18 de julio 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Vender marcas con publicidad? No, mejor con arte

18 de julio 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Las personas nunca supieron vivir sin contar lo que sentían. Por eso inventaron el arte. Al principio la expresión artística se dirigía al cielo. Mostraba lo místico, lo mágico, lo religioso. Después se impuso lo terrenal y, con el tiempo, el arte empezó a hablar también de asuntos sociales, políticos y mercantiles. El arte es inseparable a la naturaleza humana y de ese filo es del que pretende tirar una nueva plataforma, llamada Artistas con alma, que quiere unir a las marcas y los individuos mediante la música, la pintura, el graffiti, la fotografía y cualquier otra forma de expresión artística.

El proyecto nace de la unión de la central de medios Alma Media, la productora audiovisual Sena, la discográfica Paella Records, el periodista Juanjo de la Iglesia, el ilustrador Santiago Morilla, el publicitario Juan Carlos Monroy y los compositores Francisco Simón y Jeff Espinoza.

“Hemos creado una plataforma de contenidos de innovación artística para conectar el alma de los consumidores con el alma de las marcas. Es la vía más directa para conectar con las personas”, explica Monroy. “La comunicación publicitaria ha dejado de ser intrusiva y tenemos que crear nuevos modelos”.

Este vínculo entre el arte y los productos se hará de dos formas. “Podemos valernos de obras ya creadas o crear algo específico para una marca”, comenta el director creativo y director del programa El pianista del burdel. “Hasta ahora había una barrera entre el arte y la comunicación comercial: el patrocinio. Nosotros pretendemos borrar esa barrera y fusionarla para que el usuario pueda integrar el arte en su consumo”.

La plataforma arranca con una serie de proyectos abiertos a establecer relaciones con marcas. Entre ellos, Los lunes al sol (una iniciativa de Juanjo de la Iglesia para fomentar la música en directo y que consiste en celebrar conciertos en la Sala Sol de Madrid y grabarlos para emitirlos a través de internet y TDT) y SmART walls (un proyecto de ilustración urbana en medianeras destinado a conectar al ciudadano con su entorno).

(Las imágenes son de una obra de Santiago Morilla).

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Las personas nunca supieron vivir sin contar lo que sentían. Por eso inventaron el arte. Al principio la expresión artística se dirigía al cielo. Mostraba lo místico, lo mágico, lo religioso. Después se impuso lo terrenal y, con el tiempo, el arte empezó a hablar también de asuntos sociales, políticos y mercantiles. El arte es inseparable a la naturaleza humana y de ese filo es del que pretende tirar una nueva plataforma, llamada Artistas con alma, que quiere unir a las marcas y los individuos mediante la música, la pintura, el graffiti, la fotografía y cualquier otra forma de expresión artística.

El proyecto nace de la unión de la central de medios Alma Media, la productora audiovisual Sena, la discográfica Paella Records, el periodista Juanjo de la Iglesia, el ilustrador Santiago Morilla, el publicitario Juan Carlos Monroy y los compositores Francisco Simón y Jeff Espinoza.

“Hemos creado una plataforma de contenidos de innovación artística para conectar el alma de los consumidores con el alma de las marcas. Es la vía más directa para conectar con las personas”, explica Monroy. “La comunicación publicitaria ha dejado de ser intrusiva y tenemos que crear nuevos modelos”.

Este vínculo entre el arte y los productos se hará de dos formas. “Podemos valernos de obras ya creadas o crear algo específico para una marca”, comenta el director creativo y director del programa El pianista del burdel. “Hasta ahora había una barrera entre el arte y la comunicación comercial: el patrocinio. Nosotros pretendemos borrar esa barrera y fusionarla para que el usuario pueda integrar el arte en su consumo”.

La plataforma arranca con una serie de proyectos abiertos a establecer relaciones con marcas. Entre ellos, Los lunes al sol (una iniciativa de Juanjo de la Iglesia para fomentar la música en directo y que consiste en celebrar conciertos en la Sala Sol de Madrid y grabarlos para emitirlos a través de internet y TDT) y SmART walls (un proyecto de ilustración urbana en medianeras destinado a conectar al ciudadano con su entorno).

(Las imágenes son de una obra de Santiago Morilla).

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La innovación solo tiene un fin: mejorar la vida de las personas
‘El Gran Hotel Wes Anderson’: un recorrido por la vida y las películas del cineasta
Las arquitectas que hacen creíbles los escenarios de ‘Juego de Tronos’
El escritor Roald Dahl convertido en una marca
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Interesante pero cuidadín, que todo lo que acompaña al artele sigue. La imaginería de lo nuevo, la apropiación y el consumo masivo en gran potencial en lo que se dice llamar arte contemporaneo anterior a la crisis, es un asunto sin resolver, si el arte se convierte en marca, tambien es moda, si es moda es consumismo_capitalismo, y no es para todos, por lo menos ahora, habria que reflexionar que clase de arte queremos hacer, publicidad para algunos o publicidad para todos…

  • Comentarios cerrados.

    f