fbpx
18 de mayo 2017    /   CINE/TV
por
 

Antoni Tudisco, el genio autodidacta de los motion graphics

18 de mayo 2017    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Antoni Tudisco no acaba de creérselo. «Nunca imaginé hacer mi propio anuncio para MTV, con mi nombre al final de la animación. ¡Fue algo realmente surrealista!».

Sin embargo y por surrealista que pueda parecer, lo cierto es que MTV, Nike, Timberland, Adidas y otras marcas que le causaron admiración cuando era joven, son las que ahora se disputan los servicios de este diseñador.

No es para menos. Nacido en Alemania de madre filipina y padre italiano, Tudisco demuestra en sus trabajos un asombroso dominio de la animación digital y el 3D. «Me encanta lo que hago. Es mi pasión. En ese sentido, no hay límites para mí».

Cuando todavía estaba en el colegio, Tudisco se pasaba el día dibujando en los márgenes de los libros mientras escuchaba al profesor. «Era realmente bueno pintando y modelando con arcilla. De hecho esa era la razón por la cual las asignaturas artísticas eran mis favoritas», reconoce.

Cuando MySpace todavía molaba, Antoni Tudisco reparó en algo aparentemente secundario en esa red social, pero que a él le llamó poderosamente la atención: los logotipos de los músicos.

«Intenté aprender cómo funcionaba todo eso. Para ello primero tenía que diseñar el logo con un programa de ordenador y después, aprender a programar HTML, aunque fuera lo básico. Así es como comencé a meterme en el mundo digital».

Tudisco comenzó a experimentar con programas como Photoshop, Illustrator, Dreamweaver sin más ayuda que su curiosidad. «Consideré que era la mejor forma de poder expresar mi creatividad», explica Tudisco quien, a pesar de todo, se matriculó en el SAE Institute de Hamburgo para estudiar diseño web y desarrollo informático.

«De repente, apareció el 3D. Mientras mis compañeros de clase seguían aprendiendo cómo programar una página web, yo ya estaba en Vimeo intentando aprender las nociones básicas de esa técnica. Tenía claro que, si quería avanzar, progresar y expresar mis ideas de la mejor forma posible, lo más sencillo era el aprender por mí mismo. Además, me resultaba muy sencillo».




A medida que iba produciendo sus propias piezas, Antoni Tudisco empezó a colgarlas en internet. Sus perfiles de Behance, Facebook e Instagram no paraban de recibir visitas y, finalmente, las cosas se decantaron por sí solas.

«Mis trabajos se compartían muchas veces y grandes marcas, como Nike, MTV, Adidas, Audi and T-Mobile me contactaron directamente o a través de sus agencias para participar en campañas o incluso hacer vídeos, algunos de los cuales me han permitido ganar premios en el Art Directors Club».


Para desarrollar sus proyectos, Tudisco realiza unos primeros bocetos antes de emplear diferentes herramientas 3D, toda la Suite de Adobe e incluso imágenes de archivo para recrear ciertas texturas. Sin embargo, lo importante para él no es precisamente la tecnología.

«Lo importante es abrir la mente y dejar que tu creatividad fluya. La inspiración es súper importante para mí. Cuando se me agotan las ideas, reservo un billete y viajo donde sea para volver a llenar mi cerebro».

Antoni Tudisco no acaba de creérselo. «Nunca imaginé hacer mi propio anuncio para MTV, con mi nombre al final de la animación. ¡Fue algo realmente surrealista!».

Sin embargo y por surrealista que pueda parecer, lo cierto es que MTV, Nike, Timberland, Adidas y otras marcas que le causaron admiración cuando era joven, son las que ahora se disputan los servicios de este diseñador.

No es para menos. Nacido en Alemania de madre filipina y padre italiano, Tudisco demuestra en sus trabajos un asombroso dominio de la animación digital y el 3D. «Me encanta lo que hago. Es mi pasión. En ese sentido, no hay límites para mí».

Cuando todavía estaba en el colegio, Tudisco se pasaba el día dibujando en los márgenes de los libros mientras escuchaba al profesor. «Era realmente bueno pintando y modelando con arcilla. De hecho esa era la razón por la cual las asignaturas artísticas eran mis favoritas», reconoce.

Cuando MySpace todavía molaba, Antoni Tudisco reparó en algo aparentemente secundario en esa red social, pero que a él le llamó poderosamente la atención: los logotipos de los músicos.

«Intenté aprender cómo funcionaba todo eso. Para ello primero tenía que diseñar el logo con un programa de ordenador y después, aprender a programar HTML, aunque fuera lo básico. Así es como comencé a meterme en el mundo digital».

Tudisco comenzó a experimentar con programas como Photoshop, Illustrator, Dreamweaver sin más ayuda que su curiosidad. «Consideré que era la mejor forma de poder expresar mi creatividad», explica Tudisco quien, a pesar de todo, se matriculó en el SAE Institute de Hamburgo para estudiar diseño web y desarrollo informático.

«De repente, apareció el 3D. Mientras mis compañeros de clase seguían aprendiendo cómo programar una página web, yo ya estaba en Vimeo intentando aprender las nociones básicas de esa técnica. Tenía claro que, si quería avanzar, progresar y expresar mis ideas de la mejor forma posible, lo más sencillo era el aprender por mí mismo. Además, me resultaba muy sencillo».




A medida que iba produciendo sus propias piezas, Antoni Tudisco empezó a colgarlas en internet. Sus perfiles de Behance, Facebook e Instagram no paraban de recibir visitas y, finalmente, las cosas se decantaron por sí solas.

«Mis trabajos se compartían muchas veces y grandes marcas, como Nike, MTV, Adidas, Audi and T-Mobile me contactaron directamente o a través de sus agencias para participar en campañas o incluso hacer vídeos, algunos de los cuales me han permitido ganar premios en el Art Directors Club».


Para desarrollar sus proyectos, Tudisco realiza unos primeros bocetos antes de emplear diferentes herramientas 3D, toda la Suite de Adobe e incluso imágenes de archivo para recrear ciertas texturas. Sin embargo, lo importante para él no es precisamente la tecnología.

«Lo importante es abrir la mente y dejar que tu creatividad fluya. La inspiración es súper importante para mí. Cuando se me agotan las ideas, reservo un billete y viajo donde sea para volver a llenar mi cerebro».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Predestinados al nacer: así nos enseñó la televisión a fijar un orden social
Personajes de series de TV en versión POP!
‘Sneaky Pete’: timadores, mafiosos y gente corriente
Las aventuras de Lukas Backland en Tokio
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *