fbpx
13 de septiembre 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Así es un mundo donde las mujeres son más fuertes que los hombres

13 de septiembre 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Un hombre musculoso mira al espectador desde el lienzo. Su pose recuerda a la de muchos modelos publicitarios en anuncios de perfumes. Incita, provoca, despierta la sensualidad de quien lo contempla. Es un superhéroe moderno de aspecto poderoso sin capa ni antifaz.

Ana Benaroya creció obsesionada por los superhéroes. Dibujaba sus músculos continuamente; incluso llegó a copiar libros de anatomía intentando aprender todos y cada uno de ellos con el fin de trasladarlos después a sus dibujos. Muchos de los personajes de sus obras son seres portentosos, fuertes, poderosos y musculados. «Quiero crear personajes más grandes y más fuertes que la vida, y los músculos me ayudan a exagerarlos».

Having Children
Having Children

Pero en sus dibujos, los músculos no son territorio exclusivo de los hombres. Ellas aparecen dibujadas igual de poderosas, igual de fuertes, más incluso que ellos. «Es algo que hago a propósito. Me gusta crear un mundo donde las mujeres son más fuertes que los hombres. Me gusta cambiar los papeles porque en el mundo real eso no es cierto. A pesar de que las mujeres han hecho muchos avances en términos de igualdad, creo que todavía tenemos un largo camino por recorrer. Así que me gusta imaginar un mundo donde las mujeres son iguales o incluso más poderosas que los hombres».

Benaroya vive en New Jersey (EEUU), pero sus ancestros son hispanos. Eso es algo fácil de adivinarse viendo su nombre. Quizá también sus orígenes españoles se dejen ver en ese uso del color tan brillante, tan vivo, como ciertas obras aztecas o nativas americanas. «Me atraen las ilustraciones más estilizadas, no puramente fotográficas o realistas. También me gusta las formas gráficas e icónicas de muchas de las representaciones artísticas nativas o aztecas. Sí, me inspira mucho este tipo de arte».

Digging for Oil
Digging for Oil
Water Love
Water Love

Pero la ilustradora retrotrae ese gusto por los colores vivos a la época en la que dibujaba pósteres para conciertos. «Me encantaba cómo otros artistas usaban tan acertadamente pocos colores (por lo general, colores brillantes), así que empecé a experimentar con eso. Desde entonces uso colores vivos en mis trabajos. Supongo que siento que añaden energía y fuerza a mi obra. Me gusta crear dibujos y pinturas impactantes».

El hombre musculoso del cuadro nos mira desde el lienzo. Coquetea con nosotros, nos invita a contagiarnos de su sensualidad. Pero algo en su mirada y en su postura nos dice que no es tan masculino el superhéroe como lo pintan. Su mirada y su sonrisa son afeminadas.

Let Freedom Ring
Let Freedom Ring

«Esto tiene algo que ver con lo que contaba de dibujar mujeres poderosas», explica Benaroya. «También me encanta dibujar hombres afeminados. Quitarles la fuerza, a pesar de que físicamente puedan ser más grandes. Me gusta reflejar la lucha de poder entre sexos o géneros. No creo que los hombres sean hombres y las mujeres, mujeres. Creo que la gente puede alternar las dos cosas… así que trato de mostrar esa fluidez en mis personajes. Pero intento hacerlo todo con sentido del humor».

From Scratch
From Scratch

Lo nativo no es la única inspiración que la artista de New Jersey muestra en sus trabajos. Benaroya reconoce encontrarla también muy a menudo en la obra de otros artistas. «Me alimento de la energía de otras obras que me empujan a hacer las mías propias. También me inspiro en lo ridículo de la vida y en las normas que los humanos se han impuesto a sí mismos».

En sus obras encontramos toques de la crudeza y honestidad de Jean-Michel Basquiat; la sexualidad de Tom of Finland; la simplicidad gráfica y el juego de Push-Pin Studios; las formas abstractas y el storytelling de Torey Thornton. Aparecen también la influencia del lettering de los pósteres de Seripop y Sister Corita. Y los personajes y narrativas de Nicole Eisenman. «Así que supongo que trato de hacer mi propia versión de todas estas cosas», afirma la ilustradora, que define su estilo como «honesto, lúdico, crudo, erótico, divertido, intenso, imperfecto y extraño».

God Ridding The World Of Evil
God Ridding The World Of Evil
Its Nice The Way You Say My Name
Its Nice The Way You Say My Name

Ana Benaroya está continuamente buscando ideas en su cabeza. «Cuando encuentro una, trabajo en ella hasta el final. No me gusta mucho el proceso de revisión (a no ser que sea necesario). Prefiero llegar hasta el final y crear una pieza nueva e incorporar lo que he aprendido». Para ello trata de seguir una rutina diaria. Se levanta a las 7 de la mañana, desayuna y comienza a trabajar. Lo hace normalmente hasta las 5 o 6 de la tarde, y a partir de ahí se toma su tiempo de relax. «Antes solía trabajar todo el tiempo, pero empezaba a quemarme y eso no es bueno».

Le gusta dibujar a lápiz o pluma. Cuando pinta, usa el gouache, pero a veces también le gusta experimentar con los rotuladores y el collage. El Photoshop lo reserva para colorear sus dibujos. «Me atraen los colores cálidos. Normalmente amarillos, rosas, naranjas y rojos. Supongo que los colores cálidos me hacen más feliz».

Jockey
Jockey

Al musculoso protagonista del lienzo que nos regala una sonrisa pícara le sujeta en brazos una mujer portentosa. Melena suelta, labios carnosos, cejas dibujadas… y unos músculos que ya quisiera su afeminado supermán. Contrastan estas dos figuras en blanco y negro con otros personajes de Benaroya llenos de color, más flácidos, menos icónicos, igual de vitalistas y optimistas. Al fin y al cabo, la vida es lo que dibuja la de New Jersey: un divertido juego de contrastes que nos invita a jugar y a reír.

Let Me Help You
Let Me Help You
Milk
Milk
Swimmer
Swimmer
Women Take Over Ford Manufacturing
Women Take Over Ford Manufacturing

 

Un hombre musculoso mira al espectador desde el lienzo. Su pose recuerda a la de muchos modelos publicitarios en anuncios de perfumes. Incita, provoca, despierta la sensualidad de quien lo contempla. Es un superhéroe moderno de aspecto poderoso sin capa ni antifaz.

Ana Benaroya creció obsesionada por los superhéroes. Dibujaba sus músculos continuamente; incluso llegó a copiar libros de anatomía intentando aprender todos y cada uno de ellos con el fin de trasladarlos después a sus dibujos. Muchos de los personajes de sus obras son seres portentosos, fuertes, poderosos y musculados. «Quiero crear personajes más grandes y más fuertes que la vida, y los músculos me ayudan a exagerarlos».

Having Children
Having Children

Pero en sus dibujos, los músculos no son territorio exclusivo de los hombres. Ellas aparecen dibujadas igual de poderosas, igual de fuertes, más incluso que ellos. «Es algo que hago a propósito. Me gusta crear un mundo donde las mujeres son más fuertes que los hombres. Me gusta cambiar los papeles porque en el mundo real eso no es cierto. A pesar de que las mujeres han hecho muchos avances en términos de igualdad, creo que todavía tenemos un largo camino por recorrer. Así que me gusta imaginar un mundo donde las mujeres son iguales o incluso más poderosas que los hombres».

Benaroya vive en New Jersey (EEUU), pero sus ancestros son hispanos. Eso es algo fácil de adivinarse viendo su nombre. Quizá también sus orígenes españoles se dejen ver en ese uso del color tan brillante, tan vivo, como ciertas obras aztecas o nativas americanas. «Me atraen las ilustraciones más estilizadas, no puramente fotográficas o realistas. También me gusta las formas gráficas e icónicas de muchas de las representaciones artísticas nativas o aztecas. Sí, me inspira mucho este tipo de arte».

Digging for Oil
Digging for Oil
Water Love
Water Love

Pero la ilustradora retrotrae ese gusto por los colores vivos a la época en la que dibujaba pósteres para conciertos. «Me encantaba cómo otros artistas usaban tan acertadamente pocos colores (por lo general, colores brillantes), así que empecé a experimentar con eso. Desde entonces uso colores vivos en mis trabajos. Supongo que siento que añaden energía y fuerza a mi obra. Me gusta crear dibujos y pinturas impactantes».

El hombre musculoso del cuadro nos mira desde el lienzo. Coquetea con nosotros, nos invita a contagiarnos de su sensualidad. Pero algo en su mirada y en su postura nos dice que no es tan masculino el superhéroe como lo pintan. Su mirada y su sonrisa son afeminadas.

Let Freedom Ring
Let Freedom Ring

«Esto tiene algo que ver con lo que contaba de dibujar mujeres poderosas», explica Benaroya. «También me encanta dibujar hombres afeminados. Quitarles la fuerza, a pesar de que físicamente puedan ser más grandes. Me gusta reflejar la lucha de poder entre sexos o géneros. No creo que los hombres sean hombres y las mujeres, mujeres. Creo que la gente puede alternar las dos cosas… así que trato de mostrar esa fluidez en mis personajes. Pero intento hacerlo todo con sentido del humor».

From Scratch
From Scratch

Lo nativo no es la única inspiración que la artista de New Jersey muestra en sus trabajos. Benaroya reconoce encontrarla también muy a menudo en la obra de otros artistas. «Me alimento de la energía de otras obras que me empujan a hacer las mías propias. También me inspiro en lo ridículo de la vida y en las normas que los humanos se han impuesto a sí mismos».

En sus obras encontramos toques de la crudeza y honestidad de Jean-Michel Basquiat; la sexualidad de Tom of Finland; la simplicidad gráfica y el juego de Push-Pin Studios; las formas abstractas y el storytelling de Torey Thornton. Aparecen también la influencia del lettering de los pósteres de Seripop y Sister Corita. Y los personajes y narrativas de Nicole Eisenman. «Así que supongo que trato de hacer mi propia versión de todas estas cosas», afirma la ilustradora, que define su estilo como «honesto, lúdico, crudo, erótico, divertido, intenso, imperfecto y extraño».

God Ridding The World Of Evil
God Ridding The World Of Evil
Its Nice The Way You Say My Name
Its Nice The Way You Say My Name

Ana Benaroya está continuamente buscando ideas en su cabeza. «Cuando encuentro una, trabajo en ella hasta el final. No me gusta mucho el proceso de revisión (a no ser que sea necesario). Prefiero llegar hasta el final y crear una pieza nueva e incorporar lo que he aprendido». Para ello trata de seguir una rutina diaria. Se levanta a las 7 de la mañana, desayuna y comienza a trabajar. Lo hace normalmente hasta las 5 o 6 de la tarde, y a partir de ahí se toma su tiempo de relax. «Antes solía trabajar todo el tiempo, pero empezaba a quemarme y eso no es bueno».

Le gusta dibujar a lápiz o pluma. Cuando pinta, usa el gouache, pero a veces también le gusta experimentar con los rotuladores y el collage. El Photoshop lo reserva para colorear sus dibujos. «Me atraen los colores cálidos. Normalmente amarillos, rosas, naranjas y rojos. Supongo que los colores cálidos me hacen más feliz».

Jockey
Jockey

Al musculoso protagonista del lienzo que nos regala una sonrisa pícara le sujeta en brazos una mujer portentosa. Melena suelta, labios carnosos, cejas dibujadas… y unos músculos que ya quisiera su afeminado supermán. Contrastan estas dos figuras en blanco y negro con otros personajes de Benaroya llenos de color, más flácidos, menos icónicos, igual de vitalistas y optimistas. Al fin y al cabo, la vida es lo que dibuja la de New Jersey: un divertido juego de contrastes que nos invita a jugar y a reír.

Let Me Help You
Let Me Help You
Milk
Milk
Swimmer
Swimmer
Women Take Over Ford Manufacturing
Women Take Over Ford Manufacturing

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una orgía para colorear
BARTcelona, un trozo de La Gran Manzana en la ciudad condal
Arriesgar y peligrar
Viaje al interior de la Corona de espinas: la primera pieza en VR de Yorokobu
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 0
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *