23 de enero 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Bajaciones: una nueva estrategia para no ir a trabajar

23 de enero 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El diccionario tenía un inmenso agujero. Faltaba una palabra imprescindible:
‘Bajaciones’ [baja+vacaciones]. «Dícese de una nueva y radical manera de conciliar la vida laboral y familiar en plena epidemia de gripe».
Los virus atacan. El ébola, la terrorífica ‘gripe de las cuatro semanas’… El mundo está lleno de bichos y ya que no son fáciles de exterminar, al menos, que sirvan para algo bueno. Para pillarse una baja por enfermedad y, en vez de pasar todo el día en el trabajo, estar con la familia.
Esta es la nueva palabra que ha inventado La Despensa. La agencia de publicidad se ha propuesto «crear algo bueno de algo malo», según su director creativo, Miguel Olivares. «Queríamos hacer que la gente que se siente mal porque está mala, se sienta bien ayudando a otros a estar más tiempo con su familia».
Disfrutar de unas bajaciones requiere contraer alguna enfermedad. A veces las dolencias vienen sin llamarlas pero a veces esquivan sin miramientos. En esos casos es cuando se hace necesaria una ayuda extra. La propuesta de La despensa es el contagio intencionado y para eso ha creado una «red social de préstamo de virus».

Esta red es bajaciones.com y funciona así:
➸ Te creas un perfil.
➸ Ves las personas que comparten virus.
➸ Eliges uno.
➸ Solicitas el envío de un ChupaATCHÚS chupado por una persona con ese virus.
➸ Recibes en casa un pack de tres ChupaATCHÚS con la enfermedad seleccionada (faringitis, catarro, gastroenteritis…).

«Solicitar una baja actualmente es muy complicado. Pensamos que debía haber una forma más radical para intentar la conciliación entre el trabajo y la vida familiar. Esa forma es esta red social de intercambio de virus», explica Olivares.
Esta campaña tiene como propósito «cuestionar el tema de la conciliación y llevarlo al extremo», indica el director creativo. «La enfermedad, al final, te salva y te permite pasar más tiempo con tu familia».
Los ChupaATCHÚS están a la venta, aunque, en realidad, no llevan virus. Todo lo contrario. La misión final es salvar vidas. Todo el dinero recaudado irá a Médicos Sin Fronteras.
bajaciones
bajaciones
bajaciones
bajaciones

El diccionario tenía un inmenso agujero. Faltaba una palabra imprescindible:
‘Bajaciones’ [baja+vacaciones]. «Dícese de una nueva y radical manera de conciliar la vida laboral y familiar en plena epidemia de gripe».
Los virus atacan. El ébola, la terrorífica ‘gripe de las cuatro semanas’… El mundo está lleno de bichos y ya que no son fáciles de exterminar, al menos, que sirvan para algo bueno. Para pillarse una baja por enfermedad y, en vez de pasar todo el día en el trabajo, estar con la familia.
Esta es la nueva palabra que ha inventado La Despensa. La agencia de publicidad se ha propuesto «crear algo bueno de algo malo», según su director creativo, Miguel Olivares. «Queríamos hacer que la gente que se siente mal porque está mala, se sienta bien ayudando a otros a estar más tiempo con su familia».
Disfrutar de unas bajaciones requiere contraer alguna enfermedad. A veces las dolencias vienen sin llamarlas pero a veces esquivan sin miramientos. En esos casos es cuando se hace necesaria una ayuda extra. La propuesta de La despensa es el contagio intencionado y para eso ha creado una «red social de préstamo de virus».

Esta red es bajaciones.com y funciona así:
➸ Te creas un perfil.
➸ Ves las personas que comparten virus.
➸ Eliges uno.
➸ Solicitas el envío de un ChupaATCHÚS chupado por una persona con ese virus.
➸ Recibes en casa un pack de tres ChupaATCHÚS con la enfermedad seleccionada (faringitis, catarro, gastroenteritis…).

«Solicitar una baja actualmente es muy complicado. Pensamos que debía haber una forma más radical para intentar la conciliación entre el trabajo y la vida familiar. Esa forma es esta red social de intercambio de virus», explica Olivares.
Esta campaña tiene como propósito «cuestionar el tema de la conciliación y llevarlo al extremo», indica el director creativo. «La enfermedad, al final, te salva y te permite pasar más tiempo con tu familia».
Los ChupaATCHÚS están a la venta, aunque, en realidad, no llevan virus. Todo lo contrario. La misión final es salvar vidas. Todo el dinero recaudado irá a Médicos Sin Fronteras.
bajaciones
bajaciones
bajaciones
bajaciones

Compártelo twitter facebook whatsapp
Minutos musicales para alegrar e inquietar el alma
La estructura de los periódicos digitales reproducen el yo, superyo y ello de Freud
Un hashtag para acabar con el piestureo
Jonas Lund: el artista que usa el ‘blockchain’ para vacilar al mercado del arte
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad