivo a rebosar de iconos de colores, quizá te agrade saber que Bizum está integrado dentro de las apps de los bancos españoles adheridos al servicio. Los usuarios deben activar esa opción dentro de las aplicaciones de sus bancos y, a partir de entonces, pueden realizar transferencias entre particulares de forma sencilla.

La transacción con Bizum es más rápida y cómoda que andar intercambiando números de cuentas: basta con saber el número de teléfono de un usuario para enviarle dinero. Además, permite pedir dinero a los amigos, lo cual es perfecto si tienes que recordar a alguien lo que te debe. Vamos, el equivalente a cortar con alguien por WhatsApp en lugar de hacerlo a la cara.

Así que tenemos malas noticias para ti, «amigo-que-siempre-se-escaquea»: ¡si llevas móvil, llevas dinero!

Bizum

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las matemáticas de la corrección de textos
Loreto Sánchez Seoane: «Las mujeres son marginadas por actitudes sexuales que sí se toleran en los hombres»
‘Chorizo’: el inglés nos da palabras tecnológicas y nosotros les damos de zampar
No uses las comas como una persona estúpida
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp