fbpx
22 de octubre 2014    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Fotonovela sin dramas sobre una superheroína de barrio

22 de octubre 2014    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Que la vida es un combate diario es uno de los tópicos más empleados cuando nos toca definir nuestra existencia. Pero, curiosamente, no por mucho repetirlo pierde su sentido y su intensidad.
A esa vida diaria se enfrentan cada día personajes como Aurori, cuya lucha ha sido contada en imágenes por la fotógrafa y especialista en animación («stop motion, sobre todo») Isabel de la Torre.
Para conocer los orígenes de esta historia hay que remontarse a 2011 y las movilizaciones sociales que surgieron en España. De la Torre vivía entonces en Singapur. «Lo viví de lejos, pero me pareció fascinante que la gente saliese a la calle, que tuviesen iniciativa e hiciese algo», recuerda. «Pensé que tenía que contar algo sobre eso. Por otro lado, casualmente, vi unas imágenes en las que salía una abuelita disfrazada de superhéroe, tipo Capitán América, y relacioné la sociedad española con eso; superhéroes que pasan desapercibidos, que luchan día a día».
ca_1064
El personaje al que se refiere fue creado por el ilustrador Raúl Barbolla, más conocido como LeRaúl, a quien conoció a través de un amigo común. «El personaje surge como una viñeta más dentro mi blog Ysinosquitanlobailao?» -explica LeRaúl, y acabó siendo la cabecera del mismo. «Es una mujer mayor, de barrio y de una clase media…de esas que van con las bolsas y se paran a hablar con otras mujeres iguales y se responden ante la pregunta «¿qué tal?… Pues aquí, tirandillo». Acostumbrada día a día a superar precisamente eso, el día….a luchar. Es una luchadora, de ahí su máscara de luchadora mexicana».
«Tenía en la cabeza esta idea del superhéroe, pero trasladándolo  a la sociedad española», sigue contando Isabel de la Torre. «Quería hacer algo social y realista, pero sin caer en el drama. Por eso pensé en Raúl, ya que él dota de humor e ironía a sus personajes. Le pedí consejo y que me ayudase a crear un personaje y él me propuso su luchadora. Me pareció perfecto».
ca_3851
La idea quedó aparcada durante un tiempo y cuando regresó a España, retomó aquel proyecto. Y aquí es donde entra en juego Tamara Verdugo, técnica de iluminación, aficionada a la fotografía y con experiencia en la producción de espectáculos, quien además de la «materia prima» -Aurori es su propia madre-, ha realizado todo el trabajo de producción: «desde conseguir la Iluminación, hasta convencer a los personajes que salen en las fotos, pasando por todos los detalles de atrezzo que necesitábamos para poder recrear las fotografías tal y como las habíamos pensado».
ca_0825
Convencer a Aurori costó al principio. «Le planteo el proyecto a mi madre diciéndola que nos gustaría brindar un homenaje a todas esas personas que luchan como ella para llegar a fin de mes y hacerlo con humor y sin dramas. Y que para ello iba a necesitar sus datos en cuanto a gastos e ingresos y que toda esa información sería pública», nos cuenta Verdugo. «Ella, en un pricipio, se rió y me dijo «estáis locas»». Pero finalmente accedió y se prestó divertida a colaborar con las dos jóvenes. «Ahora se ríe muchísimo con el resultado», comenta Tamara. «Es muy valiente la Aurori».
La historia, que tiene un evidente trasfondo social  -«aunque siga una línea estética y tenga un concepto detrás», tal y como aclara Isabel de la Torre-, fue colgada en Medium, cuyo formato «me parece simple y directo», continúa diciendo. «Me resulta interesante un medio que está pensado para escribir textos, cosa que yo no tengo; pero en cambio sí hay una historia».
ca_3749
La idea original no se limitaba solo a las redes sociales, sino también querían «publicar carteles en la calle y usar otros medios físicos para que llegue también a otro tipo de público, a otra gente», aclara Isabel. Esto será próximamente, cuando acabe otros proyectos en los que está trabajando actualmente, como una serie en stop motion para televisión llamada Claykids.
foto8
foto3
(Podéis ver el reportaje de Medium aquí)  

Que la vida es un combate diario es uno de los tópicos más empleados cuando nos toca definir nuestra existencia. Pero, curiosamente, no por mucho repetirlo pierde su sentido y su intensidad.
A esa vida diaria se enfrentan cada día personajes como Aurori, cuya lucha ha sido contada en imágenes por la fotógrafa y especialista en animación («stop motion, sobre todo») Isabel de la Torre.
Para conocer los orígenes de esta historia hay que remontarse a 2011 y las movilizaciones sociales que surgieron en España. De la Torre vivía entonces en Singapur. «Lo viví de lejos, pero me pareció fascinante que la gente saliese a la calle, que tuviesen iniciativa e hiciese algo», recuerda. «Pensé que tenía que contar algo sobre eso. Por otro lado, casualmente, vi unas imágenes en las que salía una abuelita disfrazada de superhéroe, tipo Capitán América, y relacioné la sociedad española con eso; superhéroes que pasan desapercibidos, que luchan día a día».
ca_1064
El personaje al que se refiere fue creado por el ilustrador Raúl Barbolla, más conocido como LeRaúl, a quien conoció a través de un amigo común. «El personaje surge como una viñeta más dentro mi blog Ysinosquitanlobailao?» -explica LeRaúl, y acabó siendo la cabecera del mismo. «Es una mujer mayor, de barrio y de una clase media…de esas que van con las bolsas y se paran a hablar con otras mujeres iguales y se responden ante la pregunta «¿qué tal?… Pues aquí, tirandillo». Acostumbrada día a día a superar precisamente eso, el día….a luchar. Es una luchadora, de ahí su máscara de luchadora mexicana».
«Tenía en la cabeza esta idea del superhéroe, pero trasladándolo  a la sociedad española», sigue contando Isabel de la Torre. «Quería hacer algo social y realista, pero sin caer en el drama. Por eso pensé en Raúl, ya que él dota de humor e ironía a sus personajes. Le pedí consejo y que me ayudase a crear un personaje y él me propuso su luchadora. Me pareció perfecto».
ca_3851
La idea quedó aparcada durante un tiempo y cuando regresó a España, retomó aquel proyecto. Y aquí es donde entra en juego Tamara Verdugo, técnica de iluminación, aficionada a la fotografía y con experiencia en la producción de espectáculos, quien además de la «materia prima» -Aurori es su propia madre-, ha realizado todo el trabajo de producción: «desde conseguir la Iluminación, hasta convencer a los personajes que salen en las fotos, pasando por todos los detalles de atrezzo que necesitábamos para poder recrear las fotografías tal y como las habíamos pensado».
ca_0825
Convencer a Aurori costó al principio. «Le planteo el proyecto a mi madre diciéndola que nos gustaría brindar un homenaje a todas esas personas que luchan como ella para llegar a fin de mes y hacerlo con humor y sin dramas. Y que para ello iba a necesitar sus datos en cuanto a gastos e ingresos y que toda esa información sería pública», nos cuenta Verdugo. «Ella, en un pricipio, se rió y me dijo «estáis locas»». Pero finalmente accedió y se prestó divertida a colaborar con las dos jóvenes. «Ahora se ríe muchísimo con el resultado», comenta Tamara. «Es muy valiente la Aurori».
La historia, que tiene un evidente trasfondo social  -«aunque siga una línea estética y tenga un concepto detrás», tal y como aclara Isabel de la Torre-, fue colgada en Medium, cuyo formato «me parece simple y directo», continúa diciendo. «Me resulta interesante un medio que está pensado para escribir textos, cosa que yo no tengo; pero en cambio sí hay una historia».
ca_3749
La idea original no se limitaba solo a las redes sociales, sino también querían «publicar carteles en la calle y usar otros medios físicos para que llegue también a otro tipo de público, a otra gente», aclara Isabel. Esto será próximamente, cuando acabe otros proyectos en los que está trabajando actualmente, como una serie en stop motion para televisión llamada Claykids.
foto8
foto3
(Podéis ver el reportaje de Medium aquí)  

Compártelo twitter facebook whatsapp
Dime en qué bici montas y te diré quién eres
El apocalipsis según Yorokobu: Las cenas de navidad
Serendipity Polaroid
Hay una razón por la que nadie en Ámsterdam muere solo: la poesía
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *