fbpx
26 de octubre 2012    /   IDEAS
por
 

El amor en remojo de Fred y Valerie

26 de octubre 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hace 14 años, Erik Kessels pasó por Barcelona. Paseaba entre los puestos del mercadillo de Les Encants cuanto se topó con unas fotos que, por lo inusual, cautivaron su atención. Se trataba de fotos cotidianas hecha por gente corriente. En el año 2000, Kessels comenzó a publicarlas en la parte editora de su agencia, Kesselskramer. La serie, In Almost Every Picture, llega a su undécima entrega con una recopilación de las fotos que hizo Fred Clark a su esposa Valerie. «Durante 12 años, un marido fotografió únicamente a su mujer cuando estaban de vacaciones», explica el editor. Lo peculiar del asunto es que en todas las fotos, Valerie se muestra vestida y en remojo.

En este caso, una de las fotos apareció por casualidad en una búsqueda de Google. «Tras algo de investigación resultó que Fred Clark tenía una colección completa de estas fotos», cuenta el holandés. Las imágenes aúnan la obsesión del fotógrafo norteamericano por las mujeres, aunque particulariza en la suya propia, y el agua. «Conocer a Valerie fue un sueño ya que ella se metió de lleno en esto. Para ellos, el hecho de sumergirte en el agua en cualquier momento del día sin necesidad de ponerte ropa de baño es una forma de libertad. De hecho, piensan que llevar bañador bajo la ropa es hacer trampas».

Hace 14 años, Erik Kessels pasó por Barcelona. Paseaba entre los puestos del mercadillo de Les Encants cuanto se topó con unas fotos que, por lo inusual, cautivaron su atención. Se trataba de fotos cotidianas hecha por gente corriente. En el año 2000, Kessels comenzó a publicarlas en la parte editora de su agencia, Kesselskramer. La serie, In Almost Every Picture, llega a su undécima entrega con una recopilación de las fotos que hizo Fred Clark a su esposa Valerie. «Durante 12 años, un marido fotografió únicamente a su mujer cuando estaban de vacaciones», explica el editor. Lo peculiar del asunto es que en todas las fotos, Valerie se muestra vestida y en remojo.

En este caso, una de las fotos apareció por casualidad en una búsqueda de Google. «Tras algo de investigación resultó que Fred Clark tenía una colección completa de estas fotos», cuenta el holandés. Las imágenes aúnan la obsesión del fotógrafo norteamericano por las mujeres, aunque particulariza en la suya propia, y el agua. «Conocer a Valerie fue un sueño ya que ella se metió de lleno en esto. Para ellos, el hecho de sumergirte en el agua en cualquier momento del día sin necesidad de ponerte ropa de baño es una forma de libertad. De hecho, piensan que llevar bañador bajo la ropa es hacer trampas».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Social Toy, juguetes comunitarios en el parque
¿Por qué la gente suele darse con las motosierras en la cara?
La historia de la silla en 121 diseños
La mejor idea de España
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies