fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
24 de julio 2014    /   BRANDED CONTENT
 

Arquitectura efímera para un tricentenario

24 de julio 2014    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Una de las formas más conocidas de arquitectura efímera son los arcos del triunfo. Estos se creaban para un día en concreto, el de la celebración de un éxito militar por parte de un ejército o su caudillo. Aunque los tiempos han cambiado, este tipo de creación arquitectónica sigue teniendo el mismo objetivo: celebrar un acontecimiento importante. Y este 11 de septiembre se cumplen 300 años de la derrota de Barcelona en la guerra de Sucesión. Para conmemorar este momento, el Ayuntamiento de la ciudad condal ha creado, entre otras decenas de acciones, el proyecto BCN Reset. Y, como no, es de arquitectura efímera.
Comisariado por la arquitecta Benedetta Tagliabue y el director de escena Àlex Ollé, consta de siete instalaciones artísticas y arquitectónicas que buscan promover una reflexión sobre los conceptos de identidad, libertad y democracia. Justo estos dos profesionales se han guardado la opción de hacer la primera de estas intervenciones, en el Parque de la Ciutadella.
El objetivo de esta instalación es recordar la antigua muralla de Barcelona y su posterior destrucción. Según explica en un texto Ollé, «las murallas que nos protegen de los que denominamos nuestros enemigos… un enemigo es, etimológicamente, una persona que no sentimos amiga, palabra que a su vez procede del latín amare». «La historia de los muros de una ciudad es, en definitiva, una historia de amores y desamores» .
Para reflexionar sobre este hecho, se ha construido un muro de acero y hormigón de 67 metros de longitud y de entre cuatro y siete metros de longitud, que busca reinterpretar la muralla histórica derribaba a mediados de XIX al construir los ensanches. Formado por 34 piezas, los visitantes pueden intervenir en un juego ideado por el enigmista Màrius Serra para repasar la historia de la ciudad. El pasado 10 de junio, hubo una performance orquestada por Àlex Olle que completó la obra.

Ese mismo día se inauguraron el resto de las seis obras, diseñadas por arquitectos de renombre internacional: Studio Odile Decq (Francia), Peter Cook y Yael Reisner (Reino Unido e Israel), Grafton Architects (Irlanda), Alfredo Brillembourg y Hubert Klumpner – ETH Zürich & Urban-Think Tank (Suiza / Venezuela), Anupama Kundoo (India) y Urbanus (China). Situadas en las plazas Àngels, Salvador Seguí, Mercè, Nova, Mar y Arc de Triomf, queda solo un mes largo para disfrutar de ellas.
Es lo malo de la arquitectura efímera. Que, como indica su propio nombre, dura un solo instante en la historia

Una de las formas más conocidas de arquitectura efímera son los arcos del triunfo. Estos se creaban para un día en concreto, el de la celebración de un éxito militar por parte de un ejército o su caudillo. Aunque los tiempos han cambiado, este tipo de creación arquitectónica sigue teniendo el mismo objetivo: celebrar un acontecimiento importante. Y este 11 de septiembre se cumplen 300 años de la derrota de Barcelona en la guerra de Sucesión. Para conmemorar este momento, el Ayuntamiento de la ciudad condal ha creado, entre otras decenas de acciones, el proyecto BCN Reset. Y, como no, es de arquitectura efímera.
Comisariado por la arquitecta Benedetta Tagliabue y el director de escena Àlex Ollé, consta de siete instalaciones artísticas y arquitectónicas que buscan promover una reflexión sobre los conceptos de identidad, libertad y democracia. Justo estos dos profesionales se han guardado la opción de hacer la primera de estas intervenciones, en el Parque de la Ciutadella.
El objetivo de esta instalación es recordar la antigua muralla de Barcelona y su posterior destrucción. Según explica en un texto Ollé, «las murallas que nos protegen de los que denominamos nuestros enemigos… un enemigo es, etimológicamente, una persona que no sentimos amiga, palabra que a su vez procede del latín amare». «La historia de los muros de una ciudad es, en definitiva, una historia de amores y desamores» .
Para reflexionar sobre este hecho, se ha construido un muro de acero y hormigón de 67 metros de longitud y de entre cuatro y siete metros de longitud, que busca reinterpretar la muralla histórica derribaba a mediados de XIX al construir los ensanches. Formado por 34 piezas, los visitantes pueden intervenir en un juego ideado por el enigmista Màrius Serra para repasar la historia de la ciudad. El pasado 10 de junio, hubo una performance orquestada por Àlex Olle que completó la obra.

Ese mismo día se inauguraron el resto de las seis obras, diseñadas por arquitectos de renombre internacional: Studio Odile Decq (Francia), Peter Cook y Yael Reisner (Reino Unido e Israel), Grafton Architects (Irlanda), Alfredo Brillembourg y Hubert Klumpner – ETH Zürich & Urban-Think Tank (Suiza / Venezuela), Anupama Kundoo (India) y Urbanus (China). Situadas en las plazas Àngels, Salvador Seguí, Mercè, Nova, Mar y Arc de Triomf, queda solo un mes largo para disfrutar de ellas.
Es lo malo de la arquitectura efímera. Que, como indica su propio nombre, dura un solo instante en la historia

Compártelo twitter facebook whatsapp
El retrato de los entresijos de la informática con un Sprout by HP
Los collages de miss miza
Los 5 posts más vistos de la semana
El mundo de sonrisas y colores de LouLou&Tummie
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *