13 de mayo 2015    /   IDEAS
por
 

Aquí hay mucha calle: Ávila

13 de mayo 2015    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Macarritas con Seat León-Panda-Toledo-Ibiza-Ávila con la música latina muy alta.
¡¡Punk!!
20150426_163925
Hoteles soviéticos donde se casan las muchachas del pueblo. Mientras, otras de 40, consiguen polis buenos o malos, recién salidos de la Loca Academia de Inspectores con placa y gorro azul y marchan a Sevilla a vivir.
En la cafetería de la estación de buses siempre suena Fito. El del bus se quejará de que Alejandro Sanz sigue en eterno bucle popero (siempre le gustaba a las niñas).
Corrales viejos en la calle de la Dama. Madera antigua. Un millón de monjas rezando, orando, haciendo vigilia por una tapa religiosa. Yemas. Teleyemas para todos. Santa Teresa de Jesús de after y Jesús de Nazaret comiendo ansioso ternera de Ávila.
El hermano de Reina, el que juega al fútbol, tiene una tienda en Barquillo 42.
Las niñas dominicanas y japoneses que estudian hostelería se retan por la noche en la plaza de los porches. Un 20 de abril graniza en la calle de Sonsoles mientras tú miras.
A la vez, sudamericanos silban genial. «Aquí juega el barrio», dirá otro loco que pasa con un balón que se perderá por la calle que venera a la Virgen de Sonsi (ex alumna de música con parche). Carperías de aluminio y hierro (Pérez Ahijado comercia con las carpas del Río Adeja). Judo III Torneo Avilactiva.
20150426_145103
Una furgoneta -cuando dejas esas dos calles camino a las torres de Madrid- Citröen blanca frena el deseo de escape de su chica copiloto. Imprenta Castilla: folletos publicitarios.
En la calle de la Dama acaban de prohibir el moño a las jóvenes promesas abulenses. Estatuas de Adolfo Suárez y de San Juan de la Cruz salpimentadas por bares con pizarras y cañas a dos euritos. Crialsam Clínica Veterinaria. Aves Vázquez. Venta de pollos, gallinas, pollitas, piensos.
Mil millones de conventos espirituales rezando porque el nuevo Carlos Sastre salga ya y dé algo de promoción a la ciudad. Miles de yayos con mala cara y mejor bastón con figura animal paseando salvaguardando el orden y la moral de la calle del Rastro.
Tiendas online y microfestivales de autor. Monjas negras de Salamanca. Un poco de jazz de hilo musical y una terraza para verano de chill out en la estación de buses, de nuevo.
A ver si va a ser ahí enfrente. Es que esto está diferente a antes, ¿eh?
20150426_142518
La Calle de la Virgen de Sonsoles con La Muralla Electricidad. Farmacias modernistas. Laura x Rubén. Vero x Aarón. Sorol. Sonsoles x Edgar. María José love Swonk. Víctor. Paco corazón Nuria. Vx. Amores en vado permanente continuo.
Discoteca Ginger y Stand by han destruido una parte de la muralla medieval para servir copas los miércoles, jueves y viernes. Te quiero Gordo, cierra la Calle de la Dama mientras una pareja se rompe el brazo de tanto levantar el selfie con el palito. Punk Religioso bañado en dulce yema Seat de mar.
Ávila.
 
20150426_160630

Macarritas con Seat León-Panda-Toledo-Ibiza-Ávila con la música latina muy alta.
¡¡Punk!!
20150426_163925
Hoteles soviéticos donde se casan las muchachas del pueblo. Mientras, otras de 40, consiguen polis buenos o malos, recién salidos de la Loca Academia de Inspectores con placa y gorro azul y marchan a Sevilla a vivir.
En la cafetería de la estación de buses siempre suena Fito. El del bus se quejará de que Alejandro Sanz sigue en eterno bucle popero (siempre le gustaba a las niñas).
Corrales viejos en la calle de la Dama. Madera antigua. Un millón de monjas rezando, orando, haciendo vigilia por una tapa religiosa. Yemas. Teleyemas para todos. Santa Teresa de Jesús de after y Jesús de Nazaret comiendo ansioso ternera de Ávila.
El hermano de Reina, el que juega al fútbol, tiene una tienda en Barquillo 42.
Las niñas dominicanas y japoneses que estudian hostelería se retan por la noche en la plaza de los porches. Un 20 de abril graniza en la calle de Sonsoles mientras tú miras.
A la vez, sudamericanos silban genial. «Aquí juega el barrio», dirá otro loco que pasa con un balón que se perderá por la calle que venera a la Virgen de Sonsi (ex alumna de música con parche). Carperías de aluminio y hierro (Pérez Ahijado comercia con las carpas del Río Adeja). Judo III Torneo Avilactiva.
20150426_145103
Una furgoneta -cuando dejas esas dos calles camino a las torres de Madrid- Citröen blanca frena el deseo de escape de su chica copiloto. Imprenta Castilla: folletos publicitarios.
En la calle de la Dama acaban de prohibir el moño a las jóvenes promesas abulenses. Estatuas de Adolfo Suárez y de San Juan de la Cruz salpimentadas por bares con pizarras y cañas a dos euritos. Crialsam Clínica Veterinaria. Aves Vázquez. Venta de pollos, gallinas, pollitas, piensos.
Mil millones de conventos espirituales rezando porque el nuevo Carlos Sastre salga ya y dé algo de promoción a la ciudad. Miles de yayos con mala cara y mejor bastón con figura animal paseando salvaguardando el orden y la moral de la calle del Rastro.
Tiendas online y microfestivales de autor. Monjas negras de Salamanca. Un poco de jazz de hilo musical y una terraza para verano de chill out en la estación de buses, de nuevo.
A ver si va a ser ahí enfrente. Es que esto está diferente a antes, ¿eh?
20150426_142518
La Calle de la Virgen de Sonsoles con La Muralla Electricidad. Farmacias modernistas. Laura x Rubén. Vero x Aarón. Sorol. Sonsoles x Edgar. María José love Swonk. Víctor. Paco corazón Nuria. Vx. Amores en vado permanente continuo.
Discoteca Ginger y Stand by han destruido una parte de la muralla medieval para servir copas los miércoles, jueves y viernes. Te quiero Gordo, cierra la Calle de la Dama mientras una pareja se rompe el brazo de tanto levantar el selfie con el palito. Punk Religioso bañado en dulce yema Seat de mar.
Ávila.
 
20150426_160630

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cuando California era una isla
¿Qué contenido prefieres, Shakespeare o Belén Esteban?
Octubre y agobios por la Navidad
El fallo de Deep Blue que pudo haber vencido a Kasparov
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • El abulense que llevo dentro se ve obligado a comentar (aún siendo consciente de la naturaleza del artículo) que el rio se llama Adaja, no Adeja. El resto es perfecto.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad