BRANDED CONTENT
17 septiembre, 2018    /   BRANDED CONTENT

Haz ‘match’ con tu compañero de piso

17 septiembre, 2018    /   BRANDED CONTENT    
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La sociedad ha cambiado mucho en los últimos años. Para bien en algunos aspectos, para mal en otros. La precariedad laboral ha hecho que se comparta piso durante más tiempo, que la gente se marche una época al extranjero en busca de un trabajo mejor y hasta que muchos dueños de inmuebles decidan alquilar una habitación para buscar una ayuda extra con la hipoteca. El cambio de mentalidad ha propiciado que aumente el número de solteros, que la gente se empareje mucho más tarde o que, aun teniendo pareja, postergue el momento de irse a vivir con ella. Hay pues nuevos modelos de familia y nuevas situaciones de convivencia.

Este cambio de situación debería venir acompañado de nuevas herramientas que sepan adaptarse a la nueva realidad. Y lo hace. En este contexto nace badi, la app líder para encontrar al compañero de piso perfecto. La idea es dejar de buscar compañeros de piso en entornos fríos en los que se habla de metros cuadrados y localización, pero no de convivencia. Estas plataformas pueden ser útiles para alquilar o comprar una casa entera, pero se revelan limitadas cuando se trata de alquilar una habitación, de buscar gente con la que, a fin de cuentas, vas a compartir una casa y una (porción de) vida.

yorokobu-badi_2

La génesis de badi surgió de la constatación de que buscar habitación era ciertamente aburrido, mientras que interactuar con personas en otras apps era mucho más divertido. Aparte de que la finalidad en ambos casos era diferente, había elementos de las apps de ligoteo y las redes sociales que podían ser extrapolables a la búsqueda de compañero de piso. La principal era dar protagonismo a la gente. Pero, ¿cómo se consigue conectar a personas con personas y no con pisos? A través de la información de tu perfil y de tus interacciones con el resto de usuarios, badi te recomienda a los mejores compañeros de piso. Su inteligencia artificial también tiene en cuenta factores como tu edad, tu estilo de vida y tus intereses. Tecnología al servicio de las relaciones humanas, vaya.

Permitidnos la indiscreción y hablemos ahora de edad. El perfil del compañero de piso ha cambiado y compartir casa ya no es cosa de estudiantes: el 75% de los usuarios de badi son jóvenes profesionales, oscilando la media de edad entre los 25 y los 35 años. Sí, somos más mayores, pero también más exigentes, a estas edades ya no estamos dispuestos a compartir casa con cualquiera, la búsqueda se vuelve más exigente y necesitamos herramientas que garanticen una convivencia lo más relajada posible.

Compartir piso ya no es cosa de estudiantes: el 75% de los usuarios de Badi son jóvenes profesionales, oscilando la media de edad entre los 25 y los 35 años

Por eso badi se ha convertido en solo dos años en el líder de su sector en España. Y próximamente fuera de ella, pues ya ha empezado su proceso de internacionalización en ciudades como Londres o París. Así que si te vas a pasar una temporada al extranjero harías bien en estar atento.

Badi se parece más a una red social que a una plataforma clásica de búsqueda de piso. No solo en su funcionamiento, ciertamente divertido, sino en una premisa básica: no dejarías que un tercero hiciera de mediador con tus amigos o con un potencial ligue, ¿cierto? Pues de la misma forma no deberías dejar que nadie lo hiciera con alguien con quien vas a compartir casa y quién sabe si una bonita amistad.

yorokobu-badi_1

La sociedad ha cambiado mucho en los últimos años. Para bien en algunos aspectos, para mal en otros. La precariedad laboral ha hecho que se comparta piso durante más tiempo, que la gente se marche una época al extranjero en busca de un trabajo mejor y hasta que muchos dueños de inmuebles decidan alquilar una habitación para buscar una ayuda extra con la hipoteca. El cambio de mentalidad ha propiciado que aumente el número de solteros, que la gente se empareje mucho más tarde o que, aun teniendo pareja, postergue el momento de irse a vivir con ella. Hay pues nuevos modelos de familia y nuevas situaciones de convivencia.

Este cambio de situación debería venir acompañado de nuevas herramientas que sepan adaptarse a la nueva realidad. Y lo hace. En este contexto nace badi, la app líder para encontrar al compañero de piso perfecto. La idea es dejar de buscar compañeros de piso en entornos fríos en los que se habla de metros cuadrados y localización, pero no de convivencia. Estas plataformas pueden ser útiles para alquilar o comprar una casa entera, pero se revelan limitadas cuando se trata de alquilar una habitación, de buscar gente con la que, a fin de cuentas, vas a compartir una casa y una (porción de) vida.

yorokobu-badi_2

La génesis de badi surgió de la constatación de que buscar habitación era ciertamente aburrido, mientras que interactuar con personas en otras apps era mucho más divertido. Aparte de que la finalidad en ambos casos era diferente, había elementos de las apps de ligoteo y las redes sociales que podían ser extrapolables a la búsqueda de compañero de piso. La principal era dar protagonismo a la gente. Pero, ¿cómo se consigue conectar a personas con personas y no con pisos? A través de la información de tu perfil y de tus interacciones con el resto de usuarios, badi te recomienda a los mejores compañeros de piso. Su inteligencia artificial también tiene en cuenta factores como tu edad, tu estilo de vida y tus intereses. Tecnología al servicio de las relaciones humanas, vaya.

Permitidnos la indiscreción y hablemos ahora de edad. El perfil del compañero de piso ha cambiado y compartir casa ya no es cosa de estudiantes: el 75% de los usuarios de badi son jóvenes profesionales, oscilando la media de edad entre los 25 y los 35 años. Sí, somos más mayores, pero también más exigentes, a estas edades ya no estamos dispuestos a compartir casa con cualquiera, la búsqueda se vuelve más exigente y necesitamos herramientas que garanticen una convivencia lo más relajada posible.

Compartir piso ya no es cosa de estudiantes: el 75% de los usuarios de Badi son jóvenes profesionales, oscilando la media de edad entre los 25 y los 35 años

Por eso badi se ha convertido en solo dos años en el líder de su sector en España. Y próximamente fuera de ella, pues ya ha empezado su proceso de internacionalización en ciudades como Londres o París. Así que si te vas a pasar una temporada al extranjero harías bien en estar atento.

Badi se parece más a una red social que a una plataforma clásica de búsqueda de piso. No solo en su funcionamiento, ciertamente divertido, sino en una premisa básica: no dejarías que un tercero hiciera de mediador con tus amigos o con un potencial ligue, ¿cierto? Pues de la misma forma no deberías dejar que nadie lo hiciera con alguien con quien vas a compartir casa y quién sabe si una bonita amistad.

yorokobu-badi_1

Compártelo twitter facebook whatsapp
Y el aceite se convertirá en jabón
Interiorismo experiencial: la experiencia de usuario salta al mundo real
Una imagen tan real que casi se puede tocar
Grabolaser: La tecnología láser entra en la creatividad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *