fbpx
14 de julio 2014    /   DIGITAL
por
 

Amigos de alquiler

14 de julio 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La soledad es uno de los grandes males de las urbes modernas y masificadas. Cuanto más populosas son las ciudades, paradójicamente encontramos más personas solas, cuyos cadáveres se descubren a veces semanas después de su fallecimiento. Y no solo ancianos desatendidos, sino singles que comparten su vida como mucho con un gato o con un perro.

Y también está quien tiene recursos económicos de sobra, pero precisamente por eso no tiene tiempo de apuntarse a un club social o de hacer actividades para conocer gente, y entonces contrata el servicio del amigo de alquiler.
No hablamos de voluntariado ni tampoco de escort o prostitución encubierta, hablamos de una zona intermedia entre todo eso; alquilar servicios de amistad para quien no tiene amigos o no dispone del tiempo suficiente para buscarlos y cultivarlos.
Esto da lugar a situaciones extrañas, sobre todo al terminar la cita, momento en el que hay que buscar en la cartera los 50 euros (mínimo) y dárselos a nuestro «amigo» o «amiga». En la película Familia (1996) Fernando León de Aranoa ya exploraba esta posibilidad aplicada a todo el entorno de parentescos con el protagonista Juan Luis Galiardo.
El caso es que rentafriend.com tiene más de 26.000 miembros en Reino Unido, que pagan unos 20 euros al mes por acceder a la página, donde vienen perfiles con información acerca color de pelo, tipo de figura, estatura y una breve biografía de cada aspirante.
La web calcula que alguien que se dedique a tiempo completo a ser un amigo de alquiler puede ganar casi cien mil euros anuales. No está mal, aunque para ello hay que tener habilidades sociales, excelente presencia, idiomas, cultura… y mucho tiempo libre.
También hay miembros que están dispuestos a pagar solo por mantener una correspondencia regular por correo electrónico, por lo que pueden llegar a pagar hasta 120 euros al mes, lo que indudablemente recuerda a Joaquin Phoenix en Her (Spike Jonze, 2014) redactando cartas y cobrando un salario por ello. De nuevo la soledad, y de nuevo la tecnología para aliviarla… previo pago.
En la web se pueden apuntar tanto quienes ofrecen la amistad a cambio de dinero como quienes necesitan amigos. Puede ser para acompañar en una cena o ir al teatro, o a un partido de rugby o para no asistir solo a la boda de un pariente. Por supuesto si hay química la cosa puede ir más lejos y terminar en la cama, lo que complica emocional y éticamente el momento de sacar la cartera…
La empresa detrás de rentafriend.com funciona viento en popa, pero plantea interrogantes éticos. La mercantilización de la amistad es un efecto colateral peligroso: ¿qué pasa si durante esas citas surge la chispa de una verdadera empatía… o incluso de una relación sentimental? ¿En qué momento dejaríamos de pagar por la compañía de esa persona, para sentirnos con pleno derecho a disfrutar «gratis» de su tiempo y atenciones?
Al fundador J.Rosenbaum, de Nueva Jersey, que lleva montando páginas de contactos desde 2009, la idea le vino de Japón, donde el tiempo libre escasea. Allí llegan más lejos y ofrecen miembros de familia de modo permanente. Esto es especialmente útil en caso de divorcio, muerte o cualquier situación en la que un pariente ya no está con nosotros… pero nos gustaría. Puede parecer insano y de hecho es probablemente insano. Pero hay muchas cosas insanas que practicamos y nos hacen la vida más llevadera ¿o no?
Se dice que nuestra cultura latina es más inclusiva que la anglosajona, por lo que lugares como Londres o Nueva York son ideales para estos servicios… pero también en nuestro país estamos experimentando un incremento de la presión laboral y profesional que perjudica el tiempo libre para buscar y disfrutar de los amigos.
La web advierte de que es preciso utilizar el sentido común que, como todo el mundo sabe, es el menos común de los sentidos, a la hora de mantener las distancias entre el «amigo» y el «contratante».
En España todavía no ha desembarcado una propuesta similar, pero es cuestión de tiempo. Si alguien se anima después de leer este artículo le ruego que me lo hagan saber, porque últimamente aunque me sobra el dinero me siento muy solo…

La soledad es uno de los grandes males de las urbes modernas y masificadas. Cuanto más populosas son las ciudades, paradójicamente encontramos más personas solas, cuyos cadáveres se descubren a veces semanas después de su fallecimiento. Y no solo ancianos desatendidos, sino singles que comparten su vida como mucho con un gato o con un perro.

Y también está quien tiene recursos económicos de sobra, pero precisamente por eso no tiene tiempo de apuntarse a un club social o de hacer actividades para conocer gente, y entonces contrata el servicio del amigo de alquiler.
No hablamos de voluntariado ni tampoco de escort o prostitución encubierta, hablamos de una zona intermedia entre todo eso; alquilar servicios de amistad para quien no tiene amigos o no dispone del tiempo suficiente para buscarlos y cultivarlos.
Esto da lugar a situaciones extrañas, sobre todo al terminar la cita, momento en el que hay que buscar en la cartera los 50 euros (mínimo) y dárselos a nuestro «amigo» o «amiga». En la película Familia (1996) Fernando León de Aranoa ya exploraba esta posibilidad aplicada a todo el entorno de parentescos con el protagonista Juan Luis Galiardo.
El caso es que rentafriend.com tiene más de 26.000 miembros en Reino Unido, que pagan unos 20 euros al mes por acceder a la página, donde vienen perfiles con información acerca color de pelo, tipo de figura, estatura y una breve biografía de cada aspirante.
La web calcula que alguien que se dedique a tiempo completo a ser un amigo de alquiler puede ganar casi cien mil euros anuales. No está mal, aunque para ello hay que tener habilidades sociales, excelente presencia, idiomas, cultura… y mucho tiempo libre.
También hay miembros que están dispuestos a pagar solo por mantener una correspondencia regular por correo electrónico, por lo que pueden llegar a pagar hasta 120 euros al mes, lo que indudablemente recuerda a Joaquin Phoenix en Her (Spike Jonze, 2014) redactando cartas y cobrando un salario por ello. De nuevo la soledad, y de nuevo la tecnología para aliviarla… previo pago.
En la web se pueden apuntar tanto quienes ofrecen la amistad a cambio de dinero como quienes necesitan amigos. Puede ser para acompañar en una cena o ir al teatro, o a un partido de rugby o para no asistir solo a la boda de un pariente. Por supuesto si hay química la cosa puede ir más lejos y terminar en la cama, lo que complica emocional y éticamente el momento de sacar la cartera…
La empresa detrás de rentafriend.com funciona viento en popa, pero plantea interrogantes éticos. La mercantilización de la amistad es un efecto colateral peligroso: ¿qué pasa si durante esas citas surge la chispa de una verdadera empatía… o incluso de una relación sentimental? ¿En qué momento dejaríamos de pagar por la compañía de esa persona, para sentirnos con pleno derecho a disfrutar «gratis» de su tiempo y atenciones?
Al fundador J.Rosenbaum, de Nueva Jersey, que lleva montando páginas de contactos desde 2009, la idea le vino de Japón, donde el tiempo libre escasea. Allí llegan más lejos y ofrecen miembros de familia de modo permanente. Esto es especialmente útil en caso de divorcio, muerte o cualquier situación en la que un pariente ya no está con nosotros… pero nos gustaría. Puede parecer insano y de hecho es probablemente insano. Pero hay muchas cosas insanas que practicamos y nos hacen la vida más llevadera ¿o no?
Se dice que nuestra cultura latina es más inclusiva que la anglosajona, por lo que lugares como Londres o Nueva York son ideales para estos servicios… pero también en nuestro país estamos experimentando un incremento de la presión laboral y profesional que perjudica el tiempo libre para buscar y disfrutar de los amigos.
La web advierte de que es preciso utilizar el sentido común que, como todo el mundo sabe, es el menos común de los sentidos, a la hora de mantener las distancias entre el «amigo» y el «contratante».
En España todavía no ha desembarcado una propuesta similar, pero es cuestión de tiempo. Si alguien se anima después de leer este artículo le ruego que me lo hagan saber, porque últimamente aunque me sobra el dinero me siento muy solo…

Compártelo twitter facebook whatsapp
Día A l ¿Y qué hago ahora con mis 8.000 amigos de Facebook?
Cotarelo: «Una mala reacción en Twitter te puede costar las elecciones»
Un informático logra entrar en Google desde un cajero
Así joden las criptomonedas a los ‘gamers’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 21
  • Vaya cosa: soy de las personas que ofrecen una amistad bastante sincera, pero me la paso sola, ahora no mantengo más de 2 o 3 amistades largas.
    He pensado que debería cobrar por ella -mi amistad- pero en éste país mileurista van a querer pagarme con chapas. Quizás en Alemania podría cotizar más al alza…
    En fin, mal que bien uno se acostumbra a la soledad >_>

  • Creo que es buena idea.
    Hoy en día hay muchas personas que se sienten solos,y aún que existen muchas páginas de conocer a la gente, normalmente son para encuentros del carácter sexual.. Pero lo que nos gusta a todos es que nos traten bien,nos escuchen, alguien que te sonríe o te da opinión .. un amigo que sepa escuchar o acompañar ..
    Considero nesesario hoy en día este tipo de amistad..
    Y yo sin duda alguna me apunto para ser amiga de alquiler. Y en primer lugar es por que me encanta escuchar a las personas y ser comprensiva y poder ayudar si es posible con un consejo o charla o paseó o simplemente estar …
    Un saludo.

    • Hola Diana.Puedes usar esta nueva plataforma novedosa en España para trabajar como amiga de alquiler. Se trata de BlaBlaFriend. El registro es gratis y muy sencillo. A disfrutar de las nuevas tecnologias y de como podemos crear redes sociales.

  • Me gustaria mucho trabajar como amiga de alquiler porque soy muy sociable,inteligrnte hablo idiomas incluso inglez soy muy simpatica y empatica con buena prezenzia fizica pero no consigo registrarme en ninguna paginna para amistad de alquiler ;lo he intentado varias veces y siempre falla algo que me imoide registrarme;porque pasara esto?me oueden ayudar ?

  • Me encantaria t4abajar como amiga de alquiler porque creo que se me dara muy bien este trabajo,pero por mas que lo intente parece imposible inscrbirme en alguna por lo menos de las paginas dedicadas a alquilar amigos;me podian ayudar a enscribirme porfavor?

    • Hola Maria. Te recomiendo esta nueva plataforma novedosa en España para trabajar como amiga de alquiler. Se trata de BlaBlaFriend. El registro es gratis y muy sencillo. A disfrutar de las nuevas tecnologias y de como podemos crear redes sociales.

  • Es interesante la opción de alquilar amigos, sobretodo cuando llegas a una nueva ciudad y vas a estar poco tiempo. Además así la otra persona se puede sacar un dinerito extra ofreciéndose como amigo. Existe otra web llamada BlaBlaFriend donde también se ofrecen para alquilar amigos en España. La mayoría son gratis y no cobran por ser tu amigo. Tenemos que ir adaptándonos a los nuevos tiempos.

  • Muy buen artículo Antonio. Si me permites incluir unas lineas, soy publicista y una de las web que mi empresa lleva es ibizatops.com , una web dedicada al sector de las acompañantes en Ibiza. Hace algo menos de un año hicimos un reportaje de investigación en el que mostrábamos otros enfoques que las escorts de alto standing ofertaban o por los que eran contratadas. Sorprendía ver que a parte de compañía, algunas de mis clientas habían sido contratadas incluso de traductoras o intérpretes. No sé si estoy incurriendo en algo contra vuestra política de comentarios, si es así entendería el banneo, pero me encantaría dejaros un link al artículo que publicamos ya que lo considero muy complementario al vuestro.
    https://www.ibizatops.com/noticias/115-que-puede-ofrecerme-una-escort.html
    Felicitarte de nuevo por el artículo y agradecerte el que me hayas permitido comentar.
    Un saludo

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies