fbpx
13 de junio 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

La industria de las armas para mujer

13 de junio 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

«Tengo que fregar en casa, no me pidas que también limpie y aceite mi rifle». Con eslóganes como este, la industria de las armas estadounidense ha entrado en una nueva era. Ya no basta con fabricar productos para el estereotípico vaquero tripón que lleva la escopeta colgada en la luna trasera. Ahora también las mujeres llevan un rifle.

Muchos recordarán aquella secuencia de Jackie Brown en la que unas jóvenes en bikini disparan ametralladoras en cámara lenta. Esas fantasías masculinas están desapareciendo ya que los fabricantes quieren aprovechar al máximo el —aún discutido— 74% de aumento en ventas de armas a mujeres. Así que nada de bikinis, sólo armamento.

armas

Y así es como han surgido armas con motivos y colores femeninos, bolsos y carteras donde esconderlos, sujetadores con cartucheras donde disimularlos… Esos y otros muchos accesorios. La industria de las armas y sus socios de la NRA (la Asociación Nacional del Rifle) se modernizan. Y las chicas están encantadas con el cambio. El rosa es el color de moda.

armas

No obstante, aún se percibe un tufillo sexista. «Yo quiero LUBRICANTE», reza la parte inferior del póster de Anderson Rifles (su AR-15 es una versión semiautomática del que usa el ejército). Sin embargo, el enfoque publicitario de la empresa Glock, creadores de la pistola más exitosa del mercado, es diferente. El eslogan bromea: «Parece que alguien se equivocó de chica».

armas

armas

El actor que dice esas palabras es R. Lee Emmey, el inolvidable sargento Hartman en el clásico de Stanley Kubrik: Full Metal Jacket. Emmey ha forjado una carrera interpretando a sargentos gritones. Hoy, ya mayor, aparece en todo tipo de publicidades de armas, tiene un programa de TV sobre el tema y presenta eventos. Las armas dan de comer a mucha gente.

Para estar al día de las novedades del mercado, muchos hombres y mujeres estadounidenses han sido suscriptores de la revista Guns&Ammo. La biblia del armamento civil ha mostrado  una mujer en portada por primera vez en sus 54 años de existencia. Y ya están surgiendo otras publicaciones y webs dirigidas específicamente a mujeres, como la pionera Women&Guns (Mujeres y armas). Pero hay otras.

armas

Girls guide to guns (Guía de armas para chicas) se presenta así: «Somos una web para mujeres que aprecian la moda y el armamento. Una mezcla de Vogue y Guns&Ammo». Natalie Foster, la directora, fabrica su propia línea de fusiles de colores. Pero no pierde la oportunidad de invitar al lector a ver las fotos de su boda, tomadas en una granja. Imposible resistirse.

armas

Quien haya visto la película de Michael Moore Bowling for Columbine conoce de sobra su ‘teoría de la paranoia’. Pero no todos comprenden la relación íntima de muchos americanos con sus armas. De hecho, los dueños de armas automáticas, cañones y tanques se reúnen una vez al año para disparar a todo lo que ven en el horizonte. Parece una fantasía. Sin embargo, las razones por las que la población femenina se está armando son reales: los ataques con violencia.

armas

La experta Paxton Quigley, autora e instructora de tiro, escribió un libro al respecto: Mujer armada: Cómo tomar el control. Quigley detestaba las armas pero decidió aprender a tirar del gatillo tras la agresión sufrida por una amiga cercana. «Le pregunté si, de haber tenido un arma, hubiera podido evitar lo ocurrido. Mi amiga se quedó pensando y finalmente me contestó que sí», rememora Quigley.

Por ello, los clubes de tiro para mujeres florecen por todo EEUU. Algunos de los muchísimos grupos que instruyen a mujeres en el uso de armas para la defensa personal son Guns and Ladies (Armas y Damas), Pistol Packing Ladies (Damas que portan armas) o GRITS (acrónimo de ‘Chicas a las que realmente les gusta tirar’), cuya bandera luce un zapato de tacón rojo, una copa de coctel y una escopeta calibre 12.

armas

Según la reconocida encuestadora Gallup, el número de mujeres que poseían armas de fuego en 2005 era de un 13%. Pero esa cifra experimentó un aumento drástico en 2011, ascendió a un pasmoso 23%. Por otra parte, la periodista de Forbes Susan Breslin sostiene que este aumento no se basa únicamente en el miedo a una agresión: el empoderamiento y sensación de igualdad son también muy importantes.

En cualquier caso la industria de las armas —y su socio político, la NRA— están beneficiándose de ello. En sus ferias anuales no sólo exponen pistolas y revólveres para damas, sino mucho más: moda, accesorios y productos francamente increíbles. Entre estos, paredes tácticas y cajones secretos que pueden alojar incluso fusiles automáticos para las señoras que quieran sentirse aún más protegidas.

armas

Enseres como lámparas, relojes de pared y hasta cajas de Kleenex que ocultan pistolas y munición en la mesa de café también son habituales. La página de la empresa Gun Godess (Diosa Armada) tiene ofertas de ligueros y corsés con cartucheras. Estas empresas dedicadas a la moda y la decoración de los hogares armados conforman una red económica poderosa. Tanto que puede influir en la política.

Y para no dejar fuera a los niños, la NRA ideó una fiesta propia: el Día de la NRA, fecha en que madres, padres e hijos armados se juntan para pasarlo bomba. Y, de paso, entrenar a las jovencitas para que sigan los pasos de sus mamás. Pues la filosofía de la norteamericana armada es ‘esperar lo mejor y prepararse para lo peor’. Y lo peor significa la paranoia llevada a su grado máximo.

armas

armas

Por esto muchas mujeres también se han convertido en ‘preppers’. Los preppers o ‘superviviencialistas’ son ciudadanos y ciudadanas que desean estar prevenidos ante un eventual colapso de la civilización. El mismo que vemos en tantas películas últimamente. Un futuro apocalíptico en el que quizá hasta haya que luchar contra zombis. Pero para no preocuparse, las empresas de armas ya han pensado en ello. 

armas

Foto de portada: Morgan Koerwitz, 5, daughter of  Maj. Cody Koerwitz, checks out a M-240B machine gun during Joint Base Lewis-McChord’s 593rd Sustainment Brigade’s «Kids Boot Camp» at JBLM, July 19, 2012.  Brigade member’s children, up to age 12, marched, ran obstacle courses, played with military equipment and ate MREs during the second annual event.(Janet Jensen/Staff photographer)

«Tengo que fregar en casa, no me pidas que también limpie y aceite mi rifle». Con eslóganes como este, la industria de las armas estadounidense ha entrado en una nueva era. Ya no basta con fabricar productos para el estereotípico vaquero tripón que lleva la escopeta colgada en la luna trasera. Ahora también las mujeres llevan un rifle.

Muchos recordarán aquella secuencia de Jackie Brown en la que unas jóvenes en bikini disparan ametralladoras en cámara lenta. Esas fantasías masculinas están desapareciendo ya que los fabricantes quieren aprovechar al máximo el —aún discutido— 74% de aumento en ventas de armas a mujeres. Así que nada de bikinis, sólo armamento.

armas

Y así es como han surgido armas con motivos y colores femeninos, bolsos y carteras donde esconderlos, sujetadores con cartucheras donde disimularlos… Esos y otros muchos accesorios. La industria de las armas y sus socios de la NRA (la Asociación Nacional del Rifle) se modernizan. Y las chicas están encantadas con el cambio. El rosa es el color de moda.

armas

No obstante, aún se percibe un tufillo sexista. «Yo quiero LUBRICANTE», reza la parte inferior del póster de Anderson Rifles (su AR-15 es una versión semiautomática del que usa el ejército). Sin embargo, el enfoque publicitario de la empresa Glock, creadores de la pistola más exitosa del mercado, es diferente. El eslogan bromea: «Parece que alguien se equivocó de chica».

armas

armas

El actor que dice esas palabras es R. Lee Emmey, el inolvidable sargento Hartman en el clásico de Stanley Kubrik: Full Metal Jacket. Emmey ha forjado una carrera interpretando a sargentos gritones. Hoy, ya mayor, aparece en todo tipo de publicidades de armas, tiene un programa de TV sobre el tema y presenta eventos. Las armas dan de comer a mucha gente.

Para estar al día de las novedades del mercado, muchos hombres y mujeres estadounidenses han sido suscriptores de la revista Guns&Ammo. La biblia del armamento civil ha mostrado  una mujer en portada por primera vez en sus 54 años de existencia. Y ya están surgiendo otras publicaciones y webs dirigidas específicamente a mujeres, como la pionera Women&Guns (Mujeres y armas). Pero hay otras.

armas

Girls guide to guns (Guía de armas para chicas) se presenta así: «Somos una web para mujeres que aprecian la moda y el armamento. Una mezcla de Vogue y Guns&Ammo». Natalie Foster, la directora, fabrica su propia línea de fusiles de colores. Pero no pierde la oportunidad de invitar al lector a ver las fotos de su boda, tomadas en una granja. Imposible resistirse.

armas

Quien haya visto la película de Michael Moore Bowling for Columbine conoce de sobra su ‘teoría de la paranoia’. Pero no todos comprenden la relación íntima de muchos americanos con sus armas. De hecho, los dueños de armas automáticas, cañones y tanques se reúnen una vez al año para disparar a todo lo que ven en el horizonte. Parece una fantasía. Sin embargo, las razones por las que la población femenina se está armando son reales: los ataques con violencia.

armas

La experta Paxton Quigley, autora e instructora de tiro, escribió un libro al respecto: Mujer armada: Cómo tomar el control. Quigley detestaba las armas pero decidió aprender a tirar del gatillo tras la agresión sufrida por una amiga cercana. «Le pregunté si, de haber tenido un arma, hubiera podido evitar lo ocurrido. Mi amiga se quedó pensando y finalmente me contestó que sí», rememora Quigley.

Por ello, los clubes de tiro para mujeres florecen por todo EEUU. Algunos de los muchísimos grupos que instruyen a mujeres en el uso de armas para la defensa personal son Guns and Ladies (Armas y Damas), Pistol Packing Ladies (Damas que portan armas) o GRITS (acrónimo de ‘Chicas a las que realmente les gusta tirar’), cuya bandera luce un zapato de tacón rojo, una copa de coctel y una escopeta calibre 12.

armas

Según la reconocida encuestadora Gallup, el número de mujeres que poseían armas de fuego en 2005 era de un 13%. Pero esa cifra experimentó un aumento drástico en 2011, ascendió a un pasmoso 23%. Por otra parte, la periodista de Forbes Susan Breslin sostiene que este aumento no se basa únicamente en el miedo a una agresión: el empoderamiento y sensación de igualdad son también muy importantes.

En cualquier caso la industria de las armas —y su socio político, la NRA— están beneficiándose de ello. En sus ferias anuales no sólo exponen pistolas y revólveres para damas, sino mucho más: moda, accesorios y productos francamente increíbles. Entre estos, paredes tácticas y cajones secretos que pueden alojar incluso fusiles automáticos para las señoras que quieran sentirse aún más protegidas.

armas

Enseres como lámparas, relojes de pared y hasta cajas de Kleenex que ocultan pistolas y munición en la mesa de café también son habituales. La página de la empresa Gun Godess (Diosa Armada) tiene ofertas de ligueros y corsés con cartucheras. Estas empresas dedicadas a la moda y la decoración de los hogares armados conforman una red económica poderosa. Tanto que puede influir en la política.

Y para no dejar fuera a los niños, la NRA ideó una fiesta propia: el Día de la NRA, fecha en que madres, padres e hijos armados se juntan para pasarlo bomba. Y, de paso, entrenar a las jovencitas para que sigan los pasos de sus mamás. Pues la filosofía de la norteamericana armada es ‘esperar lo mejor y prepararse para lo peor’. Y lo peor significa la paranoia llevada a su grado máximo.

armas

armas

Por esto muchas mujeres también se han convertido en ‘preppers’. Los preppers o ‘superviviencialistas’ son ciudadanos y ciudadanas que desean estar prevenidos ante un eventual colapso de la civilización. El mismo que vemos en tantas películas últimamente. Un futuro apocalíptico en el que quizá hasta haya que luchar contra zombis. Pero para no preocuparse, las empresas de armas ya han pensado en ello. 

armas

Foto de portada: Morgan Koerwitz, 5, daughter of  Maj. Cody Koerwitz, checks out a M-240B machine gun during Joint Base Lewis-McChord’s 593rd Sustainment Brigade’s «Kids Boot Camp» at JBLM, July 19, 2012.  Brigade member’s children, up to age 12, marched, ran obstacle courses, played with military equipment and ate MREs during the second annual event.(Janet Jensen/Staff photographer)

Compártelo twitter facebook whatsapp
El circo (para adultos) ha llegado a la ciudad
Fotografías que solo podían hacerse en Rusia
Queen Kong
Cómo saber si estamos en campaña
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *