7 de octubre 2014    /   CIENCIA
por
 

Algunos consejos para conservar la memoria

7 de octubre 2014    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El paso de los años va difuminando la base de datos que almacena nuestro cerebro. Los nombres, las fechas, las caras… empiezan a borrarse del registro. Igual que languidece la tinta o se borra el trazo del lápiz.
Esto se debe a que cada año los humanos perdemos un 0,5% del volumen cerebral. Desde que nacemos hasta los 90 años la materia gris se reduce alrededor de un tercio.
Pero los científicos han descubierto que el cerebro se puede entrenar para que permanezca más tiempo en buena forma. En el Triniti College de Dublín investigan la actividad cerebral y para dar a conocer sus descubrimientos han creado la campaña Hello Brain. A ellos se han unido a Head Squeeze (un equipo formado por James May y varios científicos, matemáticos y cómicos), y juntos están promoviendo una serie de vídeos que hablan de la salud del cerebro.
Una de las mejores fórmulas para mantener una buena memoria es permanecer toda la vida estudiando. Y lo ideal es hacerlo aplicado a la vida real, como, por ejemplo, aprender un segundo idioma o a tocar un instrumento musical. Estas actividades, dicen, resultan más beneficiosas que los entrenamientos ficticios frente a una pantalla o un ordenador.
Head Squeeze relata en este vídeo un estudio que se hizo en Londres, en el año 2000, que comparaba el hipocampo (la región del cerebro donde se produce el aprendizaje y la memoria) de los taxistas y los conductores de autobús.

Los taxistas reciben una formación de cuatro años en la que tienen que aprender 25.000 calles. En cambio, los conductores de autobús entrenan durante seis semanas y solo tienen que memorizar varias rutas fijas.
¿Cómo se reflejaba esto en su cerebro? El hipocampo de los taxistas era mucho mayor. Las células de su mente tenían que realizar muchas más conexiones entre sí y esa actividad contrarrestaba la pérdida natural de memoria que se produce con la edad.
Los científicos recomiendan también una dieta sana, dormir bien, hacer deporte y una vida social activa para que el paso del tiempo no acabe dejando nuestros archivos cerebrales como un papel en blanco.
Imagen: Shutterstock

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El paso de los años va difuminando la base de datos que almacena nuestro cerebro. Los nombres, las fechas, las caras… empiezan a borrarse del registro. Igual que languidece la tinta o se borra el trazo del lápiz.
Esto se debe a que cada año los humanos perdemos un 0,5% del volumen cerebral. Desde que nacemos hasta los 90 años la materia gris se reduce alrededor de un tercio.
Pero los científicos han descubierto que el cerebro se puede entrenar para que permanezca más tiempo en buena forma. En el Triniti College de Dublín investigan la actividad cerebral y para dar a conocer sus descubrimientos han creado la campaña Hello Brain. A ellos se han unido a Head Squeeze (un equipo formado por James May y varios científicos, matemáticos y cómicos), y juntos están promoviendo una serie de vídeos que hablan de la salud del cerebro.
Una de las mejores fórmulas para mantener una buena memoria es permanecer toda la vida estudiando. Y lo ideal es hacerlo aplicado a la vida real, como, por ejemplo, aprender un segundo idioma o a tocar un instrumento musical. Estas actividades, dicen, resultan más beneficiosas que los entrenamientos ficticios frente a una pantalla o un ordenador.
Head Squeeze relata en este vídeo un estudio que se hizo en Londres, en el año 2000, que comparaba el hipocampo (la región del cerebro donde se produce el aprendizaje y la memoria) de los taxistas y los conductores de autobús.

Los taxistas reciben una formación de cuatro años en la que tienen que aprender 25.000 calles. En cambio, los conductores de autobús entrenan durante seis semanas y solo tienen que memorizar varias rutas fijas.
¿Cómo se reflejaba esto en su cerebro? El hipocampo de los taxistas era mucho mayor. Las células de su mente tenían que realizar muchas más conexiones entre sí y esa actividad contrarrestaba la pérdida natural de memoria que se produce con la edad.
Los científicos recomiendan también una dieta sana, dormir bien, hacer deporte y una vida social activa para que el paso del tiempo no acabe dejando nuestros archivos cerebrales como un papel en blanco.
Imagen: Shutterstock

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cómo puede soportar un astronauta la soledad y el olor a pies?
Dormir bien mal: la pesadilla de vivir con trastornos del sueño
El hombre que convirtió el papel en píxeles
Chemtrails: el (fallido) plan para exterminar a la Humanidad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies