fbpx
10 de febrero 2011    /   BUSINESS
por
 

'Aquí Red Light Radio emitiendo tras un escaparate'

10 de febrero 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Es uno de los lugares más liberales del mundo y por eso el Barrio Rojo es uno de los grandes atractivos de Ámsterdam. Pero los vecinos de la zona quieren demostrar que Rosse Buurt es mucho más que prostitutas detrás de escaparates, sex-shops y locales de exhibición. Ahora cuentan con su propia emisora de radio para reivindicarlo.
Aunque, de momento, la mayor parte de la programación de Red Light Radio la componen programas musicales. «Contamos con todos los estilos excepto música pop comercial porque no nos gusta. Puedes escuchar jazz, hip hop, indie, noise, metal, disco o música africana, entre otros estilos», explica Hugo van Heijningen fundador de la emisora.
Y como se puede encontrar prácticamente de todo, van Heijningen está seguro que la emisora puede gustar a todo tipo de gente, con independencia de su ubicación ya que Red Ligt Radio se emite por Internet.
Aunque en la mayoría del resto de emisoras la ubicación y apariencia del estudio suele ser secundario, no es el caso de ésta. Porque todo lo que allí ocurre está a la vista de los viandantes que pueden ver a los locutores y técnicos de la emisora a través de un escaparate. La luz roja contribuye también a la mimetización de Red Radio Light con su entorno.
Y ¿qué ocurre con el personal? ¿Hay alguna prostituta trabajando en Red Radio Light? «No, pero en la puerta de al lado hay multitud de prostitutas trabajando. Tendría que preguntarles si estarían dispuestas a venir aquí y trabajar en algo distinto de lo que acostumbran a hacer. Quien sí trabaja con nosotros es una operadora de un servicio de acompañamiento. Ella nos cuenta todo del mundo de la prostitución, qué tipos de mujeres ejercen la profesión y multitud de historias curiosas y alocadas sobre la clientela. El espacio se llama Voice of an Escort Service».


Es uno de los lugares más liberales del mundo y por eso el Barrio Rojo es uno de los grandes atractivos de Ámsterdam. Pero los vecinos de la zona quieren demostrar que Rosse Buurt es mucho más que prostitutas detrás de escaparates, sex-shops y locales de exhibición. Ahora cuentan con su propia emisora de radio para reivindicarlo.
Aunque, de momento, la mayor parte de la programación de Red Light Radio la componen programas musicales. «Contamos con todos los estilos excepto música pop comercial porque no nos gusta. Puedes escuchar jazz, hip hop, indie, noise, metal, disco o música africana, entre otros estilos», explica Hugo van Heijningen fundador de la emisora.
Y como se puede encontrar prácticamente de todo, van Heijningen está seguro que la emisora puede gustar a todo tipo de gente, con independencia de su ubicación ya que Red Ligt Radio se emite por Internet.
Aunque en la mayoría del resto de emisoras la ubicación y apariencia del estudio suele ser secundario, no es el caso de ésta. Porque todo lo que allí ocurre está a la vista de los viandantes que pueden ver a los locutores y técnicos de la emisora a través de un escaparate. La luz roja contribuye también a la mimetización de Red Radio Light con su entorno.
Y ¿qué ocurre con el personal? ¿Hay alguna prostituta trabajando en Red Radio Light? «No, pero en la puerta de al lado hay multitud de prostitutas trabajando. Tendría que preguntarles si estarían dispuestas a venir aquí y trabajar en algo distinto de lo que acostumbran a hacer. Quien sí trabaja con nosotros es una operadora de un servicio de acompañamiento. Ella nos cuenta todo del mundo de la prostitución, qué tipos de mujeres ejercen la profesión y multitud de historias curiosas y alocadas sobre la clientela. El espacio se llama Voice of an Escort Service».

Compártelo twitter facebook whatsapp
El gin-tonic sin ensalada, por favor: un paseo por el barrio de Gràcia
El Dr. Coca vs. la cocaína
Cómo reformular la cultura empresarial
Ropa interior hecha con fibra de plátano
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *