29 de mayo 2014    /   DIGITAL
por
 

Apps que no (aunque tiene su punto, ¿eh?)

29 de mayo 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Quizás se me ha ido la mano con la documentación para el texto de los hijos de puta, pero el caso es que, abundando en el tema, son muchos los que se cobijan bajo el epígrafe de subdesarrollador de aplicaciones móviles.
Mobigage NDI
Y diréis: «¡Pero si esa app tiene mil años y es famosa porque es la más cara de la tienda de Apple!». Ya, pero es que, cuando yo busco en la App Store, pongo el filtro para ver solamente aplicaciones por debajo de los 998 dólares. Esta, claro, vale 999. ¿A qué clase de cabrón se le ocurre poner una app a ese precio? A uno que calza en el traje que hemos creado en el artículo ‘Hay que decirlo más’, en este mismo número. ¿Y qué hace la app? ¡A quién diablos le importa!
Electrobeats by David Guetta
A ver. Es una app para crear música bendecida por David Guetta. Si hay que explicarlo más, no sé qué hace usted leyendo esta revista.
Facetune for iPad
Un día, en un funeral, el presidente Obama tuvo a bien hacer lo normal, lo que se hace en todos los funerales: echarse unas risas y hacerse un selfie mientras soltaban la chapa acerca de lo bueno que era el fiambre. Después, lo de Ellen DeGeneres y sus colegas ricos en los Óscars. Y la cagamos. Porque ahora lo del selfie es una puñetera plaga que hace que salgan apps como Facetune. Que está muy bien, sí; que es un editor de imágenes curioso, vale; pero todo lo que fomente la elongación de esta execrable tendencia merece ser borrado del mapa.

Algunas apps medianamente decentes aquí.
Foto de s_bukley / Shutterstock.com

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Quizás se me ha ido la mano con la documentación para el texto de los hijos de puta, pero el caso es que, abundando en el tema, son muchos los que se cobijan bajo el epígrafe de subdesarrollador de aplicaciones móviles.
Mobigage NDI
Y diréis: «¡Pero si esa app tiene mil años y es famosa porque es la más cara de la tienda de Apple!». Ya, pero es que, cuando yo busco en la App Store, pongo el filtro para ver solamente aplicaciones por debajo de los 998 dólares. Esta, claro, vale 999. ¿A qué clase de cabrón se le ocurre poner una app a ese precio? A uno que calza en el traje que hemos creado en el artículo ‘Hay que decirlo más’, en este mismo número. ¿Y qué hace la app? ¡A quién diablos le importa!
Electrobeats by David Guetta
A ver. Es una app para crear música bendecida por David Guetta. Si hay que explicarlo más, no sé qué hace usted leyendo esta revista.
Facetune for iPad
Un día, en un funeral, el presidente Obama tuvo a bien hacer lo normal, lo que se hace en todos los funerales: echarse unas risas y hacerse un selfie mientras soltaban la chapa acerca de lo bueno que era el fiambre. Después, lo de Ellen DeGeneres y sus colegas ricos en los Óscars. Y la cagamos. Porque ahora lo del selfie es una puñetera plaga que hace que salgan apps como Facetune. Que está muy bien, sí; que es un editor de imágenes curioso, vale; pero todo lo que fomente la elongación de esta execrable tendencia merece ser borrado del mapa.

Algunas apps medianamente decentes aquí.
Foto de s_bukley / Shutterstock.com

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
British Airways esquiva la crisis de una huelga centrando su comunicación en YouTube
He leído y aceptado una trampa
Las heroínas de la cultura popular, rediseñadas por mujeres
Si el futuro no es como el pasado, ¿tenemos un plan?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies