fbpx
6 de julio 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

Así se ha hecho la portada del Yorokobu de verano

6 de julio 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

«Me gustan mucho las formas básicas y ver hasta dónde puedo sintetizar un objeto». El que lo afirma es Juan Díaz-Faes. Sí, el de la calavera, el de Escacalógico, el de los patterns. Sí, ese, nuestro ilustrador de cabecera, ese que ha dejado su impronta en forma de genial dibujo en todos los números de Yorokobu, y llevamos 64.

¿Juan hablando de formas básicas y sintetizar? Suena raro. «Acabo de terminar un proyecto personal de personajes que surgieron de un movimiento ‘internetero’ lla-mado Inktober. Los había hecho en tinta, cartulina y distintos materiales, pero se me ocurrió que podrían funcionar bien en madera». ¿Madera? «Como trabajé de carpintero durante la carrera, le tengo mucho cariño a la madera y entiendo cómo funciona, así que decidí hacer una tipografía que uniese la palabra Yorokobu y las figuras del Inktober».
Y como ha tardado tanto en hacernos su primera portada, le hemos encargado dos: la real y una falsa que aparece en la contraportada del número de papel de Yorokobu de este verano. La portada muestra las piezas de madera sobre un fondo blanco. «Así la gente no podrá saber si son reales o no». Sin embargo, la contra muestra las tipografías sobre un suelo de madera «para que definitivamente se vea que son 100% reales». Juan conoce mejor que nadie el significado de la palabra Yorokobu. Por eso pensó pintar una expresión feliz a cada una de las tipografías. «Pero luego pensé que sería más dinámico plasmar expresiones diferentes». Al fin y al cabo, nadie es feliz el 100% de su vida. ¡¡¡Ojalá!!!

diaz-faes
Portada de Juan Díaz-Faes

«Me gustan mucho las formas básicas y ver hasta dónde puedo sintetizar un objeto». El que lo afirma es Juan Díaz-Faes. Sí, el de la calavera, el de Escacalógico, el de los patterns. Sí, ese, nuestro ilustrador de cabecera, ese que ha dejado su impronta en forma de genial dibujo en todos los números de Yorokobu, y llevamos 64.

¿Juan hablando de formas básicas y sintetizar? Suena raro. «Acabo de terminar un proyecto personal de personajes que surgieron de un movimiento ‘internetero’ lla-mado Inktober. Los había hecho en tinta, cartulina y distintos materiales, pero se me ocurrió que podrían funcionar bien en madera». ¿Madera? «Como trabajé de carpintero durante la carrera, le tengo mucho cariño a la madera y entiendo cómo funciona, así que decidí hacer una tipografía que uniese la palabra Yorokobu y las figuras del Inktober».
Y como ha tardado tanto en hacernos su primera portada, le hemos encargado dos: la real y una falsa que aparece en la contraportada del número de papel de Yorokobu de este verano. La portada muestra las piezas de madera sobre un fondo blanco. «Así la gente no podrá saber si son reales o no». Sin embargo, la contra muestra las tipografías sobre un suelo de madera «para que definitivamente se vea que son 100% reales». Juan conoce mejor que nadie el significado de la palabra Yorokobu. Por eso pensó pintar una expresión feliz a cada una de las tipografías. «Pero luego pensé que sería más dinámico plasmar expresiones diferentes». Al fin y al cabo, nadie es feliz el 100% de su vida. ¡¡¡Ojalá!!!

diaz-faes
Portada de Juan Díaz-Faes

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las remezclas audiovisuales agitan las revueltas de Brasil
Gridfiti pone la creatividad en orden
La canción contra Theresa May que la BBC no quiere que escuches
Los 6 post más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies