Publicado: 26 de octubre 2012 02:13  /   IDEAS
por
 

El amor en remojo de Fred y Valerie

Publicado: 26 de octubre 2012 02:13  /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Hace 14 años, Erik Kessels pasó por Barcelona. Paseaba entre los puestos del mercadillo de Les Encants cuanto se topó con unas fotos que, por lo inusual, cautivaron su atención. Se trataba de fotos cotidianas hecha por gente corriente. En el año 2000, Kessels comenzó a publicarlas en la parte editora de su agencia, Kesselskramer. La serie, In Almost Every Picture, llega a su undécima entrega con una recopilación de las fotos que hizo Fred Clark a su esposa Valerie. “Durante 12 años, un marido fotografió únicamente a su mujer cuando estaban de vacaciones”, explica el editor. Lo peculiar del asunto es que en todas las fotos, Valerie se muestra vestida y en remojo.

En este caso, una de las fotos apareció por casualidad en una búsqueda de Google. “Tras algo de investigación resultó que Fred Clark tenía una colección completa de estas fotos”, cuenta el holandés. Las imágenes aúnan la obsesión del fotógrafo norteamericano por las mujeres, aunque particulariza en la suya propia, y el agua. “Conocer a Valerie fue un sueño ya que ella se metió de lleno en esto. Para ellos, el hecho de sumergirte en el agua en cualquier momento del día sin necesidad de ponerte ropa de baño es una forma de libertad. De hecho, piensan que llevar bañador bajo la ropa es hacer trampas”.

Hace 14 años, Erik Kessels pasó por Barcelona. Paseaba entre los puestos del mercadillo de Les Encants cuanto se topó con unas fotos que, por lo inusual, cautivaron su atención. Se trataba de fotos cotidianas hecha por gente corriente. En el año 2000, Kessels comenzó a publicarlas en la parte editora de su agencia, Kesselskramer. La serie, In Almost Every Picture, llega a su undécima entrega con una recopilación de las fotos que hizo Fred Clark a su esposa Valerie. “Durante 12 años, un marido fotografió únicamente a su mujer cuando estaban de vacaciones”, explica el editor. Lo peculiar del asunto es que en todas las fotos, Valerie se muestra vestida y en remojo.

En este caso, una de las fotos apareció por casualidad en una búsqueda de Google. “Tras algo de investigación resultó que Fred Clark tenía una colección completa de estas fotos”, cuenta el holandés. Las imágenes aúnan la obsesión del fotógrafo norteamericano por las mujeres, aunque particulariza en la suya propia, y el agua. “Conocer a Valerie fue un sueño ya que ella se metió de lleno en esto. Para ellos, el hecho de sumergirte en el agua en cualquier momento del día sin necesidad de ponerte ropa de baño es una forma de libertad. De hecho, piensan que llevar bañador bajo la ropa es hacer trampas”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Coachingdemia
Violencia y sociedad: ¿de verdad la humanidad necesita que haya conflictos?
Relatos ortográficos: ¿Cómo surgió el signo de interrogación?
Una exposición comisariada por niños saca a la luz 70 obras de Picasso, Chillida y otros artistas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.