fbpx
19 de octubre 2012    /   DIGITAL
por
 

Adopta una playa: un proyecto colaborativo para conocer la calidad de playas, ríos y lagos

19 de octubre 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El agua, desde la orilla, es azul, verde, negra, transparente… Pero en los informes el color se diluye y sus cualidades se miden con otras palabras. Es limpia, sucia, bebible, contaminada…. OpenData Sevilla quiere conocer la calidad de las aguas donde se bañan las personas en este país pero la información pública no es suficiente. Y donde la respuesta del estado acaba empieza la organización y la colaboración ciudadana.

El colectivo en favor de la apertura de datos ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que adopten una playa y recojan información sobre la calidad de sus aguas. “El padrino va a la web del proyecto Nayade, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, localiza la playa o zona de baño que quiera adoptar y carga los datos que aparecen de las muestras en nuestro documento colaborativo en Google Drive”, explica Ildefonso Montero, impulsor de OpenData Sevilla. “Previamente habíamos hecho una consulta de acceso a esos datos en crudo para poder trabajar con ellos al ministerio pero no obtuvimos respuesta”.

No hubo contestación pero la obligación de Sanidad es proporcionar esa información. No vale un “no” por respuesta. Según OpenData Sevilla, la Unión Europea obliga a este ministerio a recoger esa información y hacerla pública.

“Hay proyectos de calidad de agua que recogen datos de España desde 2009, pero no podemos descargar los documentos. No podemos trabajar con la información. Por eso hemos pedido a la ciudadanía que nos ayude a recoger estos registros temporales”, indica Montero. Esta información indica “la calidad de las playas e identifica las que tienen bandera azul”.

Estos datos no son una mera recomendación sobre dónde ir a bañarse. El potencial de una base de datos bien organizada radica en la posibilidad de relacionarla con otros datos y encontrar nuevos hallazgos. “Podemos cruzar los datos de la calidad del agua con datos de vertidos contaminantes que hacen algunas empresas”, apunta el gaditano. “La Universidad de Sevilla nos ha dicho que también está interesada en obtener esa información para cruzarla con otros datos. Nos gustaría que los ciudadanos nos propusieran otro tipo de información con la que cruzar esta base de datos e ir hallando muchas más cosas”.

OpenData Sevilla acaba de lanzar su proyecto Adopta una playa (#adoptaunaplaya). La idea de crear esta plataforma surgió en la planificación de su segundo congreso sobre gobierno abierto y apertura de datos, que se celebrará en esa ciudad andaluza, los próximos 23 y 24 de noviembre. El grupo de trabajo decidió organizar un taller práctico en el evento. “Queremos que los asistentes vean en directo cómo se organizan los datos y cómo se cruzan con otros”, especifica. Y para eso pensaron en crear una plataforma de open data. Esa plataforma es Adopta una playa.

El agua, desde la orilla, es azul, verde, negra, transparente… Pero en los informes el color se diluye y sus cualidades se miden con otras palabras. Es limpia, sucia, bebible, contaminada…. OpenData Sevilla quiere conocer la calidad de las aguas donde se bañan las personas en este país pero la información pública no es suficiente. Y donde la respuesta del estado acaba empieza la organización y la colaboración ciudadana.

El colectivo en favor de la apertura de datos ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que adopten una playa y recojan información sobre la calidad de sus aguas. “El padrino va a la web del proyecto Nayade, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, localiza la playa o zona de baño que quiera adoptar y carga los datos que aparecen de las muestras en nuestro documento colaborativo en Google Drive”, explica Ildefonso Montero, impulsor de OpenData Sevilla. “Previamente habíamos hecho una consulta de acceso a esos datos en crudo para poder trabajar con ellos al ministerio pero no obtuvimos respuesta”.

No hubo contestación pero la obligación de Sanidad es proporcionar esa información. No vale un “no” por respuesta. Según OpenData Sevilla, la Unión Europea obliga a este ministerio a recoger esa información y hacerla pública.

“Hay proyectos de calidad de agua que recogen datos de España desde 2009, pero no podemos descargar los documentos. No podemos trabajar con la información. Por eso hemos pedido a la ciudadanía que nos ayude a recoger estos registros temporales”, indica Montero. Esta información indica “la calidad de las playas e identifica las que tienen bandera azul”.

Estos datos no son una mera recomendación sobre dónde ir a bañarse. El potencial de una base de datos bien organizada radica en la posibilidad de relacionarla con otros datos y encontrar nuevos hallazgos. “Podemos cruzar los datos de la calidad del agua con datos de vertidos contaminantes que hacen algunas empresas”, apunta el gaditano. “La Universidad de Sevilla nos ha dicho que también está interesada en obtener esa información para cruzarla con otros datos. Nos gustaría que los ciudadanos nos propusieran otro tipo de información con la que cruzar esta base de datos e ir hallando muchas más cosas”.

OpenData Sevilla acaba de lanzar su proyecto Adopta una playa (#adoptaunaplaya). La idea de crear esta plataforma surgió en la planificación de su segundo congreso sobre gobierno abierto y apertura de datos, que se celebrará en esa ciudad andaluza, los próximos 23 y 24 de noviembre. El grupo de trabajo decidió organizar un taller práctico en el evento. “Queremos que los asistentes vean en directo cómo se organizan los datos y cómo se cruzan con otros”, especifica. Y para eso pensaron en crear una plataforma de open data. Esa plataforma es Adopta una playa.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Urnas para reivindicar derechos infantiles
30 de Noviembre, San Opel Astra
Paga casi sin enterarte
"Hey, ¡ese tío me ha robado mi MacBook!"
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Pingback: Adopta una playa
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *