fbpx
18 de junio 2014    /   DIGITAL
por
 

Apps que SÍ (y cuando digo sí, es sí)

18 de junio 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Es complicado definir la belleza. Algunos la confunden con lo pragmático porque, para muchas personas, no hay nada más bello que lo que es útil. Para nosotros, ese es un delicado equilibrio cuyo balance apunta en unas ocasiones a un sitio y en otras, al contrario. Aquí van tres ejemplos de que lo práctico y lo estético han de ir unidos de la manita.

Guías Punto

Hombre, ya iba siendo hora. Por fin una guía de viaje diferente a las demás. Las Guías Punto, disponibles de momento para Madrid y Barcelona, son guías de ciudades con dos puntos fuertes: un diseño original con cuidadas tipografías e ilustraciones, y, sobre todo, un buen puñado de ideas realmente originales y fuera de las guías convencionales. Básicamente, la Guías Punto ofrecen una mirada urbana y alejada de los circuitos más turísticos que constituye un soplo de aire fresco en esto de las guías móviles. De hecho, ¡molan hasta para los que viven en las ciudades!

Slack

Algún día conseguiremos que la redacción de Yorokobu funcione engrasada con el pecho de un luchador de wrestling embadurnado en aceite bronceador. Ahora nos toca probar con Slack, un software de gestión de equipos y proyectos multiplataforma que permite centralizar en un solo lugar muchas de las aplicaciones que se utilizan en el trabajo diario: Google Docs, Dropbox, chats y toda esa mandanga que reúnen otros servicios más caros como Basecamp. Porque, amigos, lo que tiene Slack, más allá de funcionar en ordenadores de sobremesa y todos los dispositivos móviles, es que es gratis. Y lo gratis, por definición, mola.

Storywalker

Contar historias. Si hay algo que tiene sentido en este asqueroso planeta es idear, pergeñar, desarrollar y contar historias. Todo lo demás son esas sucias cosas que el capitalismo utiliza para poner a la pasta por delante de los demás. Por eso Storywalker tiene sentido. Porque es una app diseñada de manera impecable, estéticamente sobresaliente y que cuenta historias bellísimas para mostrar cómo es un lugar concreto, en este caso el madrileño barrio de Usera. Pero imaginad el potencial de la idea si se exporta a otros destinos.
Más apps en este otro post.

Es complicado definir la belleza. Algunos la confunden con lo pragmático porque, para muchas personas, no hay nada más bello que lo que es útil. Para nosotros, ese es un delicado equilibrio cuyo balance apunta en unas ocasiones a un sitio y en otras, al contrario. Aquí van tres ejemplos de que lo práctico y lo estético han de ir unidos de la manita.

Guías Punto

Hombre, ya iba siendo hora. Por fin una guía de viaje diferente a las demás. Las Guías Punto, disponibles de momento para Madrid y Barcelona, son guías de ciudades con dos puntos fuertes: un diseño original con cuidadas tipografías e ilustraciones, y, sobre todo, un buen puñado de ideas realmente originales y fuera de las guías convencionales. Básicamente, la Guías Punto ofrecen una mirada urbana y alejada de los circuitos más turísticos que constituye un soplo de aire fresco en esto de las guías móviles. De hecho, ¡molan hasta para los que viven en las ciudades!

Slack

Algún día conseguiremos que la redacción de Yorokobu funcione engrasada con el pecho de un luchador de wrestling embadurnado en aceite bronceador. Ahora nos toca probar con Slack, un software de gestión de equipos y proyectos multiplataforma que permite centralizar en un solo lugar muchas de las aplicaciones que se utilizan en el trabajo diario: Google Docs, Dropbox, chats y toda esa mandanga que reúnen otros servicios más caros como Basecamp. Porque, amigos, lo que tiene Slack, más allá de funcionar en ordenadores de sobremesa y todos los dispositivos móviles, es que es gratis. Y lo gratis, por definición, mola.

Storywalker

Contar historias. Si hay algo que tiene sentido en este asqueroso planeta es idear, pergeñar, desarrollar y contar historias. Todo lo demás son esas sucias cosas que el capitalismo utiliza para poner a la pasta por delante de los demás. Por eso Storywalker tiene sentido. Porque es una app diseñada de manera impecable, estéticamente sobresaliente y que cuenta historias bellísimas para mostrar cómo es un lugar concreto, en este caso el madrileño barrio de Usera. Pero imaginad el potencial de la idea si se exporta a otros destinos.
Más apps en este otro post.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La app que lee fotografías y escribe textos sobre ellas
Adhócratas al poder
Minecraft y los límites de la imaginación
Gaza atacada por tierra, aire y redes sociales
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *