fbpx
BRANDED CONTENT
ARO

BRANDED CONTENT
ARO
29 de noviembre 2019    /   BRANDED CONTENT
 

Aro, la marca de zapatos que no quiere que compres en Black Friday

29 de noviembre 2019    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

No es posible escapar al mensaje. Por todas partes se lee, se ve y se escucha la misma cantinela machacona e impaciente: «¡Compra! ¡Compra! ¡Compra! ¿Es que no ves que ha llegado el Black Friday?». Y todos se lanzan como locos a la competición de los descuentos imposibles y de las compras compulsivas.

¿Todos? No, todos no. Aro se niega a entrar en ese círculo. Su propuesta es otra. Detente un segundo antes de comprar. Toma aire, mira en tu interior y piensa: ¿realmente lo necesitas? Si la respuesta es no, no lo hagas.

Compremos las cosas por el valor que tienen. Compra menos y mejor. Ese es el mensaje.

Sin embargo, si aun así quieres comprar, pero no quieres entrar en el juego del Black Friday, existen otras opciones como la que esta marca de calzado te ofrece: el MedFriday. Por cada par de zapatillas Aro compradas durante esta campaña, la empresa donará el 15% a la ONG Save The Med, dedicada a la preservación del Mediterráneo.

¿Por qué a esta fundación y no a otra? Porque el Mediterráneo es una constante en la empresa y en la vida de su fundador, Jaime Serramalera. Menorquín de nacimiento y establecido en Barcelona, «comprenderás que estoy rodeado de mar y estoy muy sensibilizado con lo que veo todos los días en la playa cuando voy con mi perro a pasear, llena de plástico…», afirma. «Además, mi hija, bióloga marina, trabaja en esta ONG y fue ella la que me indujo a esto. Ella es muy muy militante con ese tema».

Esta es la primera campaña de Black Friday en la que Aro no va a participar. «Es que yo soy muy crítico con todo lo que viene de EEUU. Todo lo que viene de Norteamérica o Europa así, impuesto por un sistema totalmente a base de dinero, no me interesa», comenta sin pelos en la lengua. Él apuesta por un consumo responsable, una manera de comprar que sea consciente del impacto que cualquier paso que damos tiene sobre el planeta («Piensa solo en todo el packaging, en todos los envoltorios de lo que se va a consumir en el Black Friday»). «Pero ya no es solo un tema de sostenibilidad ecológica, sino también social. Yo creo que contamina a la gente», afirma con rotundidad

previous arrow
next arrow
Slider

Autor:Javilostcontrol

 

Jaime Serramalera fundó la empresa hace 22 años. Empezó con la marca Vialis y después llegó Aro. Desde siempre, apuesta por la calidad de los materiales y por el respeto al medio ambiente. De hecho, los tejidos de su calzado están hechos con hilos fabricados a partir de botellas de plástico de agua mineral recicladas que compran a una empresa coreana porque, se lamenta el fundador de la marca, en España aún no sabemos hacer estas cosas. También el caucho que utilizan se obtiene de manera natural, sangrando los árboles.

«Nosotros somos una empresa un poco peculiar. No somos de grandes producciones, somos una empresa pequeña. Y, sobre todo, somos unos enamorados de lo que hacemos. Y el Black Friday va en contra total de esto». Para él, supone una manera de devaluar el no solo el producto, sino también el oficio. Porque los zapatos de Aro están hechos de forma artesanal, poniendo en su elaboración mucho esfuerzo y todo el peso de un saber hacer las cosas que pasa de padres a hijos.

«Nuestros zapatos no salen como churros. Para hacerlos, los artesanos tienen que trabajar mucho», corrobora Serramalera. «Los artesanos que tenemos son gente con oficio que cobran por lo que saben, porque su know how lo vale. Y esto se paga», sentencia.

Los artesanos que tenemos son gente con oficio que cobran por lo que saben, porque su know how lo vale. Y esto se paga.

Dejar de participar en esta campaña consumista es solo un paso más en la labor de concienciación en este sentido que lleva a cabo también entre sus empleados. Tiene claro que todo es una cuestión de actitud. «El futuro –dice– está en manos de las empresas, no de los políticos. Es la empresa la que tiene que tomar conciencia de todo esto, liderar esto. Es una cuestión de honestidad».

Y aunque es posible que no ofrecer descuentos a sus compradores puede afectar al volumen de ventas, no es algo que le preocupe. «A nosotros no nos va a arruinar hacer esto, pero sí creo que es un granito de arena que puede ayudar a concienciar a la gente, a nuestro consumidor. Tenemos un consumidor muy en esta línea y me gusta. Creo que está dispuesto a aceptarnos en este sentido».

previous arrow
next arrow
Slider

Autor:Javilostcontrol

 

Por eso es optimista y cree que algo ya está cambiando. «Yo no quiero vender menos; yo quiero vender más, pero vender bien y con la conciencia tranquila», asegura. «Compremos las cosas por el valor que tienen. Compra menos y mejor. Ese es el mensaje».

No es posible escapar al mensaje. Por todas partes se lee, se ve y se escucha la misma cantinela machacona e impaciente: «¡Compra! ¡Compra! ¡Compra! ¿Es que no ves que ha llegado el Black Friday?». Y todos se lanzan como locos a la competición de los descuentos imposibles y de las compras compulsivas.

¿Todos? No, todos no. Aro se niega a entrar en ese círculo. Su propuesta es otra. Detente un segundo antes de comprar. Toma aire, mira en tu interior y piensa: ¿realmente lo necesitas? Si la respuesta es no, no lo hagas.

Compremos las cosas por el valor que tienen. Compra menos y mejor. Ese es el mensaje.

Sin embargo, si aun así quieres comprar, pero no quieres entrar en el juego del Black Friday, existen otras opciones como la que esta marca de calzado te ofrece: el MedFriday. Por cada par de zapatillas Aro compradas durante esta campaña, la empresa donará el 15% a la ONG Save The Med, dedicada a la preservación del Mediterráneo.

¿Por qué a esta fundación y no a otra? Porque el Mediterráneo es una constante en la empresa y en la vida de su fundador, Jaime Serramalera. Menorquín de nacimiento y establecido en Barcelona, «comprenderás que estoy rodeado de mar y estoy muy sensibilizado con lo que veo todos los días en la playa cuando voy con mi perro a pasear, llena de plástico…», afirma. «Además, mi hija, bióloga marina, trabaja en esta ONG y fue ella la que me indujo a esto. Ella es muy muy militante con ese tema».

Esta es la primera campaña de Black Friday en la que Aro no va a participar. «Es que yo soy muy crítico con todo lo que viene de EEUU. Todo lo que viene de Norteamérica o Europa así, impuesto por un sistema totalmente a base de dinero, no me interesa», comenta sin pelos en la lengua. Él apuesta por un consumo responsable, una manera de comprar que sea consciente del impacto que cualquier paso que damos tiene sobre el planeta («Piensa solo en todo el packaging, en todos los envoltorios de lo que se va a consumir en el Black Friday»). «Pero ya no es solo un tema de sostenibilidad ecológica, sino también social. Yo creo que contamina a la gente», afirma con rotundidad

previous arrow
next arrow
Slider

Autor:Javilostcontrol

 

Jaime Serramalera fundó la empresa hace 22 años. Empezó con la marca Vialis y después llegó Aro. Desde siempre, apuesta por la calidad de los materiales y por el respeto al medio ambiente. De hecho, los tejidos de su calzado están hechos con hilos fabricados a partir de botellas de plástico de agua mineral recicladas que compran a una empresa coreana porque, se lamenta el fundador de la marca, en España aún no sabemos hacer estas cosas. También el caucho que utilizan se obtiene de manera natural, sangrando los árboles.

«Nosotros somos una empresa un poco peculiar. No somos de grandes producciones, somos una empresa pequeña. Y, sobre todo, somos unos enamorados de lo que hacemos. Y el Black Friday va en contra total de esto». Para él, supone una manera de devaluar el no solo el producto, sino también el oficio. Porque los zapatos de Aro están hechos de forma artesanal, poniendo en su elaboración mucho esfuerzo y todo el peso de un saber hacer las cosas que pasa de padres a hijos.

«Nuestros zapatos no salen como churros. Para hacerlos, los artesanos tienen que trabajar mucho», corrobora Serramalera. «Los artesanos que tenemos son gente con oficio que cobran por lo que saben, porque su know how lo vale. Y esto se paga», sentencia.

Los artesanos que tenemos son gente con oficio que cobran por lo que saben, porque su know how lo vale. Y esto se paga.

Dejar de participar en esta campaña consumista es solo un paso más en la labor de concienciación en este sentido que lleva a cabo también entre sus empleados. Tiene claro que todo es una cuestión de actitud. «El futuro –dice– está en manos de las empresas, no de los políticos. Es la empresa la que tiene que tomar conciencia de todo esto, liderar esto. Es una cuestión de honestidad».

Y aunque es posible que no ofrecer descuentos a sus compradores puede afectar al volumen de ventas, no es algo que le preocupe. «A nosotros no nos va a arruinar hacer esto, pero sí creo que es un granito de arena que puede ayudar a concienciar a la gente, a nuestro consumidor. Tenemos un consumidor muy en esta línea y me gusta. Creo que está dispuesto a aceptarnos en este sentido».

previous arrow
next arrow
Slider

Autor:Javilostcontrol

 

Por eso es optimista y cree que algo ya está cambiando. «Yo no quiero vender menos; yo quiero vender más, pero vender bien y con la conciencia tranquila», asegura. «Compremos las cosas por el valor que tienen. Compra menos y mejor. Ese es el mensaje».

Compártelo twitter facebook whatsapp
I+D: Investigación y demencia (is back)
Twestival, el festival que empezó con un tweet
Wibbitz: el vídeo mató al lector de noticias convencional
¿Internet favorecerá la diversidad o la frenará?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp