BRANDED CONTENT
Baleària

BRANDED CONTENT
Baleària
6 de julio 2020    /   BRANDED CONTENT
 

¿Por qué el barco es la mejor forma de llegar a Baleares?

6 de julio 2020    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los viajes en barco han jugado un papel fundamental en la historia de la humanidad. Durante siglos, las embarcaciones marítimas supusieron el único medio de transporte capaz de sortear el escollo que suponían los océanos y mares para aquellas civilizaciones que sintieron la necesidad de saber qué había más allá de sus orillas.

El periodista de la CNN Nick Thompson recabó en un artículo los 10 viajes en barco que cambiaron el mundo. En su lista incluía desde las incursiones por el Mediterráneo de los fenicios hace más de 3.000 años, con los que, entre otras cosas, difundieron el uso del alfabeto por el norte de África y Europa, hasta la travesía de Darwin a bordo del Beagle, donde cimentó las bases de El origen de las especies.

Tampoco se olvidó de los viajes de Magallanes, Elcano o los de James Cook. Ni del de los Padres Peregrinos que llegaron a Plymouth en el Mayflower en 1620. O del mucho más reciente récord de Bruno Peyro, quien, en 2005, consiguió dar la vuelta al mundo en 50 días y 16 horas a bordo de un catamarán.

Pero, además de vehículos de exploradores y aventureros, los barcos también han sido una inagotable fuente de inspiración para creadores de todo tipo de disciplinas

Julio Verne fue un enamorado de este tipo de embarcaciones. Siendo niño, su padre evitó que se embarcara en uno que estaba a punto de zarpar rumbo a la India. Aquel frustrado viaje le marcó de por vida. De mayor se desquitó. En su madurez llegó a tener tres yates, todos con el nombre de Saint Michael (con el apellido I, II y III, respectivamente).


Otro escritor que encontró en los barcos una de sus pasiones fue Hemingway. Además de inspiración para algunas sus obras más famosas, el autor de El viejo y el mar halló en su yate El Pilar el lugar en el que pasar largas horas pescando o simplemente dejándose llevar por la corriente.

Alberti, por su parte, siempre se consideró un marinero en tierra. El poeta gaditano sentía el mar con nostalgia, incluso cuando estaba cerca de él.

La lista de poetas que dejaron entrever en sus versos su especial relación con el mar es casi tan inmensa como él: Borges, Lorca, Neruda, Octavio Paz, Benedetti… Este último se preguntaba por el porqué de esta atracción en uno de sus poemas:

¿Qué es en definitiva el mar?
¿por qué seduce?, ¿por qué tienta?…

LAS VENTAJAS DE VIAJAR EN BARCO

Aunque no todos tengamos la capacidad de convertir en arte todo lo que nos inspira, pocos son los que escapan al poder embaucador del mar. Por eso volvemos a sus orillas siempre que podemos para disfrutar de su playas, para sumergirnos en sus aguas o para navegar a través de ellas.

No en vano, el barco proporciona posiblemente la mejor forma de viajar y de llegar al destino: atisbando su presencia desde el horizonte y acercándose poco a poco a la costa, con la pausa que solo el mar puede ofrecer.

Arribar, por ejemplo, a Mallorca desde un ferri de Baleària es una de las mejores maneras de llegar a la isla.Lo mismo ocurre con el resto de las Baleares o de cualquiera de los demás destinos de la compañía (Ceuta, Melilla y Canarias, o Marruecos, Argelia y Bahamas). 


Las razones no son solo estéticas o perceptivas. Si no también prácticas. Entre ellas, destacan principalmente los amplios espacios así como las terrazas de las que los pasajeros podrán disfrutar durante la travesía.

Poder llevar su vehículo (o motocicleta o ciclomotor) a bordo para poderlo utilizar después en el destino es otra de las razones por las que muchos viajeros optan por el barco.

Los que viajan con sus mascotas, por su parte, también encuentran ventajas a la hora de viajar con la compañía naviera. Baleària ha añadido un servicio que garantiza la máxima comodidad para su animal de compañía. En algunos de sus ferris ha habilitado camarotes especiales en los que los pasajeros pueden viajar junto con sus mascotas. Además de bebedero y una cama para el animal, estos camarotes con todas las comodidades para los pasajeros cuentan con un protocolo de limpieza especial para garantizar la máxima higiene.

Frente a otro tipo de transportes en los que el trayecto es un mero trámite necesario para llegar el destino, la estancia en estos barcos es una parte esencial del viaje, y puede que de lo mejor. De eso se encargan los servicios de a bordo, como la plataforma de entretenimiento online en los llamados smart ships, las zonas exteriores en las que disfrutar de las vistas del mar, el servicio de restauración, las compras a bordo, las piscinas en algunos o las zonas de recreo.



En este peculiar verano, además, Baleària ha implementado todas las medidas de seguridad contra el coronavirus, avaladas por el certificado Global Safe Site Covid-19 Excellence otorgado por Bureau Veritas. Además de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Entonces, ¿te queda claro ya por qué el mar es la mejor forma de llegar a tu destino?

Los viajes en barco han jugado un papel fundamental en la historia de la humanidad. Durante siglos, las embarcaciones marítimas supusieron el único medio de transporte capaz de sortear el escollo que suponían los océanos y mares para aquellas civilizaciones que sintieron la necesidad de saber qué había más allá de sus orillas.

El periodista de la CNN Nick Thompson recabó en un artículo los 10 viajes en barco que cambiaron el mundo. En su lista incluía desde las incursiones por el Mediterráneo de los fenicios hace más de 3.000 años, con los que, entre otras cosas, difundieron el uso del alfabeto por el norte de África y Europa, hasta la travesía de Darwin a bordo del Beagle, donde cimentó las bases de El origen de las especies.

Tampoco se olvidó de los viajes de Magallanes, Elcano o los de James Cook. Ni del de los Padres Peregrinos que llegaron a Plymouth en el Mayflower en 1620. O del mucho más reciente récord de Bruno Peyro, quien, en 2005, consiguió dar la vuelta al mundo en 50 días y 16 horas a bordo de un catamarán.

Pero, además de vehículos de exploradores y aventureros, los barcos también han sido una inagotable fuente de inspiración para creadores de todo tipo de disciplinas

Julio Verne fue un enamorado de este tipo de embarcaciones. Siendo niño, su padre evitó que se embarcara en uno que estaba a punto de zarpar rumbo a la India. Aquel frustrado viaje le marcó de por vida. De mayor se desquitó. En su madurez llegó a tener tres yates, todos con el nombre de Saint Michael (con el apellido I, II y III, respectivamente).


Otro escritor que encontró en los barcos una de sus pasiones fue Hemingway. Además de inspiración para algunas sus obras más famosas, el autor de El viejo y el mar halló en su yate El Pilar el lugar en el que pasar largas horas pescando o simplemente dejándose llevar por la corriente.

Alberti, por su parte, siempre se consideró un marinero en tierra. El poeta gaditano sentía el mar con nostalgia, incluso cuando estaba cerca de él.

La lista de poetas que dejaron entrever en sus versos su especial relación con el mar es casi tan inmensa como él: Borges, Lorca, Neruda, Octavio Paz, Benedetti… Este último se preguntaba por el porqué de esta atracción en uno de sus poemas:

¿Qué es en definitiva el mar?
¿por qué seduce?, ¿por qué tienta?…

LAS VENTAJAS DE VIAJAR EN BARCO

Aunque no todos tengamos la capacidad de convertir en arte todo lo que nos inspira, pocos son los que escapan al poder embaucador del mar. Por eso volvemos a sus orillas siempre que podemos para disfrutar de su playas, para sumergirnos en sus aguas o para navegar a través de ellas.

No en vano, el barco proporciona posiblemente la mejor forma de viajar y de llegar al destino: atisbando su presencia desde el horizonte y acercándose poco a poco a la costa, con la pausa que solo el mar puede ofrecer.

Arribar, por ejemplo, a Mallorca desde un ferri de Baleària es una de las mejores maneras de llegar a la isla.Lo mismo ocurre con el resto de las Baleares o de cualquiera de los demás destinos de la compañía (Ceuta, Melilla y Canarias, o Marruecos, Argelia y Bahamas). 


Las razones no son solo estéticas o perceptivas. Si no también prácticas. Entre ellas, destacan principalmente los amplios espacios así como las terrazas de las que los pasajeros podrán disfrutar durante la travesía.

Poder llevar su vehículo (o motocicleta o ciclomotor) a bordo para poderlo utilizar después en el destino es otra de las razones por las que muchos viajeros optan por el barco.

Los que viajan con sus mascotas, por su parte, también encuentran ventajas a la hora de viajar con la compañía naviera. Baleària ha añadido un servicio que garantiza la máxima comodidad para su animal de compañía. En algunos de sus ferris ha habilitado camarotes especiales en los que los pasajeros pueden viajar junto con sus mascotas. Además de bebedero y una cama para el animal, estos camarotes con todas las comodidades para los pasajeros cuentan con un protocolo de limpieza especial para garantizar la máxima higiene.

Frente a otro tipo de transportes en los que el trayecto es un mero trámite necesario para llegar el destino, la estancia en estos barcos es una parte esencial del viaje, y puede que de lo mejor. De eso se encargan los servicios de a bordo, como la plataforma de entretenimiento online en los llamados smart ships, las zonas exteriores en las que disfrutar de las vistas del mar, el servicio de restauración, las compras a bordo, las piscinas en algunos o las zonas de recreo.



En este peculiar verano, además, Baleària ha implementado todas las medidas de seguridad contra el coronavirus, avaladas por el certificado Global Safe Site Covid-19 Excellence otorgado por Bureau Veritas. Además de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Entonces, ¿te queda claro ya por qué el mar es la mejor forma de llegar a tu destino?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Artemio Rodríguez: el último artesano de la ilustración
Fernando de Pablo: “En la creatividad no vale el complejo de Peter Pan. Hay que ser Peter Pan”
NAH! o cómo una revista de noticias falsas se convirtió en compañía de branded content
Arte callejero de mala calidad y con recochineo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies