fbpx
7 de junio 2010    /   BUSINESS
por
 

Autogás: la tercera vía para la industria del automóvil

7 de junio 2010    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Repsol1

¿Sabías que, a día de hoy, más de 14 millones de vehículos en el mundo (7 millones en Europa) utilizan el autogás para abastecerse de combustible? En España, en cambio, apenas hay 3.000 vehículos privados que lo utilizan. Repsol ha puesto en marcha un plan con las vistas puestas en fomentar su adopción en nuestro país.

«En España su introducción se ha visto lastrada por una falta de interés por parte de las administraciones. Hasta hace unos años los impuestos y trabas legales hacían poco rentable su implantación. Los acontecimientos de los últimos meses hacen ver un futuro diferente”, explica Javier Cortijo Belmonte, técnico de desarrollo de negocio y marketing de Repsol.

La compañía espera tener más de 80 estaciones de servicio en España a finales de 2010 preparadas para abastecer a coches de autogás.

¿Qué es el autogás?

El autogás o GLP es un gas licuado que mezcla butano y propano. Su utilización reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 68% comparado con un motor de diesel, y las emisiones de CO2 entre un 10% y 15% comparado con la gasolina. Los vehículos con autogás instalado son ‘bifuel’. Esto significa que pueden ser utilizadas las dos modalidades, el combustible normal y autogás. La mezcla es más limpia y desgasta menos el motor, permitiendo una vida más larga al coche.

switching-to-autogas

Instalar este modalidad de combustible en un coche normal cuesta entre 1.800 y 2.000 euros, aunque ya hay marcas como Seat y Opel que empiezan a ofrecer esta modalidad en sus coches nuevos.

Acuerdos institucionales

La compañía está llegando a acuerdos con gobiernos locales para acelerar su adopción. El 19 de abril, Repsol firmó un pacto con el Ayuntamiento de Barcelona para fomentar el uso de autogás. El gobierno local se ha comprometido a la implantación de estaciones de servicio en la ciudad con este combustible y potenciar su uso entre la flota de vehículos municipales.

Málaga ha creado una bonificación del 75% en el impuesto de vehículos de Tracción Mecánica en el año siguiente a la compra o adaptación de un coche a autogás.

A finales de diciembre, Alberto Ruiz Gallardón firmó un acuerdo con el Presidente de Repsol, Antoni Brufau, para cerrar el año con 8 estaciones de servicio equipadas con abastecimiento de autogás en Madrid.

Según el representante de Repsol, una de las ventajas que ofrece el autogás es su consolidación. Se lleva utilizando desde los años 70. «Ya está creada. No requiere invertir miles de millones de euros en investigación”. Además, según explica Cortijo, su implantación es relativamente sencilla. “No implica unos costes desproporcionados. Entre 70.000 y 100.000 euros por cada estación de servicio».

La empresa espera que el mercado español siga los pasos de Alemania, donde, en tres años, los coches con autogás han pasado de 3.000 a 500.000. En Francia más de un 20% de los coches matriculados ya utilizan autogás.

Según Cortijo Belmonte, los ejemplos a seguir en Europa son Polonia e Italia, que cuentan con dos millones y un millón y medio de vehículos de autogás respectivamente.

«En Polonia la utilización se debe a sus particularidades geográficas. El país está lleno de coches alemanes de segunda mano que consumen bastante. Convertirlas a autogás hace que puedan mantener estos vehículos de una manera muy económica. En Italia en cambio influye mucho al concienciación medioambiental de sus ciudadanos».

Es improbable que esta sea una solución definitiva dado que se trata de una energía fósil pero podría representar un paso en positivo en los múltiples frentes energéticos que se están abriendo. Ya hay ejemplos de utilización de autogás en motores mixtos que fusionan electricidad con combustible. En Corea ya existen dos modelos que utilizan una mezcla de las dos, el Kia Forte Hybrid LPG y el Hyundai Elantra.

Repsol1

¿Sabías que, a día de hoy, más de 14 millones de vehículos en el mundo (7 millones en Europa) utilizan el autogás para abastecerse de combustible? En España, en cambio, apenas hay 3.000 vehículos privados que lo utilizan. Repsol ha puesto en marcha un plan con las vistas puestas en fomentar su adopción en nuestro país.

«En España su introducción se ha visto lastrada por una falta de interés por parte de las administraciones. Hasta hace unos años los impuestos y trabas legales hacían poco rentable su implantación. Los acontecimientos de los últimos meses hacen ver un futuro diferente”, explica Javier Cortijo Belmonte, técnico de desarrollo de negocio y marketing de Repsol.

La compañía espera tener más de 80 estaciones de servicio en España a finales de 2010 preparadas para abastecer a coches de autogás.

¿Qué es el autogás?

El autogás o GLP es un gas licuado que mezcla butano y propano. Su utilización reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 68% comparado con un motor de diesel, y las emisiones de CO2 entre un 10% y 15% comparado con la gasolina. Los vehículos con autogás instalado son ‘bifuel’. Esto significa que pueden ser utilizadas las dos modalidades, el combustible normal y autogás. La mezcla es más limpia y desgasta menos el motor, permitiendo una vida más larga al coche.

switching-to-autogas

Instalar este modalidad de combustible en un coche normal cuesta entre 1.800 y 2.000 euros, aunque ya hay marcas como Seat y Opel que empiezan a ofrecer esta modalidad en sus coches nuevos.

Acuerdos institucionales

La compañía está llegando a acuerdos con gobiernos locales para acelerar su adopción. El 19 de abril, Repsol firmó un pacto con el Ayuntamiento de Barcelona para fomentar el uso de autogás. El gobierno local se ha comprometido a la implantación de estaciones de servicio en la ciudad con este combustible y potenciar su uso entre la flota de vehículos municipales.

Málaga ha creado una bonificación del 75% en el impuesto de vehículos de Tracción Mecánica en el año siguiente a la compra o adaptación de un coche a autogás.

A finales de diciembre, Alberto Ruiz Gallardón firmó un acuerdo con el Presidente de Repsol, Antoni Brufau, para cerrar el año con 8 estaciones de servicio equipadas con abastecimiento de autogás en Madrid.

Según el representante de Repsol, una de las ventajas que ofrece el autogás es su consolidación. Se lleva utilizando desde los años 70. «Ya está creada. No requiere invertir miles de millones de euros en investigación”. Además, según explica Cortijo, su implantación es relativamente sencilla. “No implica unos costes desproporcionados. Entre 70.000 y 100.000 euros por cada estación de servicio».

La empresa espera que el mercado español siga los pasos de Alemania, donde, en tres años, los coches con autogás han pasado de 3.000 a 500.000. En Francia más de un 20% de los coches matriculados ya utilizan autogás.

Según Cortijo Belmonte, los ejemplos a seguir en Europa son Polonia e Italia, que cuentan con dos millones y un millón y medio de vehículos de autogás respectivamente.

«En Polonia la utilización se debe a sus particularidades geográficas. El país está lleno de coches alemanes de segunda mano que consumen bastante. Convertirlas a autogás hace que puedan mantener estos vehículos de una manera muy económica. En Italia en cambio influye mucho al concienciación medioambiental de sus ciudadanos».

Es improbable que esta sea una solución definitiva dado que se trata de una energía fósil pero podría representar un paso en positivo en los múltiples frentes energéticos que se están abriendo. Ya hay ejemplos de utilización de autogás en motores mixtos que fusionan electricidad con combustible. En Corea ya existen dos modelos que utilizan una mezcla de las dos, el Kia Forte Hybrid LPG y el Hyundai Elantra.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un bus hotel lento para viajar durmiendo y otras moderneces
¿Monárquico? ¿Republicano? The Guardian ofrece estas dos versiones ante la boda real
Cómo montar una fiesta entre muertos ilustres
Negathlón
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *