fbpx
27 de octubre 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

Alex Bogusky: De publicitario a activista por los derechos del consumidor

27 de octubre 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Alex Bogusky se ha pasado al otro bando. Lo acaba de anunciar él mismo en su blog. El creativo que logró todo los galardones posibles en la publicidad y que ayudó a reinventar marcas como Burger King y Microsoft se dedicará de ahora en adelante a luchar por los derechos del consumidor. Bogusky quiere convertirse en un oponente de las marcas que no estén cumpliendo con sus promesas. Para ello ha creado FearLess, una nueva organización y consultoría que se declara «insurgente en la nueva revolución del consumidor».

Según Bogusky, estamos viviendo una nueva revolución del consumidor y es hora de dar un paso adelante para reclamar sus derechos. «De repente las cosas están cambiando. Internet está confiriendo poder a las personas. La información en la Web y la creación de nuevas herramientas para acceder a esos datos en tiempo real cambiarán la relación entre consumidores y marcas. El consumidor no recibe lo suficiente por cada dólar que paga. A día de hoy, frecuentemente nuestro dinero compra productos y servicios que parecen baratos, pero que tienen costes encubiertos».

Para Bogusky, la industria alimentaria es un buen ejemplo de cómo las marcas no están cumpliendo con las personas. «La tecnología está haciendo posible la creación de alimentos que nunca han existido sin someterse a tests previos. Esta tecnologías y sus ingredientes están escondidos para el consumidor. Pero desde que han sido introducidas, tenemos de repente una epidemia de cáncer, alergias, diabetes sin precedentes. ¿De verdad es tan barata esta comida? ¿No deberíamos tener la posibilidad de decidir por nosotros mismos?».

Como primer paso, FearLess tirará del crowdsourcing para redactar una nueva lista de derechos para el consumidor inspirada en ‘The Consumer Bill of Rights», redactada originalmente en 1962 en EEUU. En los próximos meses irán configurando «the FearLess Force», un equipo de talento multidisciplinar para trabajar en proyectos de sostenibilidad. Bogusky ha creado además su propio programa de televisión en YouTube, donde entrevista a personas que trabajan en el ámbito de la ecología, transparencia radical y modelos alternativos de desarrollo.

Mientras tanto, el debate está servido. Algunos ya lo están tachando de hipócrita. Otros lo alaban. Independientemente de esto, será interesante seguir de cerca sus dotes creativas aplicadas a estas causas.

Una transformación polémica

La transformación de Bogusky no está exenta de polémica y está polarizando la industria creativa. Solo hace falta leer las reacciones en blogs como AdFreak para constatarlo:

Las críticas

«Estuvo 15 años convenciendo a nuestros niños para que consumieran hamburguesas de BurgerKing, Pizza y Soda. Ha construido su fortuna haciéndolo y no dijo nada cuando llegaban los cheques. Solo cuando cobró su último cheque se fue fingiendo tener principios».

«Solo después de que este tío sobrevalorado se llevara 15 millones de dólares encontró por fin la religion. Tengo una idea. Toma ese dinero que te llevaste encantado de la malvada publicidad y dónalo a un grupo de protección al consumidor. Hasta que hagas eso, cállate».

Las defensas

«No es para tanto. Bebió de la teta corporativa, se hizo grande y ahora quiere utilizar su influencia para hacer algo positivo en el mundo. Por lo menos no se hizo rico y desapareció. Es mejor que el 99,99% de los ejecutivos de la publicidad que acaban en una mansión, solos y olvidados. Bien por él».

«Me parece una historia impresionante. Parece que Alex se ha arrepentido de su trabajo de vender cosas malvadas. Ha cambiado de dirección todavía joven, alineando sus intereses y trabajo con su corazón para poner su carisma y recursos al servicio de buenas causas. Es un caso icónico que ilustra las hipocresías y excentricidades de los virtuosos de la publicidad. En cualquier caso, esperemos que Alex pueda tener un impacto positivo en el mundo. Debería abrir una agencia especializada en temas verdes».

¿Tú qué piensas? ¿Bogusky es un visionario o un hipócrita? ¿O las dos cosas?

Alex Bogusky se ha pasado al otro bando. Lo acaba de anunciar él mismo en su blog. El creativo que logró todo los galardones posibles en la publicidad y que ayudó a reinventar marcas como Burger King y Microsoft se dedicará de ahora en adelante a luchar por los derechos del consumidor. Bogusky quiere convertirse en un oponente de las marcas que no estén cumpliendo con sus promesas. Para ello ha creado FearLess, una nueva organización y consultoría que se declara «insurgente en la nueva revolución del consumidor».

Según Bogusky, estamos viviendo una nueva revolución del consumidor y es hora de dar un paso adelante para reclamar sus derechos. «De repente las cosas están cambiando. Internet está confiriendo poder a las personas. La información en la Web y la creación de nuevas herramientas para acceder a esos datos en tiempo real cambiarán la relación entre consumidores y marcas. El consumidor no recibe lo suficiente por cada dólar que paga. A día de hoy, frecuentemente nuestro dinero compra productos y servicios que parecen baratos, pero que tienen costes encubiertos».

Para Bogusky, la industria alimentaria es un buen ejemplo de cómo las marcas no están cumpliendo con las personas. «La tecnología está haciendo posible la creación de alimentos que nunca han existido sin someterse a tests previos. Esta tecnologías y sus ingredientes están escondidos para el consumidor. Pero desde que han sido introducidas, tenemos de repente una epidemia de cáncer, alergias, diabetes sin precedentes. ¿De verdad es tan barata esta comida? ¿No deberíamos tener la posibilidad de decidir por nosotros mismos?».

Como primer paso, FearLess tirará del crowdsourcing para redactar una nueva lista de derechos para el consumidor inspirada en ‘The Consumer Bill of Rights», redactada originalmente en 1962 en EEUU. En los próximos meses irán configurando «the FearLess Force», un equipo de talento multidisciplinar para trabajar en proyectos de sostenibilidad. Bogusky ha creado además su propio programa de televisión en YouTube, donde entrevista a personas que trabajan en el ámbito de la ecología, transparencia radical y modelos alternativos de desarrollo.

Mientras tanto, el debate está servido. Algunos ya lo están tachando de hipócrita. Otros lo alaban. Independientemente de esto, será interesante seguir de cerca sus dotes creativas aplicadas a estas causas.

Una transformación polémica

La transformación de Bogusky no está exenta de polémica y está polarizando la industria creativa. Solo hace falta leer las reacciones en blogs como AdFreak para constatarlo:

Las críticas

«Estuvo 15 años convenciendo a nuestros niños para que consumieran hamburguesas de BurgerKing, Pizza y Soda. Ha construido su fortuna haciéndolo y no dijo nada cuando llegaban los cheques. Solo cuando cobró su último cheque se fue fingiendo tener principios».

«Solo después de que este tío sobrevalorado se llevara 15 millones de dólares encontró por fin la religion. Tengo una idea. Toma ese dinero que te llevaste encantado de la malvada publicidad y dónalo a un grupo de protección al consumidor. Hasta que hagas eso, cállate».

Las defensas

«No es para tanto. Bebió de la teta corporativa, se hizo grande y ahora quiere utilizar su influencia para hacer algo positivo en el mundo. Por lo menos no se hizo rico y desapareció. Es mejor que el 99,99% de los ejecutivos de la publicidad que acaban en una mansión, solos y olvidados. Bien por él».

«Me parece una historia impresionante. Parece que Alex se ha arrepentido de su trabajo de vender cosas malvadas. Ha cambiado de dirección todavía joven, alineando sus intereses y trabajo con su corazón para poner su carisma y recursos al servicio de buenas causas. Es un caso icónico que ilustra las hipocresías y excentricidades de los virtuosos de la publicidad. En cualquier caso, esperemos que Alex pueda tener un impacto positivo en el mundo. Debería abrir una agencia especializada en temas verdes».

¿Tú qué piensas? ¿Bogusky es un visionario o un hipócrita? ¿O las dos cosas?

Compártelo twitter facebook whatsapp
«El 3D da para mucho más que para crear orcos, coches o edificios»
Una guía ilustrada de las cucarachas
La fantasía menguante
‘Mucha jefa suelta para tan poca directora puesta’: trap contra el campo de nabos en la publicidad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 19
  • Yo sinceramente no veo la contradicción. Él no ha creado una organización antipublicidad. Sino a favor de la publicidad veraz y de que las marcas cumplan las promesas que hacen a los consumidores. No entiendo este argumento recurrente de que al ser publicista pierdes tu capacidad crítica sobre el mundo que te rodea o pierdes legitimidad para decir ciertas cosas. Como publicista estoy a favor de las marcas sinceras y orientadas al consumidor y así se lo hago saber a mis clientes. Y si Bogusky quiere trabajar en eso me parece bien.

  • Hola, quien se sorprende por la toma de decisión es que no conoce a Alex Bogusky. Personalmente, no tiene nada de ilógico… es más me atrevo a anticipar que en un tiempo prudencial volverá con fuerzas renovadas. twitter: @bonichon

  • Pingback: mktfan.com
  • Todos tenemos derecho a la redención. Al menos este no se dedica a pedir reconocimiento público para la profesión y asume lo que es: algo de lo que alejarse cuando tienes oportunidad y pasta. Es listo y tanto si busca purgar su pasado y hacer algo útil para los demás como si busca notoriedad, va por el buen camino. Los anglosajones como siempre dando ejemplo de activismo constructivo. Aquí, solo encuentras activismo del que se hace en beneficio de tu propia persona.

  • Más vale tarde que nunca. A los 47 años se puede mirar hacia atrás y re-inventar el «forward». De acuerdo que es contradictorio, cínico y tiene los bolsillos llenos. De acuerdo que con éste giro se va a seguir forrando…. pero al fin y al cabo, nadie es perfecto…tal vez ahora no le importe colaborar con «publicitarios implicados» 🙂

  • El contenido tiene que ser apasionante, porque lo que es la realización del programa es como de Telealpujarra.
    Alex: no habrá por ahí algún realizador publicitario arrepentido que te pueda echar un cable?

  • Es difícil juzgar las intenciones de alguien sin conocerlo de verdad, en persona.
    Oportunitsa es. Razón tiene. Lo demás, no lo sé.
    En estos momentos, en que el medio cuenta más que el mensaje. Sus medios son buenos. Me quedo con ello.

  • No hay dudas de que la agencia de publicidad de spot de TV está en grave peligro de extinción. Las marcas ya no pertenecen a un puñado de depredadores devoradores de dinero y nada más. Ahora las marcas pertenecen a la gente. Ellos eligen, comentan, critican, deciden y si las marcas no son transparentes y sostenibles, tarde o temprano nadie las apoyará. Estas son las nuevas reglas del juego del siglo 21. Es una cuestión de sentido común. Hace tiempo que hay agencias que plantean los mismos “conceptos revolucionarios” que ahora plantea FearLess, como Free Range Studios (USA), Futerra (UK) y Ecotronika (España y Argentina), entre otros. En fin, bienvenido al club, Bogusky! Un consejo: elige bien el verde pantone de tu negocio y sé coherente con lo que haces y lo que “vendes”.

  • Incluso cuando estás convencido de querer realizar un consumo responsable, es tremendamente difícil como consumidor detectar qué y dónde comprar sin que te tomen el pelo.
    Sólo un par de ejemplos del sector alimentario: el agua embotellada y el aceite de palma. La primera, porque es prácticamente imposible no encontrarla en todos los restaurantes. El segundo, porque viene disfrazado de mil maneras, por ejemplo como «aceite vegetal» (en la margarina de Flora, sin ir más lejos).
    Debe existir otra manera de hacer las cosas si existen consumidores concienciados que lo exigen. Por eso, aplaudo la iniciativa de Alex y la seguiré con muchísimo interés.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *