Publicado: 09 de octubre 2023 09:34  | Actualizado: 10 de octubre 2023 12:26    /   SOSTENIBILIDAD
por
 

Agricultura regenerativa: La revolución verde que combate el cambio climático

Descubre qué es, sus innumerables beneficios, técnicas innovadoras y ejemplos prácticos

Publicado: 09 de octubre 2023 09:34  | Actualizado: 10 de octubre 2023 12:26    /   SOSTENIBILIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
agricultura regenerativa

¿Sabes que hay una técnica de cultivo llamada agricultura regenerativa que no solo es sostenible, sino que también contribuye a la regeneración y revitalización de la tierra? 

La preocupación creciente por el deterioro del campo y los desafíos del cambio climático ha impulsado a muchos a explorar alternativas sostenibles en la agricultura. Ante esta situación, emerge una técnica que no solo aborda la sostenibilidad, sino que va más allá, apuntando a la regeneración y revitalización de nuestros suelos. 

No es solo una moda pasajera o una solución temporal, es una revolución que está reinventando la forma en que percibimos y practicamos la agricultura. Este antiguo método ha resurgido hoy con una fuerza renovada y tiene el potencial de transformar nuestra relación con la tierra, ofreciendo un futuro más verde y sostenible.

Artículo relacionado

¿Qué es la agricultura regenerativa?

Se trata de una vuelta a las raíces, literalmente, una serie de prácticas agrícolas que buscan no solo mantener, sino regenerar y revitalizar el suelo y los ecosistemas agrarios. En lugar de depender de productos químicos y técnicas industriales que a menudo desgastan la tierra, la agricultura regenerativa busca trabajar en armonía con la naturaleza.

Implica técnicas como la rotación de cultivos, la agroforestería, la agricultura sin labranza y la gestión holística del pastoreo. Y con ello se restaura el ciclo del agua, aumenta la biodiversidad, mejora la fertilidad del suelo y, como un bono extra, también tiene el potencial de mitigar el cambio climático al secuestrar carbono en el suelo.

Pero no es solo una cuestión de técnicas, es también una filosofía. La agricultura regenerativa propone una relación más equilibrada y respetuosa entre el ser humano y la tierra. Busca que los agricultores vuelvan a ser los guardianes del suelo y del entorno en el que trabajan.

Además, esta manera de cultivar tiene beneficios palpables para los consumidores también. Al optar por productos de la agricultura regenerativa, no solo estás eligiendo alimentos posiblemente más saludables, sino que también estás apoyando una forma de producir que promete un futuro más verde y sostenible para todos.

Es, pues, una agricultura que no ve la tierra como un recurso inagotable, sino como un ecosistema vibrante y vital que necesita ser cuidado y regenerado.

¿Cuáles son los beneficios de la agricultura regenerativa?

Independencia de la agroindustria

Imaginemos no depender tanto de las grandes empresas de agroquímicos. Con la agricultura regenerativa, los agricultores pueden tomar las riendas y no estar tan atados a la agroindustria. Es como decirle adiós a los costosos productos químicos.

Resistencia a la sequía

En estos tiempos de cambio climático y sequías cada vez más frecuentes, los suelos vivos de la agricultura regenerativa pueden retener hasta 10 veces más agua que los cultivos convencionales. Eso es como tener un tanque de agua extra en tu tierra.

Actuar contra la crisis climática y ecológica

Aquí viene lo épico. Los suelos vivos no solo ayudan a capturar CO2, sino que también se convierten en una herramienta clave en la lucha contra la crisis climática y la pérdida de biodiversidad. Es como si la agricultura regenerativa fuera el superhéroe de la naturaleza.

Mejora en la salud y fertilidad del suelo

No solo revitaliza la tierra, sino que también la hace más saludable y fértil. Esto se traduce en cultivos más fuertes y productivos, como si la tierra estuviera en su mejor forma.

Menos plagas y enfermedades

Gracias a un enfoque equilibrado y biodiverso, se ha observado una disminución en los problemas de plagas y enfermedades. Esto significa menos dolores de cabeza para los agricultores y menos gastos en productos químicos costosos.

Ahorro de costes

No solo es amigable con la tierra, sino también con el bolsillo. La reducción en el uso de productos químicos y una gestión agrícola más eficiente se traducen en un ahorro significativo de costes. Es como si los agricultores estuvieran haciendo más con menos gasto.

¿Qué técnicas se utilizan en la agricultura regenerativa?

Sistema polifármaco

  • Utilización de varios sistemas agrícolas y ganaderos en simultáneo para maximizar la regeneración del suelo.

BRF (Biomasa ramificada fragmentada)

  • Se produce a partir de los restos de hojas pequeñas de árboles, específicamente de ramas menores de 7 centímetros.
  • Se astilla directamente en el bosque y se deja descomponer allí antes de ser transportado.
  • También se usa como cama para pollitos. De esta manera, se enriquece con estiércol y se transforma en compost de alta calidad para los huertos.
  • Ayuda a introducir carbono del bosque en sistemas agrícolas, contribuyendo a la restauración del suelo y mitigación del cambio climático.

Biochar (Carbón vegetal):

  • Se produce por pirólisis de ramas secas del bosque en calderas transportables.
  • Tiene un alto contenido de carbono orgánico resistente a la degradación y es excelente para mejorar propiedades físicas del suelo.
  • Se activa o enriquece usando animales, ya sea en el proceso de compostaje o a través de la alimentación de los pollos.

Uso de biofertilizantes:

  • Son abonos líquidos hechos a partir de microorganismos del suelo del bosque.
  • Se producen mezclando microorganismos con salvado y melaza.
  • Mejoran los procesos de compostaje y fermentación y son un complemento alimenticio para el ganado.

Cultivo sobre camas de madera

  • Aquí se utilizan troncos (especialmente de madera blanda) enterrados bajo el suelo del huerto y frutales.
  • Funcionan como reservas de agua y microorganismos para mantener un suelo vivo.

Gestión animal en espacios pequeños

  • Pollos y conejos son criados en pastos divididos en pasillos.
  • Se mueven diariamente para asegurar que siempre tengan pasto fresco y limpio.
  • Los animales ayudan a enriquecer el suelo con sus excrementos.

Pastoreo intensivo programado

  • Consiste en el uso de densidades de ganado altas en espacios reducidos.
  • Se busca guiar al ganado para alimentarse del mejor pasto, sin deteriorar el suelo ni las plantas.
  • Controla la evolución de la vegetación para determinar el momento ideal de pastoreo.
  • Exige movimientos diarios o dos veces al día para asegurar pasto fresco y minimizar la compactación del suelo.

Este enfoque regenerativo, además de maximizar la salud y productividad del suelo, busca luchar activamente contra el cambio climático, aprovechando eficientemente los recursos naturales y almacenando carbono.

¿Qué impacto tiene la agricultura regenerativa en el cambio climático?

En un planeta donde el cambio climático está haciendo de las suyas, esta forma de cultivar se pone su capa y se lanza al rescate. La agricultura regenerativa no solo trata bien a la tierra dándole lo que necesita para estar saludable, sino que también se enfrenta a ese villano gigante que es el cambio climático. Y lo mejor de todo es que lo hace de formas poco imaginables.

  • Atrapa carbono: Imaginemos que el suelo es una esponja gigante que atrapa el carbono que andaba flotando en el aire. Eso es lo que hace la agricultura regenerativa, ayuda a que el suelo capture más carbono y deje de estar calentando el planeta.
  • Suelo más saludable: Al tener un suelo más saludable, es como tener una tierra con superpoderes. Retiene más agua, necesita menos riego y se vuelve un lugar feliz para las plantas, que pueden crecer sin tanto fertilizante químico.
  • Menos químicos, menos problemas: Al no depender tanto de fertilizantes y químicos sintéticos, se reducen las emisiones negativas que van al aire. ¡Menos gases contaminantes en la atmósfera!
  • Un hogar para los bichitos: La agricultura regenerativa invita a más criaturas y plantas a unirse a la fiesta, creando un lugar más diverso y fuerte para enfrentar los retos del clima cambiante.
  • Preparados para la tormenta: Con un sistema agrícola más fuerte y saludable, es más fácil enfrentar sequías o inundaciones sin perder la cosecha. ¡Es como tener un campo con un buen seguro contra accidentes climáticos!
  • Ahorro de agua: Con suelos que retienen mejor el agua, no tienes que preocuparte tanto en los días secos. ¡Es como tener un campo que sabe ahorrar agua para los días difíciles!
  • Apoya a la economía local: Esta forma de agricultura le da un empujón a las pequeñas granjas y a la economía de barrio, creando comunidades más fuertes que pueden enfrentar juntas los desafíos del cambio climático. 

Caso de estudio: ¿cómo ha implementado Vereda Fruits la agricultura regenerativa?

Vereda Fruits, empresa de Girona fundada en 1985, heredera de una rica tradición en la agricultura de frutas y verduras, es un ejemplo brillante de cómo se puede transitar hacia una agricultura más regenerativa. Desde el principio, se tomaron en serio la revitalización de su suelo. 

Optaron por eliminar el uso de pesticidas y fertilizantes químicos, y en su lugar, empezaron a utilizar compost y otros insumos orgánicos para nutrir el suelo.

También han introducido prácticas de no labranza, lo que significa que no remueven el suelo, ayudando así a mantener su estructura y a fomentar la vida microbiana en él.

Además, han implementado sistemas de cultivo diversificados, incorporando una variedad de plantas en lugar de apostar por monocultivos, lo que contribuye a un ecosistema agrícola más resiliente y equilibrado.

¿Qué resultados ha obtenido vereda fruits al adoptar prácticas regenerativas?

Los resultados han sido alentadores. Vereda Fruits ha obtenido una mejora palpable en la salud y fertilidad del suelo, lo que se traduce en cultivos más vigorosos y productivos. También han notado una reducción en la incidencia de plagas y enfermedades gracias a un sistema agrícola más equilibrado y biodiverso. 

Además, han podido reducir los costes asociados de químicos, y la retención de agua también ha mejorado, lo que es crucial en una región donde el líquido elemento es un recurso valioso.

La captura de carbono es otra victoria, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático. Vereda Fruits se está convirtiendo en un ejemplo de cómo la agricultura regenerativa puede ser no solo viable, sino también altamente beneficiosa.

¿Sabes que hay una técnica de cultivo llamada agricultura regenerativa que no solo es sostenible, sino que también contribuye a la regeneración y revitalización de la tierra? 

La preocupación creciente por el deterioro del campo y los desafíos del cambio climático ha impulsado a muchos a explorar alternativas sostenibles en la agricultura. Ante esta situación, emerge una técnica que no solo aborda la sostenibilidad, sino que va más allá, apuntando a la regeneración y revitalización de nuestros suelos. 

No es solo una moda pasajera o una solución temporal, es una revolución que está reinventando la forma en que percibimos y practicamos la agricultura. Este antiguo método ha resurgido hoy con una fuerza renovada y tiene el potencial de transformar nuestra relación con la tierra, ofreciendo un futuro más verde y sostenible.

¿Qué es la agricultura regenerativa?

Se trata de una vuelta a las raíces, literalmente, una serie de prácticas agrícolas que buscan no solo mantener, sino regenerar y revitalizar el suelo y los ecosistemas agrarios. En lugar de depender de productos químicos y técnicas industriales que a menudo desgastan la tierra, la agricultura regenerativa busca trabajar en armonía con la naturaleza.

Implica técnicas como la rotación de cultivos, la agroforestería, la agricultura sin labranza y la gestión holística del pastoreo. Y con ello se restaura el ciclo del agua, aumenta la biodiversidad, mejora la fertilidad del suelo y, como un bono extra, también tiene el potencial de mitigar el cambio climático al secuestrar carbono en el suelo.

Artículo relacionado

Pero no es solo una cuestión de técnicas, es también una filosofía. La agricultura regenerativa propone una relación más equilibrada y respetuosa entre el ser humano y la tierra. Busca que los agricultores vuelvan a ser los guardianes del suelo y del entorno en el que trabajan.

Además, esta manera de cultivar tiene beneficios palpables para los consumidores también. Al optar por productos de la agricultura regenerativa, no solo estás eligiendo alimentos posiblemente más saludables, sino que también estás apoyando una forma de producir que promete un futuro más verde y sostenible para todos.

Es, pues, una agricultura que no ve la tierra como un recurso inagotable, sino como un ecosistema vibrante y vital que necesita ser cuidado y regenerado.

¿Cuáles son los beneficios de la agricultura regenerativa?

Independencia de la agroindustria

Imaginemos no depender tanto de las grandes empresas de agroquímicos. Con la agricultura regenerativa, los agricultores pueden tomar las riendas y no estar tan atados a la agroindustria. Es como decirle adiós a los costosos productos químicos.

Resistencia a la sequía

En estos tiempos de cambio climático y sequías cada vez más frecuentes, los suelos vivos de la agricultura regenerativa pueden retener hasta 10 veces más agua que los cultivos convencionales. Eso es como tener un tanque de agua extra en tu tierra.

Actuar contra la crisis climática y ecológica

Aquí viene lo épico. Los suelos vivos no solo ayudan a capturar CO2, sino que también se convierten en una herramienta clave en la lucha contra la crisis climática y la pérdida de biodiversidad. Es como si la agricultura regenerativa fuera el superhéroe de la naturaleza.

Mejora en la salud y fertilidad del suelo

No solo revitaliza la tierra, sino que también la hace más saludable y fértil. Esto se traduce en cultivos más fuertes y productivos, como si la tierra estuviera en su mejor forma.

Menos plagas y enfermedades

Gracias a un enfoque equilibrado y biodiverso, se ha observado una disminución en los problemas de plagas y enfermedades. Esto significa menos dolores de cabeza para los agricultores y menos gastos en productos químicos costosos.

Ahorro de costes

No solo es amigable con la tierra, sino también con el bolsillo. La reducción en el uso de productos químicos y una gestión agrícola más eficiente se traducen en un ahorro significativo de costes. Es como si los agricultores estuvieran haciendo más con menos gasto.

¿Qué técnicas se utilizan en la agricultura regenerativa?

Sistema polifármaco

  • Utilización de varios sistemas agrícolas y ganaderos en simultáneo para maximizar la regeneración del suelo.

BRF (Biomasa ramificada fragmentada)

  • Se produce a partir de los restos de hojas pequeñas de árboles, específicamente de ramas menores de 7 centímetros.
  • Se astilla directamente en el bosque y se deja descomponer allí antes de ser transportado.
  • También se usa como cama para pollitos. De esta manera, se enriquece con estiércol y se transforma en compost de alta calidad para los huertos.
  • Ayuda a introducir carbono del bosque en sistemas agrícolas, contribuyendo a la restauración del suelo y mitigación del cambio climático.

Biochar (Carbón vegetal):

  • Se produce por pirólisis de ramas secas del bosque en calderas transportables.
  • Tiene un alto contenido de carbono orgánico resistente a la degradación y es excelente para mejorar propiedades físicas del suelo.
  • Se activa o enriquece usando animales, ya sea en el proceso de compostaje o a través de la alimentación de los pollos.

Uso de biofertilizantes:

  • Son abonos líquidos hechos a partir de microorganismos del suelo del bosque.
  • Se producen mezclando microorganismos con salvado y melaza.
  • Mejoran los procesos de compostaje y fermentación y son un complemento alimenticio para el ganado.

Cultivo sobre camas de madera

  • Aquí se utilizan troncos (especialmente de madera blanda) enterrados bajo el suelo del huerto y frutales.
  • Funcionan como reservas de agua y microorganismos para mantener un suelo vivo.

Gestión animal en espacios pequeños

  • Pollos y conejos son criados en pastos divididos en pasillos.
  • Se mueven diariamente para asegurar que siempre tengan pasto fresco y limpio.
  • Los animales ayudan a enriquecer el suelo con sus excrementos.

Pastoreo intensivo programado

  • Consiste en el uso de densidades de ganado altas en espacios reducidos.
  • Se busca guiar al ganado para alimentarse del mejor pasto, sin deteriorar el suelo ni las plantas.
  • Controla la evolución de la vegetación para determinar el momento ideal de pastoreo.
  • Exige movimientos diarios o dos veces al día para asegurar pasto fresco y minimizar la compactación del suelo.

Este enfoque regenerativo, además de maximizar la salud y productividad del suelo, busca luchar activamente contra el cambio climático, aprovechando eficientemente los recursos naturales y almacenando carbono.

¿Qué impacto tiene la agricultura regenerativa en el cambio climático?

En un planeta donde el cambio climático está haciendo de las suyas, esta forma de cultivar se pone su capa y se lanza al rescate. La agricultura regenerativa no solo trata bien a la tierra dándole lo que necesita para estar saludable, sino que también se enfrenta a ese villano gigante que es el cambio climático. Y lo mejor de todo es que lo hace de formas poco imaginables.

  • Atrapa carbono: Imaginemos que el suelo es una esponja gigante que atrapa el carbono que andaba flotando en el aire. Eso es lo que hace la agricultura regenerativa, ayuda a que el suelo capture más carbono y deje de estar calentando el planeta.
  • Suelo más saludable: Al tener un suelo más saludable, es como tener una tierra con superpoderes. Retiene más agua, necesita menos riego y se vuelve un lugar feliz para las plantas, que pueden crecer sin tanto fertilizante químico.
  • Menos químicos, menos problemas: Al no depender tanto de fertilizantes y químicos sintéticos, se reducen las emisiones negativas que van al aire. ¡Menos gases contaminantes en la atmósfera!
  • Un hogar para los bichitos: La agricultura regenerativa invita a más criaturas y plantas a unirse a la fiesta, creando un lugar más diverso y fuerte para enfrentar los retos del clima cambiante.
  • Preparados para la tormenta: Con un sistema agrícola más fuerte y saludable, es más fácil enfrentar sequías o inundaciones sin perder la cosecha. ¡Es como tener un campo con un buen seguro contra accidentes climáticos!
  • Ahorro de agua: Con suelos que retienen mejor el agua, no tienes que preocuparte tanto en los días secos. ¡Es como tener un campo que sabe ahorrar agua para los días difíciles!
  • Apoya a la economía local: Esta forma de agricultura le da un empujón a las pequeñas granjas y a la economía de barrio, creando comunidades más fuertes que pueden enfrentar juntas los desafíos del cambio climático. 

Caso de estudio: ¿cómo ha implementado Vereda Fruits la agricultura regenerativa?

Vereda Fruits, empresa de Girona fundada en 1985, heredera de una rica tradición en la agricultura de frutas y verduras, es un ejemplo brillante de cómo se puede transitar hacia una agricultura más regenerativa. Desde el principio, se tomaron en serio la revitalización de su suelo. 

Optaron por eliminar el uso de pesticidas y fertilizantes químicos, y en su lugar, empezaron a utilizar compost y otros insumos orgánicos para nutrir el suelo.

También han introducido prácticas de no labranza, lo que significa que no remueven el suelo, ayudando así a mantener su estructura y a fomentar la vida microbiana en él.

Además, han implementado sistemas de cultivo diversificados, incorporando una variedad de plantas en lugar de apostar por monocultivos, lo que contribuye a un ecosistema agrícola más resiliente y equilibrado.

¿Qué resultados ha obtenido vereda fruits al adoptar prácticas regenerativas?

Los resultados han sido alentadores. Vereda Fruits ha obtenido una mejora palpable en la salud y fertilidad del suelo, lo que se traduce en cultivos más vigorosos y productivos. También han notado una reducción en la incidencia de plagas y enfermedades gracias a un sistema agrícola más equilibrado y biodiverso. 

Además, han podido reducir los costes asociados de químicos, y la retención de agua también ha mejorado, lo que es crucial en una región donde el líquido elemento es un recurso valioso.

La captura de carbono es otra victoria, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático. Vereda Fruits se está convirtiendo en un ejemplo de cómo la agricultura regenerativa puede ser no solo viable, sino también altamente beneficiosa.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El casco de bici plegable que quiere propulsar el cambio hacia la movilidad sostenible
El mensaje del cataclismo medioambiental no funciona
¿Negacionismo climático? El que tengo aquí plantado
Recurso, mejor que residuo: por qué la industria textil necesita reinventar su lenguaje
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Hola. Echo de menos párrafos u oraciones acerca de los rendimientos de estos sistemas y de sus costos. Quizás soy pesimista, pero parece un modo estupendo de arreglar tu propio suelo a costa de destruir el de gente más pobre en otros países, porque la disminución en la producción de alimentos hay que compensarla de alguna manera. Saludos.

  • Comentarios cerrados.